web analytics

Estrenos de temporada

Soy una persona de orden y eso implica cosas como exigir que las vacaciones de agosto se acaben el 1 de septiembre, nunca antes. Eso si, en el primer día de escuela, aquí me tiene, dispuesto a cumplir mis tareas de comentarista. Además, no le oculto que albergaba la esperanza de encontrar una fiesta de inicio de temporada en la empresa editora de acueducto2.com pero, chico, ni un canapé. Mis jefes, otros que son “de orden”. De la del puño cerrado.

En mis días de asueto he comprobado que “el turismo nacional” ha salido en tromba a llenar playas y montañas y todos sus bares y alojamientos como si no hubiera un mañana. No se, o el personal ha ahorrado mucho, mucho, o vamos a ver como viene el otoño, que sólo en luz vamos a gastar un dinerete y no es lo único que ha subido, me temo que para no bajar.

Decía lo de los turistas. Pero hombre, si hasta los anticapitalistas se juntan a trabajar ideas de “izquierda real” en plan campamento de verano en territorio segoviano. Eso si, controlando los gastos que allí se expedían tarjetas de consumición con un precio mínimo de diez euros aunque estuvieras de visita y sólo quisieras tomar un café (a dos euros, precio plaza Mayor) Pues habrá habido beneficios, digo yo, que uno puede ser anticapitalista, pero en lo que no cambie el sistema hay que cuadrar las cuentas. ¿No?

A ver, columpiadas involuntarias de verano. Este martes se jactaba el secretario del PSOE segoviano, José Luis Aceves, de convocar una rueda de prensa en la que ¡aceptaba preguntas! e ironizaba que su comparecencia no sería como “las de otros” que convocan sin dejar hacer su trabajo de preguntones a los profesionales de la información. Muy bien como declaración de intenciones, si no fuera porque su jefe, el presidente Sánchez, convocaba al día siguiente a la prensa para soltar su parrafada periódica sin admitir, como es habitual, una sola pregunta… Lo malo de todo esto es que los periodistas —¡Ay, qué gremio!— aguantan estas cosas. (Y no sigo por este camino que mi jefe ya me está mirando por encima de las gafas).

Hombre, una de las cosas que dijo el presiente del Gobierno es que se ha cumplido el compromiso de vacunar al 70 por ciento de la población en el plazo aquel de los cien días aunque, siendo estrictos, se ha pasado la fecha en dos semanas… Vale, no es mucho. Por ejemplo, en una obra que se realice en Segovia ese retraso casi se celebra por ser muy corto. He leído por ahí que los ascensores urbanos de San José ya han superado el centenar de días de retraso y en otro titular que el concejal, Merino, dice que acabará esa obra “como sea”, aunque no dice cuando que ya sabe que cuando “la pieza la traen de Alemania” la cosa lleva su tiempo.

Hala, ya estoy en el Ayuntamiento y me acuerdo de que hay que dar la bienvenida a la nueva edil del PSOE, Fuencisla Yagüe, a la que me han dicho que han habilitado mesa, silla y espacio a modo de despacho en las dependencias de la Concejalía de Desarrollo Económico. El que me lo ha contado quería apostarse un euro a que esa mesa no se estrenará en este mandato y yo le he dicho que no sea exagerado que la Concejalía de Agenda Urbana y Fondos Europeos va a estar llenita de contenido y que su destino es muy importante en el equipo de Gobierno… Vale. No he aceptado la apuesta.

Hala, más cosas típicas del verano. Por ejemplo, el tour, sin bici, que es en coche oficial, que se está marcando por los pueblos el presidente provincial, Miguel Ángel de Vicente, repitiendo un clásico que ya realizaba cada verano su antecesor, Francisco Vázquez, con buenos resultados de popularidad. Debe ser que los alcaldes y ciudadanos agradecen la visita del presi, aunque sea como la visita del médico en algunos casos…

A estas alturas, otros años, yo también caería en los clásicos y repasaría los festejos celebrados aquí y allá pero ya sabe, esto de las no fiestas no da para mucho. Fíjese que hasta las de San Luis se han quedado en un paseo —ni una carrera siquiera— de fuente en fuente para los 577 que lograron entradas ese día.

Así, lo más movido en la provincia es el banquillo de curas de la provincia con varios cambios de titulares de las parroquias en plan dominó, que al parecer al obispo no le gusta que se mantengan mucho tiempo las mismas responsabilidades. Hala, a aprenderse la nueva alineación de pastores que aquí también hay inicio de temporada con novedades.

Ah, si, que no me olvide del homenaje al Batallón de costura que se ha rendido en Espirdo, con nombramiento de una plaza e instalación de monumento —reconozco que el arte contemporáneo es, a veces, muy difícil para mi— recordando el trabajo que hicieron aquellos voluntarios cuando la pandemia arreciaba y jurábamos que “saldríamos de esta siendo mejores”. ¡Qué cosas se dicen a veces!

Y que tampoco se me olvide mencionar las protestas contra la reforma de la Atención Primaria que se han dado estos días por toda la provincia. Se prepara una gran manifestación para este mismo mes aunque ardo en deseos de saber si vendrán a manifestarse los residentes de verano que ya han vuelto a sus casas de invierno… Ya veremos.

Lo que creo que le contarán también desde esta redacción será el pleno del Ayuntamiento de Segovia donde no se deciden a recuperar las sesiones presenciales y con público. A ver, de ordinario, ahí van 25 concejales que tienen silla en el hemiciclo y media docena de periodistas, si llega. Teniendo en cuenta que hay 85 plazas, incluidas las de concejales eso se podría organizar para que entraran todos ¿No? Encima me pongo a pensar que mientras las empresas pelean por recuperar la normalidad en el trato directo a sus clientes es precisamente la administración, en todos los niveles, la que sigue manteniendo las máximas restricciones para el trato presencial… Será por nuestro bien, seguro.

Hala, no le incordio más. Tome con fuerza el nuevo curso, haga una colección de esas por fascículos semanales, al menos las seis primeras entregas, como cada año, y manténgase protegido. Piense que San Frutos está a la vuelta de la esquina y este año cae en lunes. Menudo puente.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *