web analytics

¿Necesita Segovia un nuevo teatro Cervantes?

Interior del Cervantes.

Debe gustar mucho el teatro en la provincia de Segovia. Los planes del Ayuntamiento son reconstruir el Teatro Cervantes, cerrado hace 35 años y demolido hace quince en un fallido primer intento de reconstrucción. Se cuenta con que Fomento invierta 11M€ y 42 meses de obras.

De esta manera, una ciudad de apenas 50.000 habitantes tendrá dos magníficos teatros dos, que se añaden a los teatro-auditorios de El Espinar, Cantalejo, La Granja y Sepúlveda. ¿En serio vale la pena?

La principal justificación que he oído por allí la daban en la extinta Caja Segovia, cuando decían que el Juan Bravo se quedaba pequeñito para traer espectáculos de gran formato. Por dos razones, dado el limitado aforo del coso de la plaza, la repercusión del coste en la entrada se convertía en inasumible. Por otro limitaciones espaciales. Verbigracia, la mayoría de óperas y musicales que tanto triunfan en Madrid no caben. Otros argumentos a favor son la necesidad de un auditorio en el que puedan recalar grandes sinfónicas, o la conveniencia de una sala congresual que permita acoger eventos multinacionales.

Sin embargo, según el proyecto de rehabilitación del Cervantes el teatro tendrá una capacidad inferior a los 600 espectadores, es decir, ganamos un centenar y pico de plazas respecto al Juan Bravo (con 489). Para que se hagan una idea, el Liceu de Barcelona tiene un aforo de 2.200 plazas. Irse a ver Aida a finales de mes cuesta entre 258 y 222€ en platea. En el gallinero la cosa puede salir a 15€ en las sillas “miracogotes” (solo para personal sin vértigo) o 45€ (provisto de prismáticos y un oído fino), pero una cosa apañadita no baja de los 120. ¿Cuántos segovianos hay que puedan pagar eso?

En cuanto a los congresos de gran formato las experiencias de ciudades que en su día invirtieron en grandilocuentes contenedores es simple y llanamente desoladora. No hay demanda y la poca que hay es una pelea a muerte entre grandes capitales europeas. Sí funcionan bien salones para congresos medios, para los que la ciudad ya cuenta con una oferta privada la mar de aseada.

En consecuencia, la impresión que tengo es que el Ayuntamiento de Segovia promueve un Juan Bravo II, una competencia directa al teatro de la Diputación. ¿Para ver qué? En los últimos años, el Juan Bravo se ha especializado en una programación “tutti fruti” de nueve meses al año. Programa un poco de todo lo que hace que su déficit en cachés sea asumible, hablamos de que la diferencia entre ingresos por entradas y pagos de cachés está en unos- 200.000€ año. Ahora bien, a esta cantidad hay que añadir el coste de la plantilla (10 trabajadores), el mantenimiento y la inversión en actualización de medios más la amortización de reformas. Así que el Juan Bravo le cuesta a la Diputación, le echo yo tirando bajo millón de euros al año. Qué  para lo que son estas cosas suena hasta normal.

Pero tener un Juan Bravo II que arrojaría unos datos similares ya me parece abusar. ¿No sería mejor que Diputación y Ayuntamiento llegaran a acuerdos de colaboración para fortalecer el Juan Bravo en lugar de que cada uno tenga su particular garito cultural a mayor lustre del ego del baranda de turno?

Y siguiendo con las preguntas, y considerando que en realidad lo que hoy es el Cervantes es una pared de fachada monda y lironda que linda con un magnífico centro formativo para bachilleratos artísticos. ¿No sería lo suyo y más barato -y más útil en aras a dinamizar la economía provincial- invertir en ampliar la Casa de los Picos y convertirlo en un centro verdaderamente de referencia en lo suyo? Y si alguien quiere ir a ver el Rey León, pues oye, se fleta un autobús (creo que hay subvenciones para estas cosas), salimos de Segovia a las cinco y volvemos al filo de la medianoche, y tan ricamente. Y ya que estoy con preguntas metafísicas, ¿de verdad es tan culturalmente enriquecedor cosas como el Rey León o Cats (que es el teatro que mayormente no vemos en Segovia)? ¿Tanta diferencia hay con irse a ver el Atlético-Real Sociedad?

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

13 Comments

  1. Llevamos escuchando esta posible inversión desde tiempos de Arahutes, perdón, y de Clara que ya estaba en aquellos. Las noticias de ahora, que si hay subvención,
    que si no, que si de tanto o de cuanto, iguales a las de antes. Y la competencia , mejor incompetencia, para no llegar a acuerdo alguno entre Ayuntamiento y Diputación, la misma. A ver si se dan cuenta que es mejor desarrollar nuestras propias capacidades y características que nos diferencian de otros, que imitar o querer competir en terrenos que no son los nuestros o que, simplemente, son inalcanzables por múltiples razones. Y la económica no es la menor.

    Post a Reply
  2. Pues ésto es otra obra grandiosa tipo Cat. Donde muchos amiguetes y estómagos agradecidos podrían robar. Algo innecesario y muy muy caro para menos de 50. 000 habitantes. Con un mantenimiento imposible de sobrellevar, nos subirían más el agua y el IBI para esta gilipollez. Seguro que lo hacen los Rojos, con tal de hacer idioteces, lo que sea.

    Post a Reply
  3. Con menos de la mitad del dinero que se metió en el CAT se podía reconstruir el Cervantes y preservar el patrimonio de segovia. Cacahuetes , clara y secuaces piensan de otra manera. Ahora!! Tenemos lo que nos merecemos claro!!!!!!

    Post a Reply
    • Auditorios, teatros, escenarios, salones de actos….. INFRAUTILIZADOS… en Segovia como los de las universidades, institutos, Juan Bravo, salón de Caja Segovia, Domingo de Soto, todas las iglesias católicas, Cárcel, polideportivos locales de Ayuntamiento y Junta de Castilla y León….. Etc, y aún no tienen sitio para representaciones o conciertos.
      !!! Un poco de imaginación!!!

      Post a Reply
  4. Es un error pensar que Segovia tiene público para dos teatros. El Teatro Juan Bravo es más que suficiente y sería positivo que Ayuntamiento y Diputación colaborasen. Ambas instituciones deberían ir juntos en temas culturales, pero para eso en el Ayuntamiento debería haber verdaderos gestores culturales y no amigas de la alcaldesa.

    Post a Reply
  5. Invertir en un teatro en medio de la ciudad histórica pienso que sería una buena idea, siempre que….no se use el dinero que cueste en mordidas o en inutilidades y sobre todo que el uso que se de al teatro sea correcto: obras de compañías profesionales, amateur, conciertos para músicas diversas ( grupos, orquestas, solistas…. reconocidos y noveles), y hasta una sección estable de títeres. Mil ideas si se llevase bien. Sería un atractivo para la ciudad (visitantes) y una competencia para el Juan Bravo, y creo que la competencia nunca resta. Voto por El Cervantes. Y porqué no, poner en marcha un TED segoviano emitido en stream desde el teatro (el Tedvantes)

    Post a Reply
    • Completamente de acuerdo, me parece muy bien que se ponga en marcha el teatro Cervantes, con teatro, música, congresos, títeres, teatro para aficionados, etc…, dos mejor que uno, competencia y variedad: la programación del Juan Bravo es, en demasiadas ocasiones, muy casposa.

      Post a Reply
  6. El que había, hubiera sido genial para una ciudad pequeña como la nuestra (que ya contaba con otro punto elegante -Juan Bravo- para hacer una ciudad más cultural sin espacios micro-micras; que pueden ser complementarios. ¡Pero no!, había que hacer otra ingente obra para el “Faraón del amanecer de las Segovias” y su adlátere diseñador. Y, como siempre, a tomar por… saco el invento. Otro CATapum. Pero no se preocupen que el ’empoderamiento’ actual seguirá tirando de la buchaca-pufos impuesteril

    Post a Reply
  7. Pues con todas las entradas que no se cobran, poco déficit me parece… (el del Juan Bravo I, ya veremos el II)… hasta cuando los políticos van a ir gratis y sin esperar colas a todo el espectáculo que les plazca?

    Post a Reply
  8. Si todo el que va al Juan Bravo pagase entrada no tendría tanto déficit.
    Parece ser que un teatro nuevo no hace mucha falta, la
    coordinación entre instituciones fundamental, pero con politic@s mediocres difícil.

    Post a Reply
  9. Como dice Luis Besa en su artículo, sería más lógico la ampliación de la Casa de los Picos, un centro donde se aprenden cosas útiles.
    Pero perdamos toda esperanza, ya que politicamente les “luce” más otro teatrillo, con el que poder regalar entraditas a miles de bobos y jetas, y así todos contentos. Los bobos sacian su ansia de “cultura”, y los “listos” se llevan sus correspondientes votos.

    Post a Reply
  10. Yo creo que se podría hacer un cine otra vez, como era hace 35 años el cine Cervantes. Fue un tremendo error cerrar todos los cines que había dentro de la ciudad, así no habría que depender del vehículo o del autobús para poder ir al cine. Que pena de ciudad.

    Post a Reply
  11. Como dice con acierto el periodista, un teatro rentable necesita un gran aforo y ninguno de los dos mamotretos arquitectónico segovianos, cumplen con los requisitos necesarios.
    Lo mejor es hacer un nuevo teatro este si, fuera del recinto amurallado con el aforo suficiente para que sea rentable y a poder ser que administrado por profesionales y que no sea un pesebre para estómagos agradecidos, no sólo saldrá más barato sino que será economicamente sostenible.
    Pero por otra parte Segovia muere, muere por despoblación teniendo Madrid tan cerca casi como Guadalajara o Toledo que que han duplicado su población.
    En Segovia el alquiler o la compra son entre difíciles e inalcanzables, pero las casas en el casco viejo se caen, los edificios antes públicos estan vacíos y no existen planes par llenarlos pero para tener dos teatros que perderán dinero nuestros politicos, van perdiendo el culo, disfrutemos lo votado.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *