web analytics

Segovia capital, la que pagará el pato

¿Cómo saldremos de esta en Segovia? Uno es un optimista incorregible, basta con decirles que soy fumador. Tiendo a pensar que todo saldrá bien. Hasta el punto que fui de los tantos que se creyó a pies juntillas que lo del Covid19 era una gripe chunga, que no es poco, pero muy-muy lejos de lo que está pasando. En mi descargo diré que los médicos pensaban lo mismo que yo.

Soy optimista, así pues no me creo ni de la misa la media de todas esas profecías distópicas que auguran desde el fin de la UE, a la polarización bestial, y de ahí a una guerra balcánica en Iberia allá por 2024. Recuerdo 2008, y como economistas tal que Niño Becerra poco menos que daban por abierto el Séptimo Sello. Casandras eco-comunistas que nos pintaban un futuro inmediato con el mar en Córdoba y el personal luchando a navajazos por latas de gasolina. Creo más bien que España supo “reinventarse”. Lo explicaba en La Vanguardia el Nobel Finn Kydland; durante los años anteriores el país había crecido a golpe de burbuja inmobiliaria y créditos. Tras la crisis, en cambio, afloró un sector productivo mucho más competitivo, saneado financieramente e internacionalizado. También en Segovia. Antes de la crisis, los exportadores locales cabían en un taxi; hoy resulta raro encontrar fábricas que no vendan por medio mundo.

Así que auguro que el sector alimentario y el industrial  se pondrán pronto en velocidad de crucero. Probablemente la UE se vuelva más quisquillosa con los países-fábrica asiáticos y la diversificación de proveedores y mercados nos beneficiará. En septiembre a tope otra vez.

Ahora bien, lo que es Segovia capital pinta fatal. La ciudad se asienta sobre un triángulo hecho de comercio de franquicia, turismo y restauración, precisamente los tres sectores que más crudo lo tienen. Pienso en la Calle Real y esos locales a 3.000€ el mes. El confinamiento, con medidas de flexibilización gradual, durará hasta mediados de mayo, y aún a partir de entonces, restauración y turismo serán los últimos de los últimos. No veo a casi nadie que no posponga a junio una vuelta a la normalidad (y entre comillas, nada de eventos masivos, nada de verbenas en la plaza). Eso si el virus no repunta. Estamos hablando de tres meses de ingresos cero y con una perspectiva de recuperación muy gradual. Estamos hablando de sectores de poco valor añadido, o lo que es igual, donde amortizar un crédito, aunque sea a interés nulo y avalado por el ICO, es como correr la media maratón cargado de piedras.

Preveo pues carteles de “se alquila” en buena parte de la Calle Real y ejes comerciales. Despidos a mansalva en los grandes restaurantes que penalizarán especialmente a los colectivos más precarios. La dependienta que se saca 500€ atendiendo una tienda y complementa los fines de semana en congresos. Los limpias inmigrantes. Cocineros a media jornada… Bares con el jefe pasados los 60 y que de esta se jubila, ni que sea con 750€ de pensión… El paro se nos irá tranquilamente al 20%. Y aunque una parte pueda “reciclarse” de repartidores o temporeros (para lo cual es clave que el subsidio de paro sea compatible con contratos parciales), pinta realmente mal para la clase trabajadora no especializada. Vienen tiempos muy duros. Y eso sin repuntes; como esta sea la primera andanada del coronavirus y en junio caiga otra, otra en noviembre… no sé yo, tocará plantar patatas por Nueva Segovia y llevar la vaca a pacer a Baterías.

La cosa está cruda para el pequeño rentista que apostó por Airbnb, el turismo rural y urbano acostumbrado a que la web le llene el establecimiento; a todo lo que dependa del turismo internacional y el low-cost le espera el Sinaí. Se tardarán más bien años que meses en recuperar el pulso. Aquellos que estén atrapados en créditos, o soporten gastos fijos considerables lo van a pasar fatal porque el turismo se va a achicar hasta bien entrado 2021. El internacional tardará mucho en recuperarse y la competencia por el turismo nacional, en un país como España, hecho a captar 70 millones de guiris cada año, se apunta feroz. Y hay mucha gente pillada, emprendedores que se reinventaron tras la crisis y viendo que la cosa tiraba, se metieron en créditos para mejorar su negocio. Con todo este personal fuera de juego también la construcción (en mínimos) sufrirá de lo lindo. Y añadan que la inevitable presión fiscal que se nos viene encima no trabajará precisamente a favor del consumo o del sector cultural, otro que tal.

La situación de Segovia capital se antoja, pues, especialmente preocupante y más dependiente que nunca del estamento funcionarial, a su vez dependiente de un Estado con unos problemas de liquidez que se prevén salvajes. ¿Cómo saldremos de esta? Yo creo que son debilidades que ya estaban allí antes. La ciudad no ha querido/sabido diversificarse y eso se paga caro en forma de “teruelización“. Un mercado interno diminuto, escaso valor añadido de la producción. Toca ser muy pero que muy innovadores, pelear por el gran mercado madrileño y poner nuestra mirada en la industria y la provincia, esas desconocidas para los capitalinos. Toca fabricar servicios muy a la medida de estas dos tablas de salvación. Eso y/o tirar de reservas (el que tenga) para afrontar dos añitos que pintan patéticos. Con la excepción de los abogados; ante ellos se atisba un bienio de lujo.

 

 

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

12 Comments

  1. Poco se puede añadir a esto. Y los políticos que dirigen la ciudad siguen jugando a no sé muy bien qué.
    Tiempo han tenido para intentar cambiar las cosas desde hace años pero se apostó por seguir invirtiendo en este modelo… Y ahora recogeremos los frutos.

    Post a Reply
  2. Habrá un rebaño estable de corzos y una manada de lobos en las inmediaciones del Azoguejo. Y los de Madrid nos tirarán trozos de pan para alimentar a los pocos segovianensis antecesoris que queden.

    Post a Reply
  3. ¡¡Arriba ese ánimo, compañeros!! (y compañeras)
    No hay de qué preocuparse. Dentro de un mes, todos seremos……… COMUNISTAS,….. ¡¡tachannn!
    En los comercios no habrá carteles de “se alquila”….. eso es del “regimen pasado”. Los carteles de ahora serán “expropiado, se regala”.
    Los restaurantes tendrán “prohibido” despedir. Ya lo dijo hace tiempo este nuestro “bobierno”.
    El paro no se va a ir al 20% ni a ningún sitio. El paro no va a existir. ¿Paro?……. ¿eso qué es?…… todos tendremos nuestra “paguita”…… muchas gracias, Señor Marqués…… Señora Marquesa,…… a sus pies,……. besos a los niños…… ¿que tal su jardín?
    Hay que tener confianza, camaradas, y sobre todo recordar que tenemos al frente a Pedro y Pablo. Dos grandes “timoneles” de nuestra esperanza, dos grandes estadistas de primer nivel mundial y planetario, que con sus desvelos harán que esta gran nave, antes llamada España, surja veloz y altiva por los embravecidos mares del capitalismo, para llegar victoriosos a los prósperos y gloriosos y comunistas puertos de Camelot, en los que nada nos ha de faltar, y en los que por fin sabremos a qué huelen las cosas que no huelen.
    Si todo esto no funcionara, siempre se puede recurrir a sacarse el carnet podemita o de la pesoe. Estos carnets están fabricados con el mismo material ultra-secreto que utilizan las naves espaciales de “Estrartrek” y de “Estarwars” para sus escudos deflectores esos de protección contra los láser de los “marcianitos malos”. Dicen,…….. (seguramente habladurías)…… que te metes ese carnet en la cartera, y te crea una especie de “aura protectora” absolutamente efectiva, totalmente repelente a la crítica, que impide ver más allá de esa “aura”, pero que multiplica la visión microscópica en la detección de “fachas” y actos perpetrados por “fachas”.
    Salud, Camaradas (y Camarados).

    Post a Reply
  4. Bueno, al menos seremos algo. Otros se quedaron en correveidiles voceros del neocón privatizador de todo lo público.

    Post a Reply
  5. Ya te digo, todo lo público y privado es propiedad de Maduro e Iglesias, directos a Venezuela: 3 euros de salario público medio mensual y las mujeres tienen que prostituirse para comer. Que felicidad vivir en un Paraíso sociata.

    Post a Reply
  6. Yate Digo lo que tenéis que hacer de una vez es pedir perdón por las maninfectaciones del 8m teniendo avisos previos de que había que evitar concentraciones de ciudadanos.

    A partir de esa fecha se ha descontrolado todo y no sois capaces de reconocerlo.

    Post a Reply
  7. Con todo de acuerdo, excepto con lo de que “no lo veíamos venir, o que pensábamos que era una simple gripe”, por cierto muy parecido el comentario con lo que vivimos hace muchos, muchos años, con otros políticos igual de nefastos, y que decían aquello del “ta pequeño bicho que si que caía de la mesa se mataba”. Una pena tod@s, pero somos así, no tenemos remedio.
    Un par de semanas antes de prohibición de concentraciones de mas de 50 personas, y una semana antes de confinamiento habría salvado muchas vidas, igual que el no fumar, o no venderlo como si fueran chucherías, también salvaría muchas vidas.
    Lo lamento en lo de fumar no estamos de acuerdo, no todo vale con lo de “optimista incorregible”.
    El resto chapoo, teniendo en cuenta que en Segovia lo que sobran son bares, y restaurantes, así que a reconvertirnos y a apostar por lo industrial, lo agroalimenatrio.
    Y dejaros de memeces de podemitas, o fachosos, nos da igual, tenemos un problema.

    Post a Reply
  8. Debe usted de fumar cada vez menos y con calentador, no es muy optimista. El panorama que ha descrito es el que nos espera. También acierta en la presión fiscal y más con la llegada al Gobierno de partidos sin otro proyecto que convertir todo en botín de guerra.
    Practican la voluntad de poder: la conquista y la conservación ya está aquí la renta básica universal que no es más que el paso intermedio para la cartilla de racionamiento, es decir, para que sea el Gobierno quien decida quién tiene derecho a comer y cuánto.

    Post a Reply
  9. Sra. Clara . SU MODELO DE TURISMO Y RESTAURACION PARA SEGOVIA HACE AGUAS. USTED HA DESPRECIADO Y SAQUEADO A LA POCA INDUSTRIA QUE QUEDA EN SEGOVIA CAPITAL. ESPERO QUE REFLEXIONE Y VEA QUE LA INDUSTRIA NO ES TAN MALA Y HAY QUE CUIDARLA UN POQUITO. Genera mucho empleo y diversifica en muchos frentes. Un saludo y cuídese mucho.

    Post a Reply
  10. El resumen del capitalismo salvaje de amiguetes y su calaña, ya olvidan el desmantelamiento de sanidad de 30 años aquí y casi toda España de la manada de Génova, la calaña del opus dei, divide y vencerás, claro solo pasa aquí lo de los facha-pobres, las residencias negocios de fondos buitres de manaña de patrioteros arrastrados y ahora a llorar y los pesebreros rebaño a cacarear lo mismo q los medios afines a las fake-news solo mentiras y medias verdades y el fascista escondido q viajo a Italia y vitoria???? Que se rrestrgo bien en vista alegre y luego con los de justa poll????? De eso no vomitais???? Vaya rebaño como os dictan las mentiras y poco sentido común así pasa, solo en España demás países no tien esta basura de derechuza y sus palmeros fans

    Post a Reply
  11. Bravo, podemos hacer una maniinfectación del 8 M para celebrar los logros sociales de la Progresía.

    Post a Reply
  12. Yo Valenciano que iba a visitar Segovia otra vez y he acabado no sé cómo leyendo todo esto, si pudiera permitirmelo tendría la moral por los suelos de ver cómo la política lo ensucia y divide todo, no se si pagan bien o es que es más sencillo odiar hasta a tu familia por política. Y el bichito matando a izquierda y derecha, que triste todo.

    Post a Reply

Responder a Patriotero Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *