web analytics

Desmontando a Postigo

PostigoyVazquezJesús Postigo seguirá hasta las municipales de mayo como portavoz del PP en el ayuntamiento de Segovia, pero tal como adelantó ayer acueducto2.com, no se presentará a la reelección. ¿La razón? Postigo señaló que “mantengo la ilusión, las ganas y la convicción de que la ciudad precisa un cambio radical de proyecto político” y, como era de prever, invocó cuestiones “personales, profesionales, familiares y de amistad que me impulsan a tomar esta decisión. Ustedes saben que es difícil compaginar el querer con el poder, y yo ya no puedo”, dijo en comparecencia de prensa arropado por el presidente provincial del partido, Jesús Vázquez.

Aristóteles en sus Analíticos Posteriores nos dice que hay cuatro tipos de causas. La material, la eficiente, la formal y la final. Por así decir, y como suele pasar en estos casos, Postigo respondió a la causa material -“no sigo porque no puedo”, dejó entreveer las causas eficientes y formales, las que explican porqué no puede, y pasó por alto la causa final.

En realidad, Postigo tira la toalla porque tiene electoralmente muy difícil ganar con mayoría absoluta las próximas elecciones y simplemente no puede seguir pagando los peajes personales y sobre todo profesionales que exigirían cuatro años más en la oposición. En otro momento de su intervención, y en un contexto de agradecimiento a sus compañeros del grupo municipal dijo: “Estar en la oposición es una labor que tiene un alto coste personal y económico, no remunerado”. Y por ahí van los tiros. Cualquiera que conozca su empresa –Gráficas Ceyde, a la que ha dedicado más de media vida- sabe que Postigo es una parte esencial de la firma. Y en los momentos que corren -Postigo no obvió tampoco el borrascoso marco económico de España y Europa- ninguna empresa puede permitirse el lujo de pagar a un directivo para que este dedique la mayoría de su tiempo a la dura y a menudo infructuosa brega municipal opositora.

Y esta es la causa eficiente y la formal. La que explica el ser del objeto.

Hace un mes tuvimos una conversación privada en la que se suscitó su continuidad o no. No me lo dijo abiertamente pero sí me sugirió la posibilidad de que solo continuaría si la política dejaba de ser un lastre para él, para su familia y para su empresa. A partir de aquí solo se puede especular. ¿Sugirió Postigo a Vázquez la posibilidad de continuar si, por ejemplo, se le facilitaba un acta de senador? En la comparecencia, tanto Postigo como Vázquez -como era de esperar- negaron esa eventualidad, si bien Vázquez tampoco descartó que no hubiera que hacer cambios en la actual distribución de poder, parafraseando al Cholo dijo: “hay que ir partido a partido”. Pese a ello, pienso que sí ha habido movimientos de ese tipo. Contra lo que algunos creen, Postigo no es un hombre rico, vive de su trabajo, de su nómina. Así que liberarle del primer plano de la actividad empresarial para facilitar su trabajo municipal no puede considerarse una insensatez. Un dirigente del partido lo expresaba así. “Entra Postigo por Santamaría y todos contentos”. Todos o casi todos o casi alguno, pues lo de senador sigue siendo una apetecible prebenda con no pocos novios.

Postigo&Vazquez2

Arriba y sobre estas líneas, Vázquez y Postigo en la sede del partido en la rueda de prensa del 6 de diciembre.

Yerran sin embargo quienes piensen que conseguir un escaño funciona así, me planto ante Vázquez y Vázquez -principal valedor de Postigo- me garantiza un puesto. No. Estas decisiones no están solo en la mano del aparato provincial. Hay que consultar con los “jefes” autónomicos, que a su vez deben mover ficha en Madrid. Por otro lado, las encuestas internas y el sentir en el PP es que Postigo no es ya un caballo ganador, alguien capaz de remontar un marcador adverso.

El caso es que en pleno acto de entrega de premios de la Fundación Cándido, y ante los periodistas, Vázquez recibió una llamada de Valladolid. Una llamada lo suficientemente potente como para forzar su desaparición de la sala durante unos minutos para reaparecer e invitar a Postigo a fumar un pitillo (Vázquez, que no fuma) en la intimidad de los aparcamientos, escena que acueducto2 captó. Desde Pucela no estaban en condiciones de garantizar nada de nada de momento, Postigo tiene todo nuestro “amor y cariño” pero de momento no podemos pasar a mayores intimidades, parece ser que fue el mensaje. A la vuelta del pitillo los rumores eran ya retumbantes y la confirmación llegó en forma de convocatoria. Sábado, 6 de diciembre, a las 11.30 comparecencia conjunta. Blanco y en botella, leche.

5 de diciembre. Ante la cámara de Acueducto2.com, Vázquez y Postigo rematan la no continuidad del portavoz del PP como candidato.

5 de diciembre. Ante la cámara de Acueducto2.com, Vázquez y Postigo rematan la no continuidad del portavoz del PP como candidato.

Lo reconocieron los comparecientes. “La decisión estaba tomada desde hace quince días y pensábamos oficializarla tras informar a Herrera esta misma semana, luego ha pasado lo que ha pasado y hemos creído conveniente no demorarlo ni un día más”.

La causa final

Pienso que, en realidad, la decisión de dejarlo se remonta a tres años y medio atrás en el tiempo. El  22 de mayo de 2011,  en que Postigo se quedó a unos cientos de votos de la mayoría absoluta. Su lista estaba hecho por y para el gobierno municipal. Postigo tenía pensando dejar Ceyde y dedicarse en cuerpo y alma a la alcaldía, rodearse de unos colegas de potente trayectoria empresarial –Garvía, Barrios, y hasta cierto punto, Folgado– y ponerse a buscar inversión privada para Segovia, a sabiendas que eso era lo que se pedía de él: trabajo. Para la parte social confíaba en ciudadanos de perfil apolítico, los más de ellos reclutados del activismo cristiano. No era mal proyecto de gobierno, mejor que el populismo segovianista vacuo de Arahuetes, pero era un proyecto pésimo para hacer oposición.

Lo siguiente es cosa sabida. Mucho más ducho en la política local que Postigo, Pedro Arahuetes le ganó la mano y por dos veces. Una arrebatándole una mayoría absoluta en unas elecciones que pintaban horribles para el PSOE. Otra salvando la cabeza en el pacto con IU (“pacto de perdedores”, que decían aún con despecho Vázquez y Postigo). A continuación, y durante tres años, Postigo “padeció y fue sepultado” por las comparecencias de cada jueves, en las que Arahuetes sin escatimar insultos, bravuconadas y embustes le caracterizaba de enemigo público número uno, mensajes convenientemente coreadas por unos medios hegemónicamente arahuestistas.

Y esta es la reflexión final que debería hacerse Postigo. No ha sabido ganarse el afecto y la credibilidad de la “Segovia baja”, al revés. Un hombre del stablishment, que se mueve como pez en el agua en los actos empresariales y por la zona de San Millán. Pero que en Nueva Segovia y la Albuera siempre tuvo y tendrá cartel de segoviano “pata negra”, nacido para dirigir paternalmente los destinos de la ciudad como si esta fuera su fábrica.

Hay fotos que lo dicen todo. Las de la flor y nata de los periodistas locales en esas cenas de hermandad con el “compañero” Pedro. Jesús Postigo no tendrá esa foto, ni peloteriles comentarios en Facebook lamentando su retirada. Probablemente soy injusto con Postigo (han pasado demasiadas cosas como para sintetizarlas en un artículo), pero no se me quita de la cabeza que su error -y no solo en el ámbito de la comunicación- fue infravalorar el poder los sargentos y siempre preferir el trato con los generales. Y es que cuando te toca servir en el frente de la oposición, en pleno tiroteo, no esperes que los generales vengan a echarte una mano.

La vida sigue. La cúpula segoviana del partido en la mesa de NNGG montada con motivo del Día de la Consttitución.

La vida sigue. La cúpula segoviana del partido en la mesa de NNGG montada con motivo del Día de la Consttitución.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

4 Comments

  1. Lo cierto es señor periodista, que pocas veces, o nunca, ha estado a la altura de sus oponentes, no me refiero a la forma, sino al fondo. De eso era muy consciente su partido.
    En lo personal, así como en su vida profesional, desearle lo mejor. La política no es lo suyo.

    Post a Reply
  2. Efectivamente para la política no vale. Es demasiado buena persona(independientemente de su ideología social y religiosa).

    Post a Reply
  3. Ha sido muy claro en su artículo. Mucho mejor habría sido la victoria de postigo. A lo mejor así usted en vez de montar un diario digital lleno de bilis arahuetil…. Trabajaría de jefe de prensa o asesor del personaje. A ver si se enteran. No fue capaz de sacar mayoría absoluta en pleno sunami popular que es lo que fueron las municipales de 2011, donde ganaron hasta donde no se lo esperaban. Un FRACASO total. Y le doy la razón los Segovianos tras 11 años de gobierno socialista han comprobado la diferencia entre ambas ofertas. Esta claro

    Post a Reply
  4. Efectivamente señor ‘MonoLIngüe’. Comprobado y bien comprobado. Lo mismo nos había dado (salvo salvar el paseo del Salón, gracias a un cabezota), el resto gestión nefasta patrimonial. Del día a día no hablamos, para qué, hasta el alcalde más normalito (y sin cobrar sueldo) va sacando la ciudad adelante. Por lo demas todo atascado y bien atascado. Gracias principalmente al ‘Tsunami Arahuetil’ al que hace usted referencia y su hueste de pluma al hombro. Ya veo que comienza la campaña electoral municipal y saltan las olas al malecón 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *