web analytics

Emma García dimite y se va de un ‘bronco’ pleno de Torrecaballeros

Tal como avanzó acueducto2.com, la concejala del PSOE de Torrecaballeros, Emma García, hasta ahora número dos del equipo municipal presidido por Rubén García, aprovechó el pleno extraordinario del 9 de mayo para renunciar al puesto entre duras acusaciones contra el alcalde y según las cuales este le habría retirado de un día para otro y sin mayores explicaciones de todas las competencias, emplazándola a firmar un escrito de dimisión si no se ceñía a la pretensión de alcaldía.  La edil no quiso hacer declaraciones ante los medios. “Lo que tengo que decir se lo diré al pueblo”, dijo a la puerta del ayuntamiento. Acompañada de una decena de vecinos, familiares y amigos, y en una sala de plenos con una más que buena entrada (sobre una treintena de asistentes, entre ellos tres diputados provinciales del PSOE, Alberto Serna, Borja Lavandera y José María Mateos, que escenificaban así su apoyo al alcalde), Enma García tomó la palabra en el primer punto del orden del día, precisamente, el relativo a informar de su inmediata renuncia.

Tras agradecer las muestras de apoyo recibidas en los últimos días, dar las gracias a sus compañeros de la agrupación socialista de La Granja-Valsaín, así como al personal del municipio, García se ratificó en lo dicho: “el 20 de abril el alcalde me cesó de todas mis funciones, me dijo que reestructuraba el equipo de gobierno y me presentó una carta de dimisión si no aceptaba. Fui cesada y no he sido merecedora de este trato”. Acto seguido, la concejala se puso en pie y seguida de sus seguidores -valga la redundancia- tomó el portante y abandonó el pleno entre sonrisas y la cabeza bien alta.

Ya sin García en la sala, el alcalde dio su versión, en absoluto coincidente. Reconoció que había reestructurado las áreas municipales de trabajo y que a la teniente de alcalde la desplazaba de la concejalía de obras y servicios a parques y jardines. Así se lo hizo saber a la aludida el 20 de abril. “Ella abandonó la reunión. No ha habido ningún tipo de cese ni en ningún momento hubiera querido que Enma abandonara el equipo de gobierno”, explicó Rubén García.

Mal ambiente en Torrecaballeros

Que no haya versiones coincidentes debe ser algo habitual en el peculiar pleno de Torrecaballeros. Para empezar y a diferencia de lo que ocurre en los plenos de los municipios a los que este redactor acude (no pocos), no hay demasiadas formalidades en el turno de palabras, los concejales (del PP y del PSOE, principalmente) intervienen cuando quieren y no faltan duelos verbales entre este y el otro, donde uno dice, otro replica, otro vuelve a replicar, todo lo cual entre los asentimientos y voces de apoyo del respetable y hasta algún que otro aspaviento. De vez en vez Rubén García recuerda la existencia del turno de palabra, pero al poco él mismo interviene para precisar esto o lo otro en la argumentación del rival.

En el pleno de renuncia de la ya ex teniente de alcalde, en rigor un pleno extraordinario, se debían aprobar ordenanzas relativas a la cesión de espacios municipales, concesión de subvención a asociaciones y de ayudas a vecinos en materia  de lucha contra la precariedad (una de las condiciones impuestas por Torrecaballeros en Común para apoyar al alcalde). Todas las ordenanzas salieron adelante con los dos votos del PSOE (faltaba la concejala saliente, que será sustituida por María Luisa Llorente) más el ex-UPyD, actualmente concejal no adscrito, Fidel Díez, y el de Torre en Común, Pepe García Lomas; contra tres votos del PP (faltaba una concejala, que se incorporó más que mediado el pleno).

En honor a la verdad, el PP de Torrecaballeros no parece especialmente dado a la “oposición constructiva”. Por ejemplo y para regocijo de sus partidarios, en un momento del debate (en dos momentos, para ser precisos) un concejal de la formación repartió, también entre los asistentes, copias de las ordenanzas de otros ayuntamientos, calcadas por Torrecaballeros al pie de la letra. Fue en vano que los tres partidos de la oposición recordasen, y es cierto, que “copipegar” ordenanzas es algo común en todos los consistorios. Los del PP no entraban en razones y pretendían una personalización de los textos, criticando que se copien sin más los reglamentos de municipios como Alcobendas, con 226 millones de prresupuesto, recordaba María Llorente, portavoz del PP.

En general, los tres partidos que apoyan a Rubén García acusan al PP de limitarse a “montar un circo” en los plenos. De tergiversar sistematicamente los hechos, pasar del trabajo en las reuniones y “venirse arriba” en las sesiones del plenario. Algo que, por supuesto, no reconocen los del PP, que explican que sistemáticamente sus aportaciones son ninguneadas. Nuevamente versiones encontradas.

Y si bien es cierto que el PP practica una oposición algo bronca, facilitada por el escaso formalismo en el turno de intervenciones, tampoco deja de serlo que las aportaciones de la portavoz, María Llorente, terminan en el cesto de los papeles, ya sean extemporáneas o razonables. Así por ejemplo, entre lo segundo, una sugerencia para que las ayudas a los vecinos en riesgo de exclusión tengan en cuenta “la antigüedad” como censado en el municipio del solictante para evitar que un foráneo llegue, se empadrone y reciba una ayuda, fueron apartadas sin contemplaciones. Igualmente la relativa a acompañar un formulario de solicitud en las ordenanzas. En definitiva, que no todo es aspavientos en la oposición, lo que sumado a que Rubén García ya ha visto como en apenas un mes abandonaban su bando dos concejalas (su teniente de alcalde, y la anterior representante de Torre en Común), ambas por falta de acuerdo con el alcalde. La cosa es que el clima político de Torrecaballeros no progresa adecuadamente. Más bien lo contrario.

Fotos. Emma García abandona el pleno. La ex-concejala, en los minutos previos al pleno. Grupo del PP. Los concajes de Torre en Común y el no adscrito, Fidel Díez.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Creo que el redactor no se entero bien, las ordenanzas fueron pedidas por el grupo del PP,ya que el año pasado el Alcalde concedió subvenciones de manera arbitraria, saltándose la Ley General de Subvenciones
    El Estado deja establecido mediante la Ley 38/2003 la regulación del régimen jurídico de las subvenciones otorgadas por Administraciones Publicas ,el art 17.2 dispone que :”las subvenciones de las Corporaciones Locales se deberán aprobar en el marco de las bases de la ejecución presupuestaria a través de una ordenanza especifica para las distintas modalidades de subvenciones”.

    Esto se ha venido incumpliendo en el Ayuntamiento de Torrecaballeros a lo largo de esta legislatura, de manera reiterada, a pesar de que el Alcalde había sido advertido de que no podía hacerlo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *