web analytics

Ponga un refugiado en su albergue, que son fiestas

En medio del trajín nacional de ministros de seis días —mira Maxim, mejor así que tenía pinta de que ibas a liarla a la primera de cambio, que estos de la Cultura son muy suyos— entrenadores futboleros defenestrados a dos jornadas de demostrar si habían trabajado bien o mal en los últimos meses y de yernos reales apurando las horas para entrar en la cárcel, pues uno se relaja con la provincia y corre el riesgo de despistarse pese a que la vida sigue…

 

Por ejemplo, aquí nuestras autoridades también se han metido de lleno en el buenrrollismo que sopla desde Moncloa y se han puesto a la tarea de “pedirse” un refugiado del Aquarius, 600 personas agraciadas con los espontáneos deseos de solidaridad que han hecho que aparezcan ofertas de alojamiento por doquier a lo largo y ancho del país. El albergue de peregrinos, de Zamarramala, es la del ayuntamiento capitalino mientras los socialistas de la Diputación también exigen atención provincial para ese grupo que hoy ha llegado a España… Si lo malo es que tras las primeras buenas intenciones, todo parece indicar que lo que les espera a la mayoría son los temidos centros de internamiento —una especie de cárcel cerrada y vigilada— y para la siguiente crisis en el Mediterráneo, pues ya veremos si sigue el buenísimo de impulsos.

Más buenos rollos. Esa idea del Ayuntamiento de llevar, con chófer y acompañante, a los ancianos al medico. Suena bien, pero también caro, aunque en el Gobierno local dicen que tienen la teta de los remanentes y si no, pues siempre está la infladísima partida de Personal, que es como la reserva del fondo de reptiles, pero en presupuesto municipal, que ya lo dijeron los de la oposición cuando se aprobaron las cuentas. Lo siguiente será llevar a los niños al colegio con monitor-acompañante, se me ocurre.

No debería extrañarme, que las elecciones están a la vuelta de la esquina y es el momento de hacer las ventas. Fíjese que después de años de anuncios frustrados va a ser en este precisamente en el que se realice la obra de la cuesta de San Juan, que va a estar lista poco antes de mayo. Pura casualidad. Eso sí, prepárese para meses de atascos de los buenos en toda la ciudad gracias a esa actuación, necesaria por otra parte. Menos mal que en Segovia todo está cerca y ya hace bueno para andar por ahí ¿No? Se lo digo porque los autobuses, los del índice de satisfacción de notable alto según el Ayuntamiento siguen rompiéndose con facilidad y del concurso no hay novedades a la vista…

Donde sí cabe esperar acontecimientos pronto es en el nombramiento del nuevo subdelegado del Gobierno —tiene pinta de subdelegada— que tiene como parte curiosa el debate que se ha abierto en el seno del PSOE  en torno a ese nombramiento de organización de la estructura de la administración del Estado y por tanto, de afectación en la ciudadanía en general. Estas cosas, normalmente, se reducen a una petición de “recomendación” al secretario del partido de turno, en este caso el PSOE, aunque José Luis Aceves parece que prefería no atribuirse la decisión y se lió a hacer consultas… Así no hay críticas ¿No? Por cierto, en esto no están de acuerdo la presidenta del partido, Clara Luquero, y el secretario, Aceves. ¡Qué emoción, chico!

Oi a algunos socialistas, el sábado, en la fiesta montada en Nueva Segovia, hacer chanza invitando al personal a salir a la pista para que se pudiera decidir entre los que mejor lo hicieran el reparto de cargos y carguitos pendientes en la organización del nuevo Gobierno… Bueno, creo que era una broma aunque por si acaso, vi a varios bailando, incluso los que ya tienen el trabajo hecho eso si, todos con la rosa —sin espinas, que rosa tan rara— en la mano.

Para menos bailes están en el PP, con la vista puesta en el congreso en el que se decidirá la nueva Presidencia del partido. Hasta ahora, ningún posicionamiento público en favor de nadie por parte de los de Segovia que, eso sí, mandarán más de una treintena de compromisarios, que eso sí lo ha dicho la presidenta local, Paloma Sanz, que no dice nada más. Lo de los líderes silenciosos parece una máxima en el PP. Será prudencia, digo yo.

Esta de moda consultar a las bases de los partidos. En IU se han pasado la semana votando si están de acuerdo en negociar listas conjuntas con Podemos y otros, tal como ya lo han pactado sus mayores (Ya sabe, la papeleta de “Unidas” y los logos que se sumen). Estaba previsto que saliera el sí y ardo en deseos en ver cómo se articula ese acuerdo del que Podemos de Segovia no parece tener muchas ganas de hablar…

Lo que sí hacen los morados es criticar a la alcaldesa que, noticias frescas, dicen que gasta mucho dinero en los juzgados. Luquero ha optado por ningunearlos, aunque sea Pablo Fernández, el jefe regional de Podemos el que la ataque. Quizá tenga razón la regidora, que hay que actualizar los discursos, hombre. Y de paso aportar alguna idea de futuro para el municipio que es la segunda vez que Fernández repite discurso, sin más añadidos, sobre el Ayuntamiento de Segovia en el que quiere sentar a los suyos en 2019.

Bueno, mire, si ya vamos a la tregua de las fiestas patronales de San Juan y San Pedro. No se vuelva loco, no hay que hacer nada especial para disfrutarlo, basta con repetir lo mismo que en los últimos años para seguir un programa en el que no hay novedades, como siempre. 425.000 euros del ala cuesta la semana de la marmota propuesta por Cultura.

Voy cogiendo sitio para ver la inauguración, que con las obras de San Juan me he quedado sin mi lugar favorito para observar el espectáculo de las damas vestidas de segovianas —Por cierto, ¿Por qué la Corporación no viste el atavío tradicional en fecha tan señalada?— y concejales en el escenario. Precioso, precioso.

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

3 Comments

  1. Es repugnante el hacer frases hechas y como titular , frivolizando con el tema de los refugiados. Un poco más de seriedad , que no estáis en la barra de un bar , donde se escuchar cosas de estas y peores.

    Habéis debido de ver la portada denigrante del ABC de ayer domingo, os ha gustado y ¡¡hala!!! a lanzarse sobre este tema

    Post a Reply
    • Pues hombre, Rufi, yo la parte esa de los refugiados que nos cuenta Don Justo, que te parece tan “frívola”, la he leído con ritmo “rapeado” y de hip-hop, y no me ha sonado mal. Prueba y verás. Y por cierto, ¿te has pedido alguno para alojarlo en tu casita, Rufi?

      Post a Reply
  2. Leer es una cosa.
    Entender, otra.
    La ironía, sobre todo si es fina, no es un plato al alcance de cualquiera.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *