web analytics

Fiestas de campo, semáforos eternos y un corner del Real Madrid

Me he pasado la semana en el campo, que no digo yo que el aire fresco no sea bueno, pero tanto de golpe y con tantas cosas flotando en el ambiente… no sé. Comprenderá que no me he perdido un solo encierro de Cuellar donde varios toros se han quedado sin encerrar y junto al polvo del campo flota cierto mal rollo peremne entre dos bandos irreconciliables en torno a las fiestas taurinas. No me meto, que acabo llevándome un revolcón y yo los toros desde, la barrera, que no estoy para trotes.

No se podía saltar uno tampoco el picnic del PP en Prádena, que allí estaban todos, generales, tropa y los de los escalones intermedios. A ver, es como algunas etapas de esas en alto de la Vuelta (qué bien lo estoy pasando este año con el ciclismo): no son de las que te dan el triunfo final si subes bien, pero si no la haces aseada, quizá puedas perder todas las opciones… Pues eso. Ya está en marcha el curso (y las carreras) en el PP de Segovia.

La política (huy, no, perdone que fue el deseo popular) me llevó también a la pradera de La Fuencisla, que aunque no me gustan las cosas forzadas no quería yo perderme al anterior regidor emocionado por el calor popular de los que le llenaron de besos y abrazos esa mañana en su homenaje. Del discurso del protagonista ante trescientas personas entendí que los participantes realmente no le homenajeaban a él en ese momento, sino a la misma Segovia. Vamos, que la ciudad tiene personalidad humana y la hemos dejado ir… Tremendo. Confieso que se me erizó el pelo de la nuca en varias ocasiones.

Ahí también quería yo ver si alguien me definía algo sobre si Luquero va a ser candidata a la Alcaldía o qué, pero nada, que no había demasiados a los que preguntar y los que estaban, incluida la interesada, se empeñan en prolongar la emoción (si existiere). Pues a esperar.

Esto va poco a poco, que esta semana ya hemos tenido bastante con conocer, a pie de Acueducto, donde le recibieron los de aquí, al favorito para Castilla y León del recién llegado aparato del PSOE federal. Se llama Tudanca y está llamado a ser (si Villarubia no me sorprende) el siguiente eslabón en el “proceso renovador” que no sé yo cuando llegue a la provincia cuánto renovará. Estoy ansioso.

Toca hablar de liquidaciones, que se ha cerrado el quiosco de la Cámara Agraria provincial, que los tiempos obligan. Me parece acertado. Se ha interrumpido además la liquidación de Segovia 21, que finalmente no irá a concurso de acreedores gracias a que Bankia da crédito otra vez.

La entidad no gana para disgustos en Segovia, que se ha encontrado con la petición de UPyD de que se olvide voluntariamente del crédito que pesa sobre el Torreón de Lozoy paga -sólo los intereses, de momento, que en 2017 hay que empezar a amortizar- la Fundación Caja Segovia que así vive asfixiada. Recomiendan, muy serios, que acudan a los anteriores directivos y consejeros a cobrar la deuda… ¡Qué buen humor! No se yo si Goirigolzarri, el presidente, que parece un hombre muy serio, lo va a comprender.

Bueno, que viene el curso escolar y ya verá como hay jaleo, que anda el personal mosqueado con lo de los comedores escolares, modificados con “veranidad” (qué bonita palabra) por Educación y los sindicatos y hasta IU, mosqueados, claro. No es l único frente, ya lo sabe. Pues nada, otra cosa que no cambia.

Fíjese sino en los titulares de prensa: los hay que hablan del CAT (¡novedad!), que ya tiene empresa adjudicada para acabar el edificio famoso. Falta el de “empiezan las obras”, en unos días. Pero si hay una referencia que se lleva el premio porque puede encontrarla cada semana desde hace meses es la “instalación de un semáforo en la carretera de La Granja”. Como la obra de El Escorial, oiga. Eso sí, la edil Maroto se ha hecho un álbum sólo con este proceso. Hay queda, para los nietos.

La verdad es que no tendría que quejarme, que yo me muevo más por zonas peatonales de la ciudad, como el Azoguejo, a ver a los turistas, que me divierte y de paso ejercito los idiomas. (A la cuesta de San Juan no quiero ni mirar, que se han lucido ¡Tengo un disgusto!). En ese empeño me fijé en una guía turística que “soltaba” a su grupo de guiris “35 minutos”, no sin recomendarles que si necesitaban usar un servicio, el de las oficinas de turismo estaba a su disposición…

¡Así va el torno! Entre los que evacuan y los que sin duda acudirán como mosca a la miel al corner del Real Madrid colocado en la tienda de la oficina esta misma semana. Seamos serios: Vender mercadería de fútbol en la oficina de Turismo seguro que es muy natural, tanto como vender lavadoras. Pero hombre… ¡la de todos los equipos y así no faltamos a nadie! ¿No?

Hoy tengo una dedicatoria musical para Carlos Olías, el speaker de Bilbao. Será solidaridad de pinchadiscos parlanchín e improvisador o que el personal no deja de sorprenderme.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Lo del Real Madrid, y soy muy blanco, no lo sabía ¡manda de esos! si la calle San Juan es una plasta gorda esto no queda lejos. Por cierto lo de las renovaciones en los partidos no se lo creen ni ellos, sigen las mismas caras, todas toditas todas, en unos y otros. Y si no, al tiempo, que llegan elecciones. Esto no lo soluciona ni paellas, ni judiones, ni Podemos.

    Post a Reply
  2. Para mí que la cara oculta para el “nuevo PSOE” es la señora Maroto. Sale más en los papeles que el ex Arahuetes que ya es decir. Eso sí “look”, lo que se dice “look”, el Pedro Sánchez…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *