web analytics

Informe desfavorable de Medio Ambiente a los ‘molinos gigantes’ de Brieva

El proyecto de creación de un parque eólico en Brieva, basado en tres aerogenadores de última tecnología y de una envergadura de hasta 186 metros, está tocado de muerte. El pasado 5 de junio el servicio territorial de Medio Ambiente de Segovia emitía un informe desfavorable a las correciones al proyecto de impacto ambiental de la instalación presentado en abril por los promotores, Jarmar Eólica SL. Así, a la oposición de los municipios colindantes a la instalación (Brieva, Basardilla, Adrada y Espirdo), se suma ahora la de Medio Ambiente.

Básicamente, las razones del informe desfavorable se basan en la coincidencia de la zona con áreas de caza del águila imperial ibérica y de otras especies protegidas, como los murciélagos, así como el impacto visual, de más de 20 kilómetros, que comportarían las tres torres. Frente a eso, los promotores señalan que no existe figura específica de protección en la zona, a lo que Fomento replica que  “no puede asegurarse que las actuaciones proyectadas, tanto individualmente como en combinación con otros proyectos, no cause indirectamente perjuicio a la integridad del parque natural Sierra de Guadarrama y la Cueva de los Murciélagos“.

Finalmente, Medio Ambiente “que deben existir otras alternativas de ubicación del proyecto evaluado con menores afecciones sobre los valores estudiados”.

Actualmente, la tendencia en la generación de energía eólica es avanzar hacia molinos de hasta 200 metros, capaces cada uno de producir 3MW de energía. Son instalaciones más eficientes, baratas y respetuosas con el medio al reducir drásticamente la concentración de torres y aumentar la producción. Sin embargo tienen un enorme impacto paisajístico. En los municipios afectados consideran que, además de afectar a la ornitología, la afección visual  restaría atractivo turístico y residencial a la zona (uno de los principales modus vivendi de la comarca), por lo que se han movilizado instando a llevar los molinos a otra parte. El problema es que no vale “cualquier otra parte”. Optimizar los molinos precisa ubicaciones abiertas, sin obstáculos para los flujos de viento. Tal vez el parque de La Matilla esté tocado de muerte, pero el debate no ha hecho más que empezar. ¿Torres inmensas o energía limpia?

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. Buena noticia, una batalla más para los recurrentes ciudadanos. Pues nada empezaremos a escuchar los berreos-arenga (sin opinión fundada) del comentarista oficial del digital, contra todos… los que no piensen como él y los dictados de su amo.

    Post a Reply
    • Si con lo de “comentarista oficial” te refieres a mi, te equivocas. Me alegro mucho-muchísimo de que los recurrentes ciudadanos hayan ganado esa batalla que dices. De verdad que pienso como tu Kali Mero.
      A mi lo que me gustan son las centrales de carbón, que no molestan a las águilas en su cazar. Tendrían que quitar todos esos molinos del demonio, que no hacen más que ruido y matar águilas y murciélagos. También tendrían que quitar todos esos paneles solares, que deslumbran a las águilas cuando cazan. También estoy en contra de las centrales hidroeléctricas, que necesitan un embalse que inunda zonas donde cazan las águilas y los murciélagos.
      De verdad, que pienso como tu.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *