web analytics

Sus ex-señorías vuelven al tajo

Han llegado a lo más alto en sus respectivos partidos pero la “renovación” les pasó por encima. Les ha tocado volver a sus antiguos oficios o jubilarse. Desde luego, de momento, no se atisban para ellos las “puertas giratorias“.

Jesús Postigo.

Concluida la legislatura, el popular Jesús Postigo explica que “me jubilo ya. Podía haber vuelto a la empresa pero a mis 66 años era una situación rara. He decidido jubilarme”, explica Postigo, licenciado en derecho en cuanto a titulación pero que ha pasado su trayectoria profesional en el mundo empresarial, y muy especialmente al frente de la segoviana imprenta Ceyde. Ahí se mantuvo durante su etapa como líder de la oposición en el Ayuntamiento de Segovia, para en 2015 ser elegido diputado por Segovia. La suya ha sido una trayectoria un tanto inusual. Entró de “rebote” en el Congreso, tras la espantada que supuso el escándalo del anterior número dos de la lista por Segovia, el cunero Pedro Gómez de la Serna, al PP se le suscitó la necesidad encontrar un recambio con tirón, susceptible de mitigar el escándalo. Dicen que la designación de Postigo tuvo mucho que ver con Juan Vicente Herrera y una buena sintonía con  Francisco Vázquez. Sin embargo, las turbulentas aguas, primero de la sucesión de Herrera, y luego de Mariano Rajoy, con el partido escindido, dejaron a Postigo fuera de juego aunque colaboró activamente tanto en las campañas de las municipales como generales. Su sustituta, la sepulvedana Raquel Sanz no logró el acta.

Del Senado a Guardabosques

Juan Carlos Álvarez, de senador a la lucha contra los incendios desde su puesto como agente ambiental de la Junta.

Por parecidos motivos, el también popular Juan Carlos Álvarez no logró revalidar su candidatura como senador en 2019, conseguida en 2015. Reconoce que tuvo ofertas para volverse a presentar a la alcaldía de Coca, su pueblo natal, “pero esa página ya pasó”. Ha vuelto a su anterior trabajo, funcionario por oposición en la Junta de Castilla y León de Agente Ambiental, a pie de bosque y, ahora mismo, en plena campaña anti-incendios. “Hemos tenidos tormentas secas, con pequeños incendios, hemos tenido que salir con la motobomba por Santiuste”, explica. Con 54 años, en el frente institucional, Álvarez se ha implicado en la Asociación de Ex Parlamentarios, desde donde se intenta contrarrestar algunos tópicos. “Desde dentro lo dices pero no te creen, desde fuera se tiene más credibilidad”, señala. Y sigue estudiando derecho en la universidad a distancia. “Yo parado no puedo estar”.

Juan Luis Gordo

Juan Luis Gordo, 60 años, lo ha sido todo en el PSOE segoviano. Ingeniero industrial, técnico de gestión hospitalaria, en el 2000 entró en el exclusivo mundo de las subdirecciones generales, en su caso del Ingesa, lo que fueran el Insalud. En 2004 desembarcó en Segovia como subdelegado del Gobierno y secretario general del partido en 2008. Senador hasta 2011, ese año se presenta como cabeza de lista del PSOE al Congreso, acta que renovó en 2015, llegando a la secretaria segunda de la mesa del Congreso. Un puesto de relumbrón que sin embargo le puso en el ojo del huracán en la pugna entre susanistas (bando en el que militó) contra el finalmente ganador, Pedro Sánchez. Eso hacía su situación política imposible. “He vuelto a mi puesto en Ingesa, en Madrid, donde estoy en funciones de asesor y sobre todo poniéndome al día. Mi idea es volver a la gestión hospitalaria”, reconoce. La política profesional es ya una página pasada en la biografía de Gordo, que sin embargo sigue militando en el PSOE segoviano.

Félix Montes.

Y todavía más dilatada ha sido la trayectoria política del ex-senador Félix Montes. Docente por oposición, en 1991 dejó su plaza en excedencia para devenir alcalde de La Granja hasta 2007. Al año siguiente, en 2008, accedería a un cargo de confianza en el gabinete de la ministra Elena Espinosa en  Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Entre medias, una breve etapa reingresado en su plaza en excedencia en la escuela pública, en el área de Educación de Adultos. En 2011 resultaría electo senador, repitiendo en 2015 y relevado por Ana Agudíez en las elecciones de 2019. “He vuelto a mi plaza de excedencia, aunque empiezo vacaciones mañana”, explica Montes, ahora en el centro de San José el área de educación de adultos. Con 60 años, Montes asegura que de momento “no tienes otros planes” que seguir allí. Sin embargo, y a diferencia de Gordo, ha sabido mantenerse incólume en las purgas socialistas de los últimos años y su experiencia podría abrirle las puertas al “segundo nivel” de la administración central… si finalmente hay gobierno socialista.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

6 Comments

  1. No vamos a echarlos de menos en el panorama político. A ninguno.

    Post a Reply
    • Para volver al tajo hace falta haber pisando el barro alguna vez.
      Éstos están muy hechos a la moqueta y el coche oficial…el pico y la pala para los demás.

      Post a Reply
  2. Que vuelvan al trabajo, que hay mucho paro y el personal no quiere trabajar. No sea que queden en la indigencia y no les quede buena pensión 😉

    Post a Reply
  3. La frase del Sr Montes: «He vuelto a mi plaza de excedencia, aunque empiezo vacaciones mañana», es para enmarcar.
    De ocio a ocio y tiro porque me toca, siempre pasando por la casilla del banco, claro está.
    Qué pieza…!!!

    Post a Reply
  4. Viven como Dios. Así que nadie les echará de menos. Que hagan algo. Que ya es hora. Han aportado algo a Segovia???. No.

    Post a Reply
  5. Por cierto. Sería bueno saber que patrimonio tenían antes de la política y después. Es por decirles a los niños que no estudien y se hagan palanganeros de los Partidos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *