web analytics

Agredido un agente medioambiental en la requisa de caballos de Valsaín

Tanto la asociación nacional (AEFMA) como la regional (AMPACYL) de agentes medioambientales han denunciado en un comunicado la agresión sufrida por uno de sus agentes en Segovia, el pasado fin de semana y precisamente cuando trabajaba en la requisa de caballos sueltos sin permisos por los Montes de Valsaín. En un momento dado un ganadero propinó dos puñetazos en el pecho del agente. Testigos presenciales se interpusieron entre el agresor y el agente evitando que la situación fuera a más, ya que el ganadero iba pertrechado con un palo. Los hechos han sido puestos en conocimiento del juzgado de instrucción mediante atestado instruido por los Agentes Medioambientales por un presunto delito de agresión a un Agente de la Autoridad.

En el comunicado se encuadra la agresión en el aumento de las situaciones de riesgo a la que deben enfrentarse los agentes en su trabajo cotidiano, a menudo en relación con cazadores, y cuyo episodio más sangrante se vivió el pasado 21 de enero, con el asesinato de dos agentes de Lérida a manos de un cazador.  “En el último año en España se han producido más de 35 agresiones físicas y continuamente se enfrentan a agresiones verbales que deben soportar estoicamente al negarse por parte de las delegaciones y subdelegaciones del gobierno la incoación de expedientes administrativos sancionadores por insultos, al no ser considerados Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”, explican las organizaciones profesionales, que denuncia que la Junta de Castilla León no se está “tomando el asunto con la importancia que se merece”.

Así, el pasado 24 de marzo se remitió a todas las delegaciones provinciales una circular en la que se “recomendaba timidamente”, a juicio de los asociaciones, la realización en pareja de los servicios de vigilancia de caza. Son los llamados “servicios con peligrosidad”. En la práctica, sin embargo, esta “recomendación” no se lleva a cabo por falta de efectivos, muy mermados en el caso de la provincia de Segovia.

El caso más emblemático de agresión de un agente medioambiental en la provincia acaeció en 2012, teniendo por víctima al hoy senador del PP Juan Carlos Álvarez, que como agente intervino en la denuncia de una tala ilegal en Coca. Uno de los denunciados golpeó con un leño a Álvarez, causándole lesiones de gravedad. En 2016 (en la imagen) el juez castigó al agresor con tres años y medio de prisión por un delito de lesiones.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Hay mucho mastuerzo suelto por ahí. Asilvestrados que sólo piensan en tener derechos, deberes pocos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *