web analytics

Gimnástica Segoviana, el futuro está en el Ether

No soy socio de la Segoviana y además ya dí mi opinión sobre la conversión en SAD. Durante unos años fui profesor en la UVa de Patrocinio y Mecenazgo. Estudiaba estos asuntos, mirábamos buenos y malos ejemplos. En el caso de la Sego la conversión en SAD no plantea mayor complejidad siempre que se adopten fáciles prerrogativas de preservación de los activos, que desgraciadamente son pocos, básicamente uno, el nombre. Por lo demás, la reversión en SAD es lo suyo si se quiere invertir fuerte de cara a posibles ascensos y profesionalizar al club tanto en lo deportivo como en su gestión. Con la SAD, un potencial quebranto económico recae solo sobre el accionariado. Así que todo lo que hay que hacer es preservar el nombre y, en una de malas, y dentro de 5 años, volver donde estamos.

Otra cosa es el proyecto empresarial que hay detrás. En principio hay un grupo de cuatro inversores, entre los que descollan empresarios vinculados con Innovantia, filial de Teknei, y aunque sus portavoces en la pasada reunión explicativa del proyecto pusieron mucho énfasis en desmarcarse, lo cierto es que a primeros de mes algunos de ellos se presentaban como imagen pública de Soccer Team Owner, una iniciativa muy pero que muy pionera de inversión en clubs con potencialidades de crecimiento a partir de plataformas de gestión de criptodivisas y en concreto del Ether (Ethereum ERC-1400 bajo el contrato de Ethereum Platform Smart). Por más que me digan yo veo ambos proyectos, Segoviana y Team Owner, íntimamente relacionados.

En la web corporativa hay una más que interesante información, que es de donde yo he sacado los presentes datos y donde por cierto, figura la Gimnástica Segoviana CF, valorada en 1.75M€, junto con otros 8 clubs analizados y que son en los que Team Owner (TO) cifra como de un mayor potencial de crecimiento en el fútbol español. Literalmente pone que estos clubs son “candidatos perfectos para iniciar el proyecto. Sin embargo, se planea estudiar equipos de Inglaterra, Alemania e incluso América más adelante”.

Dónde está el dinero

Empecemos por lo que siempre hay que preguntar en estos casos. ¿Dónde está el negocio? ¿Dónde el dinero? TO se presenta como una plataforma de inversión también en criptodivisas que ofrece la posibilidad de ganar dinero en el fútbol español. ¿Cómo? Pues básicamente la pasta está en tener un equipo de tercera y subirlo a Segunda B, para en un plazo razonable, asaltar la Segunda División. De esta manera, y teóricamente, se generan unas plusvalías. Un club que costaba 500.000€ en Tercera podría llegar a valer accionarialmente 20M€ en Segunda, añadan a ello derechos televisivos, traspasos (porque alguno hay siempre que sucede algo así), mercha… A continuación se identifican 9 clubs especialmente interesantes desde este punto de vista (y como vemos, la Sego es uno de ellos).

Está claro que el fútbol es un negocio de alto riesgo. Miren el Málaga, que Al Zani invirtiera un pastizal no te libra de acabar en Segunda. Lo sabré yo que por mis pecados soy irredento hooligan del Espanyol; contar con músculo chino no te libra del batacazo. Curiosamente, me da la impresión de que a muchos socios de la Segoviana se les llenaría la boca de admiración si el pagano fuera el típico chino o jeque supuestamente forrado. Por no hablar del típico constructor de los buenos tiempos, con un móvil por patrimonio pero capaz de liar al más pintado. El problema radica en que el negocio que plantea TO, y que los cuatro empresarios  dicen que va por otro lado pero yo creo que no tanto, es difícil de explicar. Habrá socios de la Segoviana que lo entiendan mil veces mejor que yo, pero estoy seguro que la media asocia criptodivisas a ganar dinero con porno, vendiendo burundanga por la deepweb o defraudando a Hacienda.

Qué es una criptodivisa

Pero no es así. Toda moneda tiene un valor económico en base a la especulación del mercado y al capital circulante, así como de que parte de un valor real garantizado por un gobierno emisor. Si hay muchas monedas en circulación el valor económico baja. Si hay un gran interés en captar esa moneda, el valor sube. Si al frente del gobierno hay un grupo de cleptócratas populistas como pasa en Argentina la moneda se desploma.

Imaginen ahora que yo lanzo una moneda electrónica para el intercambio de bienes en internet, eso es lo que llamamos una criptodivisa, un token (como es un token los puntos del supermercado). El valor económico del token viene, por un lado, que yo he generado antes un sistema que limita el número de criptodivisas en circulación. En el caso del bitcoin, criptodivisa más conocida, son horas en que se tarda en ejecutar un determinado programa (mucho más complejo, pero para entendernos).  Eso es la emisión. Una vez emitido tu token fluctúa en función de la demanda.

Vale. ¿Pero qué hay de la garantía? En ausencia de un Estado emisor, ¿quién garantiza que tu bitcoin no es falseable? La tecnología de cadenas de bloques. Se trata un sistema de programación encriptada según el cual todos los archivos comparten a la vez una serie de metadatos. Técnicamente es una base de datos descentralizada. Para los fines que nos ocupan. Si yo tengo un bitcoin (6.000€ al cambio, de 1.000 que valía en 2013) y se lo paso a mi cuñado, todos los bitcoins del mundo (que no dejan de ser archivos) incorporarán al instante un metadato, información, que dice “el bitcoin de Besa es ahora de su cuñado Mariano”. Así pues, para falsificar un bitcoin habría que falsificar todos los bitcoins del mundo.

Eso justifica el éxito de la criptodivisa como moneda on line especialmente en países donde la divisa local es especialmente débil. Por ejemplo, Latinoamérica o África. Hasta el punto que gigantes como Amazon o Paypal han tenido que admitirla como moneda de pago para transacciones. En el fondo, mucho más seguro parece el bitcoin que el Naira nigeriano, ¿no? Aunque claro, todo en la vida es un acaso. Mañana va Amazon y prohibe transacciones en bitcoins y el bitcoin por los suelos.

Vamos ahora a Etherum y su criptodivisa Ether. Esto es un paso más. Ya no solo es soporte de pagos sino un mecanismo abierto de intercambio de capital. Imaginen que es usted chino o venezolano, tener acciones  impone una cierta burocracia fiscal. Hay que declararlas, pagar unas tasas y unos impuestos si hay plusvalías. Es por esa razón que el mercado variable no funciona para microaportaciones. La cosa cambia si tu compartes un activo fijado en Ethers en una plataforma que se mueve por cadenas de bloques. Ahí sí que se abre la vía a pequeños desembolsos, porque tú ya no compras acciones sino que, por así decir, inviertes en un fondo de inversión. Este negocio llevado al fútbol es el que propone Team Owner y que los promotores de la SAD Gimnástica dicen que no tiene nada que ver.

No tiene nada que ver porque, como es obvio y como marca la legislación española, tu no puedes participar en el capital social de ninguna entidad española pagando en ethers. Debes primero cambiar tus ethers a euros. Y ahí interviene TO, te hace toda la gestión. Simplemente -creo entender- al señor que invierte en ethers se le vincula su inversión a un equivalente accionarial que es suyo fehacientemente (o sea de TO) y sujeto al vaivén accionarial real. Al señor que invierte en euros, pues nada, como si compras letras del Tesoro, exactamente igual. En realidad, los promotores de la SAD no mienten en absoluto cuando dicen, “no invertiremos un euro en criptodivisas para la Segoviana”. Porque en realidad, y esto es lo que pienso, ellos previamente habrán operado la gestión del cambio a través de TO, asumiendo todos los impuestos y todas las vicisitudes legales que sea menester.

Y debo decir que, a priori, no veo nada indecoroso o fraudulento en ello. A la gente común le cuesta pensar que el mundo de las pesetas y los francos se ha acabado. Muchos todavía arrugan el morro cuando oyen hablar de comercio on line, de digitalización, porque simplemente, no entienden el mecanismo (no entendemos el mecanismo). Prefieren creer en un tipo disfrazado de jeque golfeño. Ese sí que les da tranquilidad y confianza. En cambio, si les sueltas que para comprar “envíe y obtenga autorización con respecto al KYC para nuevos clientes, incluidos los cheques ALD / ATF”, pues como que da miedo. Y se entiende. Miedo a lo desconocido. Así que olviden todo lo anterior y háganse la pregunta real. ¿Qué puedo perder?

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

3 Comments

  1. A mi esto me huele a estafa que te cagas.

    Post a Reply
  2. Solo hay que seguir un poco todo el proceso para ver que algo huele mal en este negocio . Los inversores van a lo suyo y no pararán hasta conseguir su beneficio. Club sin ningún patrimonio , jugando en un campo de fútbol propiedad del ayuntamiento que una vez sea sociedad anónima tendrá que explicar como se puede usar una instalación municipal en beneficio de una empresa privada. Lo de las criotomonedas ya suena a los sellos del fórum filatélico y otras historias similares .
    Vimos desaparecer el
    Caja Segovia de fútbol sala y puede que veamos lo mismo con la sego.
    Por cierto que pasara con la cantera , esos cientos de niños que pagan todos los años por jugar al deporte que más les gusta

    Post a Reply
  3. ha quedado clarísimo… Team Owner no tiene que ver con la Sego….. pero nadie descarta que una vez convertido el club en SAD, los dueños acuerden con Team Owner la relación… que no será nada complicada… ya que son los mismos dueños en ambas sociedades
    Además me quedo con el club casi gratis… y si sale bien la plusvalía para mi (privado)…. si sale mal se cierra el club o dejamos la deuda que la gestiones otro (concurso de acreedores o disolución)… y los fan de la Sego que les den … que empiecen de cero con otro club que tampoco es el real madrid… no será tanto drama para unos señores que no se les conoce por segovia.
    En fin que los socios decidan lo que mejor crean en conciencia.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *