web analytics

Ciudadanos denuncia el vaciado de la cuenta del grupo provincial

El secretario de Ciudadanos en Segovia, Alfonso Martín, ha presentado una denuncia en la comisaría de policía de Segovia para que se investiguen las transferencias, en forma de donativos, realizadas a favor de cinco ONG locales desde la cuenta del ya desaparecido grupo provincial de Ciudadanos, en la que ha quedado un saldo de 50 céntimos.

Alfonso Martín.

Martín asegura que su denuncia no ha sido realizada expresamente contra María Cuesta, que abandonó la disciplina de Ciudadanos el mes pasado, “ni siquiera contra el banco Pastor” sino que trata de esclarecer “cómo se han hecho operaciones en una cuenta mancomunada en la que yo no he firmado” y por tanto pide que la policía investigue “cómo ha podido ocurrir eso y quién lo ha hecho”. De acuerdo con su versión, conoció los movimientos en la cuenta cuando, tras salir Cuesta del partido “fui a mirar qué pasaba con ese dinero para preguntar a la Diputación qué teníamos que hacer con él”.

María Cuesta.

La investigación no será complicada. La hoy diputada no adscrita, María Cuesta, reconoce ser la autora de la orden de realizar las transferencias, aunque asegura que para hacer la operación (telemáticamente) sólo necesitó sus propias claves, mientras que decidió hacer las donaciones “para que ese dinero no se perdiera al haber desaparecido el grupo”. Autismo Segovia, Fundación Personas, la asociación contra el Cáncer, la asociación de Parkinson y Aspace fueron las beneficiarias del donativo de 1.269,20 euros que, según consta en los certificados, realizó Ciudadanos en sus respectivas cuentas el 22 de junio.

La cuenta en cuestión es la que se utiliza para que la Diputación ingrese el dinero que está designado para el funcionamiento ordinario de los grupos políticos. En cifras redondas cada grupo tiene asignados 1.000 euros anuales y cada uno de los diputados, 5.000. En el caso de Ciudadanos, la cuenta es de 6.000 euros anuales.

Mientras que Cuesta cree que destinar ese dinero a donaciones es posible legalmente y Martín se pregunta en voz alta si “eso se podrá hacer”, en lo que discrepan las versiones de ambas partes es precisamente en quién era la persona autorizada para realizar los movimientos bancarios. El secretario del partido sostiene que esa es una cuenta mancomunada que requería su firma (y la de Cuesta) para cualquier movimiento y que no firmó aquellas transferencias, mientras que la diputada explica que sólo le bastó su firma para realizar el donativo.

Fuera de la junta de portavoces y sin personal de apoyo.

Lo cierto es que la nueva situación de “diputado no adscrito” de María Cuesta obligará a la Diputación a realizar algunos cambios. De entrada, al carecer, por definición, de grupo propio, ya no formará parte de la Junta de portavoces, aunque sí mantendrá su presencia en las comisiones a las que ya asistía con anterioridad.

Del mismo modo, tampoco cuenta ya con el personal —un auxiliar administrativo a media jornada— del que disponía hasta que forzó la desaparición del grupo de Ciudadanos. Un decreto de Presidencia —al que se adscribe el personal eventual de los grupos— comunicó el cese a la trabajadora tras el último pleno, a finales de junio, en el que Cuesta, precisamente, hizo oficial ante la corporación su salida de ciudadanos y su pase a situación de no adscrita.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *