web analytics

El Ayuntamiento desvela los primeros ocupantes del Cide: dos concejalías

El Gobierno municipal ha desvelado este 5 de marzo los nombres de los que serán los primeros ocupantes del edificio del Cat, que lleva el pomposo nombre de Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (Cide). No se trata de empresas, sino las concejalías de Desarrollo Económico y Empleo y la de Innovación que dirigen respectivamente Jesús García y Alberto Espinar, un hasta ahora discreto edil que se “estrenó” en el debate público en el último pleno respondiendo a una moción de Ciudadanos.

La justificación del traslado de oficinas de las dos concejalías al edificio de la media cúpula —la primera tiene ahora su sede en la Albuera y la segunda en el mismo Consistorio— es que de esta manera podrán “atender al público, coordinar el ecosistema de innovación y desarrollar su actividad desde esta infraestructura”.

Es una de las principales conclusiones de la presentación, este 5 de marzo, del proyecto de gestión del edificio a los grupos políticos, un documento que se asegura que está redactado y completado pero que no se ha facilitado a los medios de comunicación. A cambio, se ha enviado a las redacciones una nota de prensa que contiene un somero listado de las instalaciones con las que contará el edificio de la calle Campos de Castilla envuelto con declaraciones de intenciones sobre la actividad que se espera desarrollar allí como que “el Cide se concibe como un espacio preparado para la innovación y su oferta de servicios responderá a las demandas reales de quienes lo ocupen”.

La comunicación oficial del Ayuntamiento indica que “en ese listado de servicios figuran espacios de coworking, [una suerte de espacios de oficinas compartidas] de formación y co-creación para incubadora de start-ups [empresas en desarrollo a partir de ideas innovadoras vinculadas a la tecnología] y para marketing; un salón multifuncional para congresos, reuniones o encuentros (250 metros cuadrados) y espacios para servicios (cafetería, almacén, cocina…), entre otros”.

En la parte obvia, se da cuenta de que habrá servicios generales de seguridad y control de acceso, aparcamiento para 85 coches, la mitad en sótano y el resto en superficie y con cinco de las plazas para vehículos eléctricos, además de un espacio para bicis y patines y hasta un mostrador de recepción.

Así las cosas, de los 5.500 metros cuadrados útiles del edificio, restando las zonas comunes de la planta baja quedan 3.000 metros destinados a oficinas que ocuparán las tres plantas superiores que se planifica dividir en espacios de 73 metros cuadrados, las pequeñas, y 785 metros cuadrados, las grandes, por las que se prevé cobrar un precio máximo de 15 euros el metro cuadrado. Si se aplicara ese máximo, la oficina más pequeña costaría 1.095 euros al mes; el que quiera la grande, 11.775 euros cada mensualidad. Eso si, con derecho al uso de espacios comunes, que no tendrá suplemento para los inquilinos. No obstante, se cuenta con que el precio final sea bastante menor, según ha indicado el concejal, Jesús García, que recordó que ese es el precio “máximo” y el definitivo se fijará más adelante.

En tres años, lleno

Pese a que la planificación de la actividad del edificio parece activarse definitivamente y el Ayuntamiento ya trabaja en la definición del modelo de gestión —se tiende a la gestión directa— y en los pliegos de contratación para la adjudicación de espacios, tal como asegura el concejal de Innovación, que incluso se muestra esperanzado en que las oficinas comiencen a ocuparse a partir de junio, lo cierto es que el inmueble parece atrapado en una especie de maldición que retrasa eternamente su terminación.

Tras los sucesivos estancamientos durante los largos años de construcción del grueso del edificio, incluyendo la quiebra de una de las constructoras, el final de los trabajos sigue dando problemas. La empresa Rogasa, adjudicataria desde octubre de 2018 de las obras de terminación del edificio por un montante total de 3,2 millones de euros acaba de advertir al Ayuntamiento que necesita nuevas prórrogas sobre las ya consumidas para concluir los trabajos.

Como se sabe, el contrato fijaba que la entrega del edificio se produciría el 8 de enero, aunque la empresa retrasó por su cuenta el plazo hasta el 29 de febrero asumiendo incluso las “multas” de 125.000 euros impuestas desde el Ayuntamiento por la demora. Pasada también esa fecha, ahora se confía en que sea el 15 de marzo cuando se declare terminada totalmente la construcción, aunque está por ver si esta vez se cumple el compromiso.

En estas condiciones, se requiere un ejercicio de fe para pensar que las ocho empresas que en diciembre de 2018 mostraron su interés por instalarse allí sigan manteniéndolo intacto ahora, 15 meses después. García si confía en que todas ellas acudan a la oferta municipal y además se sumen al grupo “dos más, segovianas, que contactaron con nosotros durante el Bussines Market” celebrado el mes pasado.

Si se hace caso a las previsiones del edil, en el primer año y medio de funcionamiento del Cide se habrá ocupado la mitad del espacio destinado a oficinas y en el plazo máximo de tres años se habrá colmatado el espacio. García no deja muy claro si ese cronograma es un plan preciso o más bien un deseo.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

19 Comments

  1. Alucinante. Más de 3.000 millones de pesetas para esta idiotez. Debería ser delito por malversación de fondos sustraídos a los pobres ciudadanos.

    Post a Reply
    • A mí doña Clara no me engaña más veces. Si demolemos dicho edificio ganamos dinero. Este edificio nos ba a costar más dinero en los próximos años. Y lo vamos a pagar todos los segovianos de la capital.

      Post a Reply
      • A ver María, ni Doña Clara ni nadie del soe engañan a nadie. El problema es esperar peras del Olmo. Palabrería un montón eso si

        Post a Reply
  2. A la hoguera con ellos …. me siento tonto del todo!!

    Post a Reply
  3. Dónde está Indra, Clara?

    Post a Reply
  4. Sobre todo habrá que derrochar una pila de euros en un edificio que se tendrá que dotar de toda una infraestructura acorde a su volumen, que no es moco de pavo. Para este viaje no se necesitaban tantas alforjas. Una nueva locura de cómo no se debe gestionar el erario público. La ciudad patas arriba desde hace unos años y la gestión municipal se basa en pagar pufos de mala gobernanza. No aprendemos.

    Post a Reply
  5. Y a las posibles empresas se les informará de la situación actual de la rotonda de “la Choricera”, de los atascos en las horas de llegada de los horarios más habituales de los Avant.
    Para que lo tengan en cuenta cuando fijen sus horarios de entra y salida.
    También tengan en cuenta que a esa rotonda llegan todos los vehículos desde Madrid, desde los polígonos de Hontoria y parte del Cerro, la salida de los hipermercados…

    Post a Reply
  6. A la cárcel con ellos…me siento tonto del todo.

    Post a Reply
  7. El CIDE, CAT, o como quiera llamarse ahora, es el auténtico pufo de este Ayuntamiento. Una engañifa de tomo y lomo. Están las empresas haciendo cola para instalarse, y pagar más de 1000 euros por despacho, y encima en el quinto coñ…¡¡ Me parto de la risa!!.

    Post a Reply
  8. El mausoleo del CAT acoge concejalías en fase terminal. Llévense allí también la concejalía de Cultura que desde hace años que está moribunda. Qué nefasta gestión de Clara Luquero y de su equipo.

    Post a Reply
  9. Y el tercer ocupante: la Concejalía de Cultura. Así llenan el edificio de actividades pseudoculturales de esas que estamos tan acostumbrados en Segovia

    Post a Reply
  10. ¿Pero han dicho de qué lo van a llenar en tres años?

    Igual lo convierten en un centro de innovación porcina…

    Post a Reply
  11. …. y como va el edificio Vicam vivero de empresas de la faisanera? ha llegado ya la fibra óptica? está lleno? hay algún departamento de diputación allí? lo pregunto porque se pone mucho foco en el cat o cide… pero de la faisanera, quitapesares, pufo de la diputación…. o como lo quieran llamar, nada de nada

    Post a Reply
  12. Lo del CAT es un despropósito detrás de otro, más de veinte millones de euros para luego llevar dos concejalías. ¿Dónde están las famosas empresas que en prensa han anunciado repetidas veces que irán allí? Es penoso este ayuntamiento, siempre dando noticias del tipo “se está estudiando”, “se está pensando”, “se va a hacer” y así, y nunca hechos reales, salvo las sentencias que le obligan a pagar una millonada por cualquiera de los muchos pleitos acumulados. Deberían ser juzgados por malversación, como poco. Tenemos lo que nos merecemos, a disfrutar de lo votado, señores.

    Post a Reply
    • No te preocupes que empresas habrá, lo que pueda llegar a costar es otro cantar. Eso de las empresas de Segovia Interesadas huele a kilómetros; estará interesante ver los próximos movimientos y afecciones.

      Post a Reply
  13. Más caña de la oposición para sacar a estos piratas del ayuntamiento , menuda herencia nos dejó cacahuetes!! Que nos nos olvidemos de el.

    Post a Reply
  14. Y la SG 20 para que año se acaba? Y las bonificaciones del Ave y de la Ap 61 para cuándo, Ábalos y Aceves?. Y la variante de San Rafael?. Se lo llevó el viento todo. Mentiras tras mentiras.

    Post a Reply
  15. Jajajajajajaja…… dos concejalías.
    Nos llegaron a decir que si Indra,…… que algo del 5G,…… que tropecientas empresas tecnologicas que se rifaban ese espacio,……. que si una academia de baile,……. jajajajaja,…. pero ¿dos concejalías?….. jajajajajaja,….. eso no nos lo dijeron nunca, ¿verdad Doña Clara?
    Jajajajaja…… el “mejor alcalde de Segovia” se tiene que estar descojonando de la risa.
    Jajajajaja,….. como se “disfruta” disfrutando de lo votado.
    ¿Y van a hacer visitas guiadas, para ver ese “prodigio tecnológico” de 20 millones de euracos, o solo lo van a “disfrutar” ellos solitos?

    Post a Reply
  16. Lo de llevar dos concejalías está un claro síntoma del desinterés real que suscita este monstruoso edificio a las empresas. Quitaría la E del nombre, la verdad.
    Y en cuanto al plazo de finalización… los que pasamos diariamente por allí y sabemos del tema, dudamos que este puesto en servicio en marzo… quizás para junio, como pronto.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *