web analytics

Los últimos presupuestos de Francisco Vázquez

La Diputación de Segovia es una máquina burocráticamente bien engrasada. Hasta se pueden permitir tener los presupuestos de 20019 aprobados en octubre para, de este modo, adelantar los trámites de inversión en los diferentes pueblos de cara a las elecciones del 26 de mayo de 2019. Así lo reconocía el propio Francisco Vázquez en el pleno especial en que, con los votos a favor de la No Adscrita María Cuesta y los 12 del PP, se imponía a los 10 en contra del PSOE y la abstención de Centrados.

Empecemos por María Cuesta, que desde que abandonó a Ciudadanos ha pasado de ser el azote de la casa y profeta de su disolución por entidad caciquil y obsoleta, a una enardecida aliada de la institución. “Es muy fácil ir contra los presupuestos desde la oposición, hacerlos desde el equipo de gobierno es muy duro”, le recriminaba al PSOE. Tanto ardor progubernamental sugiere que Centrados no desafina mucho cuando la da por virtual cabeza de lisat de Espirdo por el PP en las próximas elecciones.

La diputada no adscrita María Cuesta.

El voto negativo del PSOE entra de lleno en el manual de la oposición. Tras dos años pactando con el PP los presupuestos, y ya en vísperas electorales, los de Alberto Serna han cambiado de acera. Algo que el portavoz del PP, Sanz Merino, justificaba indulgentemente como un gesto electoralista. “Es normal, ustedes tienen que diferenciarse, y no van a ir de la mano con unos presupuestos del PP”, les decía, no sin pasarles cuentas -o burlarse- por la escasa coherencia demostrada. “Han estado ustedes apoyando dos años seguidos el proyecto; o han sido ustedes incoherentes en estos dos años o lo son ahora”.

“Son unas cuentas que no van a servir para implementar las nuevas políticas que nuestra provincia necesita y que no abordan con ambición los retos que Segovia tiene por delante”, se justificaba Serna, lamentado que “no se hayan tenido en consideración las múltiples propuestas que hemos trasladado al equipo de gobierno en los últimos diez meses”. Entre ellas, Serna destacó la elaboración de los Planes provinciales contra la Despoblación, de Impulso económico de la mujer rural y de Vialidad Invernal, así como la el creación del Consorcio Provincial de gestión del Agua y la creación de una Línea de ayudas a las organizaciones agrarias, o los parques comarcales de bomberos.

Todos los puntos fueron sistemáticamente contra-argumentados por el portavoz del PP, en una laaaaarga e interminableeeee intervención de más de 30 minutos. Sanz Merino, si sigue en la Diputación el año que viene con un nuevo reglamento que limita a cinco minutos las intervenciones, deberá replanteárselo.

La factura del personal

Por su parte, y como ya avanzó, Juan Ángel Ruiz, de Centrados, basaba su abstención en dos cosas, la Relación de Puestos de Trabajo y la falta de políticas reales de captación empresarial, poniendo el ejemplo en los “programa de innovación”, que en realidad debería ser llamado -según Ruiz- de Cultura o Turismo, atendiendo a que en 2019 financian básciamente “cosas como  las veladas poéticas de Brieva (Pan Duro), el amor en Sotosalbos (enamora Sotosalbos) o las pinturas sobre pacas en Espirdo (alusión que no gustó nada a su alcaldesa, María Cuesta).

Por lo demás, son unos presupuestos que crecen en 1.6 millones respecto a 2017 hasta situarse en los 58.275.000, en gran medida, por el incremento del gasto de personal por las actualizaciones salariales de aplicación si finalmente se aprueban los Presupuestos del Estado (si no, no). Y es que los servicios sociales, sobre todo, convierten al personal en el principal activo de la institución con 23,8M€ de los que 600.000€ son para órganos de Gobiernob (7 diputados liberados total o parcialmente) y 386.000 para el personal eventual (12, incluidos los administrativos de los diferentes grupos), el resto para 551 funcionarios y 78 trabajadores laborales.

En este sentido y para 2019 se crean cuatro plazas más: entre ellas un técnico para reforzar el área de Contratación y un educador para discapacitados psíquicos. Se amortiza una plaza de encargado de servicios y se transforman otras cuatro plazas.

Los últimos de Vázquez

Unos presupuestos que como glosó su presidente son especialmente inversores (8.9M€) y mantienen la totalidad de los programas de la Diputación, dejando la casa en una situación solvente. Con una reducción de la deuda de 20 millones desde que Vázquez entrara a comandar la institución en 2011. Actualmente, la deuda viva es del 26% de los recursos totales. “Son los últimos prespuestos de esta presidencia, y echando la vista atrás, estoy muy satisfecho”, dijo para glosar a continuación algunos de los logros de estos casi 8 años, como el aumento de la inversión, la renovación del Juan Bravo, modernización de servicios sociales e implementación de nuevas líneas de trabajo.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Lo que dan los 18000 €, que subvenciona la dipu…..una institución caduca, caciquil y clientelista…..

    Post a Reply
  2. Lo de Cuesta no tiene nombre. Que se vaya a su pueblo y deje que porque votamos a Ciudadanos estemos representados. ¡¡Es una vergüenza!!!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *