web analytics

De rositas, Merino se fue de rositas

Según la primera de las sentencias firmes de la Gürtel Jesús Merino, que fuera vicepresidente de la Junta de Castilla y León, diputado por Segovia  de 2000 a 2010, secretario general del PP de CyL, senador y, por no hacer largo, baranda de pro, cobró 331.000€ por intermediar con políticos del PP para la concesión de obras públicas. Le caen por eso dos condenas de 21 y 22 meses de cárcel, 18.000 de sanción y 216.000€ de multa.

Si no tienes antecedentes en España no sueles ir a la cárcel por penas inferiores a 2 años. Cuando en un mismo sumario la suma de varias menores a esos dos años supera esa cantidad, como es el caso, tampoco, salvo que el fiscal lo solicite expresamente. En el tema Gürtel ya firme el fiscal pidió esa medida para los que sumaban 5 años. Bien, en realidad lo pidió para todos, Merino, incluido, pero luego rectificó y dijo que Merino no, que se había equivocado y que solo de cinco años para arriba (menuda tarde debió pasar don Jesús).

Según sabemos ahora, Merino pagó una nueva multa que no llega a cuatro euros por día de condena, 4.800€ en total, y ya es de nuevo un honorable ciudadano. Echando cuentas, del caso Gürtel Merino ha sacado más de 100.000€ limpios de polvo y paja. Y uno piensa en todos estos desdichados que pueblan la sección de sucesos de acueducto2, trincados con unos poco miles de euros, a veces cientos, en coca o en cogollos, que les piden cuatro, cinco, siete años… Ejemplar.

Pero volvamos a Merino. Porque, internos, todos sospechamos que en realidad esto de los 331.000 de la Gürtel son solo la punta de un iceberg. El iceberg Merino, décadas cobrando pastizales por cuenta de contratos amañados. ¿Cuántos? Bien cerquita tenemos uno de los más sustanciosos y por los que este listo de Hontalbilla ha salido, como siempre, de rositas.

Allá por 2000 un elegante empresario, Elias Benatar, aparecía de la mano de Jesús Merino en el palacio de la Diputación de Segovia.  Se reunieron con Atilano Soto y poco después se informaba que para urbanizar Quitapesares se contrataba a la empresa del primero, Fomento Territorial. La empresa de Benatar se encargó de gestionar las contratas que desarrollaron Quitapesares, el golf, las calles hoy vacías, las 30 viviendas en pie… Se firmaron contratos por unos 10M€. entre otras, con la empresa de un tal José Luis Ulibarri, empresario de la comunicación y que suele salir en este tipo de artículos. Con motivo de las investigaciones de la Gürtel posteriormente se supo que entre 2014 y 2007 Benatar pagó a empresas de Merino 1,2M€, dinero que Benatar aseguró que “nada tenían que ver con Segovia 21”, tampoco dijo con qué tenían que ver, la verdad.

De creer a Benatar, por tanto, Merino se dedicaba, además de la política, a redactar informes jurídicos que el segoviano y su señora cobraban a precios astronómicos. Una milonga que tiene aspecto, huele y suena como corrupción pura y dura pero que ningún juez investigó ni ningún fiscal consideró digno de incoar expediente. Debieron considerar (ellos, los jueces) que, oye, esto de ser diputado por Segovia mucho trabajo no es… De manera que qué  más cabal que aprovechar lo aprendido tantos años en poltronas y consejerías y forjar el desarrollo de la patria montando por las tardes honestas empresas que cobran de esforzados empresarios que promueven golfs, viviendas, riqueza en suma… Vaya, que un poco más y de esta Merino sale “empresario del año”.

En definitiva, que aunque la justicia no lo viera así, hay material más que “indiciario” para considerar que Merino, aprovechando de su capacidad para presentarse en despachos de amiguetes del PP (si eran pueblos y obras de menor cuantía, mandaba intermediarios) ha ganado un fortunón haciendo el egipcio. Las empresas beneficiarias, luego, contrataban a las empresas de Merino para hacer informes del tipo “impacto ambiental de la bituminosa en el polígono PU-232 de Algete de los Buitres” y trin-tron, dineros al cajón.

Sabemos que parte de ese dinero, que siendo decenas de miles de euros no dejaba de ser una pequeña parte del suculento pastel, se destinaban al pago de eventos del PP. De un modo u otro Merino pagaba trinco tranco, asegurándose de paso una posición clave en la estructura política del partido en Madrid, Castilla y León y Segovia. Quien paga manda. Hasta cierto punto se puede decir que el PP ha purgado política y penalmente parte de ese escándalo, si bien a fecha de hoy aún tenemos que soportar que los entonces jefes del partido, Aznar y Rajoy, sigan impartiendo lecciones de “savoir faire” y asegurando que, de estas nimiedades de cómo se paga un partido, ellos que lo dirigían no tenían ni idea, oigan, ni la más remota idea. Que como iban a saber ellos qué…  Francamente, no suelo despachar ni con Aznar ni con Rajoy pero no me parecen el tipo de personas que van siempre con un babero y la cabeza ladeada…

Quienes en cualquier caso han salido de rositas y mejor parados son todos estos empresarios chanchulleros y corruptos como Merino y afines. Estos nada. Y así se escribe la historia, amigos. Si quieren ver el vaso medio lleno y cobrar resuello para seguir fiados al sistema, pueden pensar la cantidad de Merinos que esta tierra habrá tenido que soportar durante siglos sin ni siquiera la llamada “pena de banquillo“. Que, reaccionando, el mismo sistema parece haber entrado de un tiempo a esta parte en una cierta contención respecto a la corrupción. Que el mundo avanza.

Consolémonos con eso porque lo cierto es que la justicia tiene mucho de ejemplaridad, y me resulta muy difícil asimilar que este hombre, Merino, esté ahora en Hontalbilla descojonado de la risa con los riñones bien forrados de pasta tuya y mía.


Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

13 Comments

  1. No le falta a usted razon, de verdad se lo indico. Y e animo a seguir contando la historia; desde la perla negra hasta del método de perdonar vidas y empresas actual, por la pandemia . Porque una mala gestión de los políticos de esta comunidad también es reprochable y judiciable , Aunque de esto último deberán pasar años.
    también es verdad que usted es joven y con porvenir.
    Buen trabajo y a seguir.

    Post a Reply
  2. Así es y así de lo contamos, que se suele decir. Acertado artículo. No sé si algún día, alguien (alguien, con uno me vale) será capaz de poner orden en el mangoneo patrio, don Luis. Salud y lo veamos.

    Post a Reply
  3. Copio y pego su primer párrafo:

    “Según la primera de las sentencias firmes de la Gürtel Jesús Merino, que fuera vicepresidente de la Junta de Castilla y León, diputado por Segovia de 2000 a 2010, secretario general del PP de CyL, senador y, por no hacer largo, baranda de pro, cobró 331.000€ por intermediar con políticos del PP para la concesión de obras públicas. Le caen por eso dos condenas de 21 y 22 meses de cárcel, 18.000 de sanción y 216.000€ de multa”

    Sentencia firme, condenado, multado, condenado a prisión (aunque el fiscal tuviera un “lapsus” vespertino que tuviera a Merino al borde del síncope una horas). Sobre lo que hubiera tras ese “lapsus” sólo podemos hacer conjeturas subjetivas e historiadas que no deben erosionar la presunta profesionalidad de nadie.

    En una sociedad normal, este tipejo no saldía de su casa por vergüenza y metería la cabeza bajo las alcantarilas cada vez que se cruzara con un conciudadano (al que ha robado, según la sentencia, verdad judicial, al igual que me ha robado a mí y a todos los que puedan leer esto).

    En nuestra sociedad vive a cuerpo de rey en Hontalbilla, sin proboema de conciencia alguno, y jactándose de su habilidad.

    Esto nos define. Eso somos.

    Post a Reply
  4. Demasiado sencillón este artículo, poniendo nuevamente nombres y personas sin ningun recato ni la más mínima profesionalidad, una vez más. En cuanto a Quitapesares, de la que desde que se fue Atilano nadie, absolutamente nadie, pide la más mínima responsabilidad a sus actuales gerentes, es decir la Diputación, y mirando hemeroteca, no hemos sino asistido durante más de quince años a un auténtico rosario de intervenciones judiciales, comparecencias, denuncias, inspecciones de hacienda, policiales, etc. No se puede ni debe decir ahora que nada se ha investigado… otra cosa es que nada se haya probado o deducido de las pesquisas llevadas a cabo. D. Luis, no sea tan tendencioso y sencillo u ordinario en el comentario, por favor.

    Post a Reply
    • ¡Ya! Rodrigo R. Parece que tiene usted algo personal contra el redactor del artículo. Yo, lo leo claro, conciso e incluso didáctico 😉 ‘eppur si muove’.

      Post a Reply
  5. Don Luis Besa jugándose la femoral.
    ¿Le gustan las cabezas de caballo en la cama al despertar?
    Cuanta razón tiene.
    Qué mierda todo!!!
    Abrazo. Cuídese!!!

    Post a Reply
  6. La política es en España una forma de ganar dinero rápidamente, como echar la Primitiva y acertar seguro. Van los más ladrones e inútiles a ella. No se salva casi nadie.

    Post a Reply
    • Bien dicho. Ahora solo queda esperar lo que Calimocho jajajajaja tiene que decir.

      Post a Reply
  7. Muy buen artículo D.Luis, este es el país que tenemos y esta es la justicia que tenemos y estos los fiscales que tenemos, mano dura con el pobre hombre y mano blandita con los poderosos, así nos vá.

    Conozco un caso real y juzgado del que no puedo hablar con nombres y apellidos pero en el que el fiscal pedía nada menos que cuatro años de cárcel y posteriormente en el juicio todo quedó en unos meses que al ser el primer delito no fue a prisión, el acuerdo que le ofrecía la fiscalía era 4 años de cárcel poco menos que haciéndole un gran favor y declarándose culpable, menos mal que aguantó la presión que si no 4 añitos que le había caído, gracias al Ilmo. Sr Fiscal.

    De cambiar las cosas ya ni hablamos, la gente piensa que mientras no le quieten a el el sueldo , el trabajo o la casa que bueno, lo demás no es tan importante y punto final a la REVOLUCIÓN FRANCESA.

    Buen fin de semana.

    Post a Reply
  8. A qué se dedica ahora Jesús Merino?

    Post a Reply
  9. Hay una película interesante de Michel Douglas que se llama los Jueces de la Ley.
    Recomiendo verla.

    Post a Reply
  10. La justicia, como las serpientes, sólo pica a los que van descalzos.

    Post a Reply

Responder a El pensador Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *