web analytics

Primera prueba en medio de la bronca para el pacto de presupuestos

Ninguna sorpresa en cuanto a los asuntos aprobados en el pleno ordinario celebrado este viernes en el Ayuntamiento de la capital en el que se aprobaron todos los dictámenes, incluidas las modificaciones presupuestarias, que para eso está el “pacto de presupuestos” entre C’s y PSOE y también todas las mociones, incluida una sobre desarrollo del geoturismo que presentaba IU a la que dio aprobación la oposición al completo dejando en minoría el “no” del PSOE. Luego le cuento.

Este pleno era en realidad la verdadera puesta de largo del pacto tras su primera acción conjunta en torno al plan de asfaltado pagado con dinero que fue del Cat y con la palabra participación más pronunciada que aplicada, quizá por la total falta de costumbre de los socialistas o por mera improvisación del “equipo”, aunque no parece preocupar, que el portavoz del PSOE, Alfonso Reguera anunció que la colaboración va a incrementarse en torno al dinero de los remanentes —1,5 millones el año pasado— en cuanto el Gobierno libere su uso para inversiones.

Los portavoces de la oposición se emplearon a fondo para criticar el intento de presentar el plan de asfaltado como una acción de participación ciudadana reprochando la “utilización” que se había hecho del colectivo vecinal —su presidente, Juan Bautista Mullor, ha negado que se les diera poder de decisión sobre el contenido del plan, aunque Reguera “poniendo la mano sobre la mesa” tachó esas declaraciones de “mentiras”— y la falta de conocimientos sobre participación. Los tres usaron palabras como “gran mentira”, “pantomima” o “teatrillo” para referirse a la escenificación montada en torno al plan de asfaltado y todo saltó definitivamente por los aires cuando tacharon a la portavoz de Ciudadanos como “marioneta” del Gobierno que los propios socialistas consideraron un insulto.

Lo cierto es que la portavoz de Ciudadanos, María José García empezó el pleno con el tono severo que caracteriza sus intervenciones pero acabó adoptando una postura victimista cuando los debates se endurecieron, mientras Reguera formulaba, ya al final de la sesión, un ruego que apelaba a mantener la educación y el respeto. “¿Me lo dice usted, el que hablaba de ‘la señora de Ciudadanos’ en los plenos y comisiones?” le preguntó con ironía el representante de Centrados en Segovia, Cosme Aranguren.

Cierto que hubo ataques duros durante la mañana, que la oposición está indignada por el desprecio a los que les someten los partidos del pacto, pero lo cierto es que la de C’s parecía más bien buscar el punto de inflexión a partir del cual el resto de la Corporación se tome en serio su nuevo papel de socio necesario en el Gobierno que hasta ahora no ha conseguido.

Pureza de ideas.

En la jornada de presentación efectiva de la nueva compañera de viaje político, Reguera no pudo reprimir enzarzarse con el que lo fue antes, el portavoz de IU, Ángel Galindo, sacando el catálogo de reproches por el alejamiento entre sus formaciones. El socialista se tiró por el discurso sobre la pureza de ideas y Galindo le respondió ironizando sobre sus nuevos socios: “Será que Ciudadanos es un partido progresista de izquierdas”, dijo. El gobernante también había reprochado la presencia de IU en procesos judiciales como el de la casa de la Parra y Galindo no dejó pasar la pelota que le pusieron botando: “Nosotros vamos a los juzgados a que se sepa la verdad, ustedes lo hacen como imputados”, le espetó en referencia a la situación de Manuel Agudíez en los casos de Caja Segovia.

La jornada era larga —siete horas de pleno, las dos últimas con Luquero metiendo prisa a cada uno de los intervinientes— y García eligió los debates de las mociones de Centrados en Segovia para volver por sus fueros y lanzarse contra el grupo de Cosme Aranguren y Esther Bermejo. A la de Ciudadanos no le gustó la propuesta que llevaban para que se instale un parque biosaludable en los jardinillos de San Roque, precisamente donde ya se está trabajando para convertirlo en un parque infantil adaptado a instancias de las exigencias de Ciudadanos en el pacto, y salió por la tangente cuestionando hasta el respaldo electoral de Centrados logrando enfadar a Aranguren que abandonó momentáneamente el salón de plenos. Bermejo admitió finalmente modificar su propuesta y proponer que el parque biosaludable se estudiara para colocarle en los jardines de Santo Tomás, a 200 metros para lograr finalmente la unanimidad en la votación

No habían terminado, que la siguiente moción era una iniciativa conjunta de Centrados y PSOE para institucionalizar la celebración del Día de Europa. “Tengo que felicitarles”, empezó engañosa García que consideró que los de Aranguren la habían presentado “en un intento desesperado de firmar algo con el PSOE”, pero que acabó quejándose a la alcaldesa por las carcajadas forzadas que tal afirmación provocó en su rival.

Aranguren encontró su oportunidad de réplica en la moción que defendía la segunda concejala de C’s, Miriam Sanz, para que el Ayuntamiento instale pantallas en las que ver una ópera servida por el Teatro Real de Madrid en su bicentenario, aunque la intervención de la concejala de Cultura, Marifé Santiago, desveló que la actividad ya forma parte del programa de las próximas fiestas provocando la mofa de Aranguren y también del popular José Luis Huertas que opinó que C’s “está en una vorágine de presentar mociones de lo que sea y ha tocado esta”. El PSOE salió al rescate de su socia para dar aprobación a la iniciativa.

Por su parte, los populares lograron la unanimidad para su propuesta centrada en los polígonos industriales para los que pedía un plan de actuación que estudie todas sus necesidades y las ordene según su prioridad.

La oposición gana al Gobierno.

La única derrota que sufrieron los socialistas en este pleno se produjo en la votación de la iniciativa defendida por Ángel Galindo para la difusión del geoturismo incluyendo en el programa de visitas guiadas de la Oficina de Turismo y su promoción una que desarrollen los miembros de la asociación Geología Segovia, una opción que la concejala del Área, Claudia de Santos se negaba a convertir en ordinaria dentro de la oferta que se da a los visitantes pero que no logró que se modificara en la propuesta que también incluye la señalización progresiva de los Lugares de Interés Geológico en la ciudad. El PSOE votó “no” pero PP, Centrados en Segovia, IU y Ciudadanos sumaron los 13 votos necesarios para ganar.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Ciudadanos al final sirve para que Loquero haga lo que quiera:

    – el tasazo
    – el CAT
    – los mini asfaltados

    Post a Reply
    • Lamentable el pleno de ayer. Victimismo en estado puro. Cs ya tiene las horas contadas en Segovia. Sln malas hasta el hartazgo. Y el señor Reguera, por decir algo, apaete de prepotente como siempre en su linea, faltón y acusando al resto de lo que él hace a diario. En fin, poca calidad politica en el Ayuntamiento y asi nos va. Deseando proximas elecciones para que se ponga a cada cual en su sitio.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *