web analytics

La Silla del Rey (Moño de la tía Andrea)

(Serie la Granja, 3)

00 SILLA_REY_plano

“El viernes último la Infanta Doña Isabel…   invitó á todas las muchachas solteras á una merienda en el pintoresco paraje conocido con el nombre de la Silla del Rey, que es la cumbre de un monte de frondosísimos pinares, desde donde se divisa el más risueño panorama que pueda imaginarse…la de las cuatro fué la hora señalada… S.A. se presentó con su acostumbrada puntualidad… poniéndose al frente de aquel alegre batallón, emprendieron la marcha á pie las expedicionarias… A las siete y media se dió señal para el regreso…”

La crónica periodística de 1894, alimenta nuestra curiosidad por conocer un nuevo lugar de nuestro querido Guadarrama en la vertiente segoviana: La Silla del Rey en el Cerro del Moño de la Tía Andrea.

Cerro del Moño de la tía Andrea con Peñalara al fondo.

Cerro del Moño de la tía Andrea con Peñalara al fondo.

Hoy la frondosidad del pinar está garantizada, la vista que se divisaba antaño no tanto. Los pinos han crecido.

La accesibilidad no ofrece ninguna dificultad, salvo el desnivel que hemos de salvar (1100-1700 mts. aprox.). Nuestro punto de encuentro para realizar este recorrido: el aserrío de Valsaín -en el plano nº 1-. Una pista forestal asfaltada sin tránsito de vehículos, salvo los servicios del pinar y las bicicletas, será nuestra principal vía. Las bicis son objeto de aviso en la cartelería para que moderen su velocidad.

(Podemos igualmente tomar como punto de salida el Real Sitio de la Granja de San Ildefonso. Desde la puerta de los Baños de Diana o de Cossío en el paredón SO de palacio –nº 2 del plano-, o bien por el paredón NE –nº 3 del plano-. En las tres zonas hay espacio para dejar vehículos).

Nogal de las Calabazas.

Nogal de las Calabazas.

 

Al poco de partir la zona recreativa Nogal de las Calabazas permite aprovisionarse de agua en su fuente. Por nuestra izquierda entronca el camino que conduce a La Granja señalizado como ruta de los ‘Palacios Reales’; continúa posteriormente hacia la Cueva del Monje. Nosotros seguimos de frente salvando el arroyo de la Chorranca por puente en el Vado de los Tres Maderos (a este punto llegaría la ruta 2 -ver plano-).

Un cartel nos informa: Peñalara 3 h. El camino comienza a empinarse tomando altura; las zonas más despejadas nos permiten contemplar bellas panorámicas del entorno. Una calzada de arena entra por nuestra derecha. Nos servirá más tarde para realizar un bucle y retornar a este punto.

En un recodo del camino tenemos la opción de tomar un respiro y refrescarnos en la fuente del Chotete, cercana al arroyo Carmeros (la ruta 3 entraría por esta zona -ver plano-).

Señalización Peñalara.

Señalización Peñalara.

 

La pista sigue ascendiendo hasta llegar a una explanada bien definida, denominada en algunos planos como Salto del Corzo. En este punto abandonamos el asfalto y tomaremos una senda a nuestra izquierda que transita por el pinar y que nos acercará al punto más alto del cerro que hemos bordeado. Si continuásemos por el camino asfaltado podríamos acceder al pico de Peñalara, bien por El Esquinazo y el Alto de los Neveros y risco de Claveles o bien por la zona de Majada Hambrienta y Dos Hermanas.

En el alto nuestra ansiada silla. Tallada en una roca y utilizada por Francisco de Asís de Borbón, esposo de Isabel II, para  descanso y solaz. Al menos lo fue el 13 de agosto de 1848, según queda inscrito en su deteriorado respaldo. El pétreo asiento se encuentra envuelto por formidables ejemplares de pino silvestre.

Una vez descansados y aposentado nuestro trasero en la real silla, aunque siempre recordando el sabio refranero: ni en invierno ni en verano pongas en la piedra el ano, podemos retornar a nuestro punto de partida por la misma ruta o por una pista de arena, que tomaremos al poco de comenzar el descenso por nuestra mano izquierda. Este camino se une posteriormente al camino que hemos realizado para ascender   -revisar plano-.

Silla del Rey.

Silla del Rey.

Inscripción respaldo silla del rey.

Inscripción respaldo silla del rey.

 

Isabel II y Francisco de Asís

IsabelyFranciscoLa reina Isabel II y Francisco de Asís comienzan en octubre de 1846, en La Granja, su luna de miel y su consumado o no matrimonio. Ni entramos ni salimos, dicen las malas lenguas que tenían tantos amantes masculinos la una como el otro.

Cantaba el pueblo: Isabelona / tan frescachona / y don Paquito / tan mariquito.

Nosotros apuntamos la famosa frase que la reina confió en recuerdo de aquella noche: ¿Qué piensas de un hombre que tenía sobre su cuerpo más puntillas que yo?.

El viaje hasta San Ildefonso es relatado por Pierre de Luz: El servicio de sus majestades sufrió un accidente que le obligó a permanecer diecisiete horas en un barranco, y el rey y la reina llegaron por la tarde a La Granja y no encontraron nada preparado para acostarse…; tuvieron que hacerse por sí mismos la cama, y no encontrando las sábanas, tuvieron que utilizar las cortinas del cuarto. Pero sus majestades jóvenes, están en plena luna de miel y han podido cantar como Béranger: “A los veinte años, qué bien se está en un granero”. A pesar de todo, al día siguiente parecían estar encantados de haber pasado una noche tan accidentada…

¡Qué cosas! Lo dicho de canto.

 

Altitud y km

  • Valsaín (Aserrío); 1200 a/m | Km 0
  • Silla del Rey: 1693 a/m | Km 5
  • Valsaín (Aserrío); 1200 a/m | Km 10

 

Autor: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *