web analytics

Benavente y el Soto de Revenga

Benavente y el Soto de Revenga.

(Anexo: GR88 4. De la Cañada Real Soriana Occidental a Hontoria)

“Con motivo de la venida de Benavente á Segovia para tomar parte en el festival del sábado, la Asociación de la Prensa ha organizado, para el domingo próximo, en obsequio al insigne comediógrafo y como agasajo al señor Rubio y á sus discípulos del Conservatorio, una jira en el pintoresco soto de Revenga, donde ese día se celebra la tradicional fiesta de la Virgen del Soto”.

Benavente con periodistas y autoridades segovianas en el Soto de Revenga.

Benavente con periodistas y autoridades segovianas en el Soto de Revenga.

Fotografía histórica, tomada en 1915, en uno de los parajes del piedemonte de la sierra del Guadarrama, que nos atrevemos a decir que tiene ‘duende’. Se trata del Soto de Revenga, espacio ideal para hacer un alto en el camino.

En la imagen reproducida podemos ver a  Jacinto Benavente, años más tarde premio Nobel de literatura (1922), con napoleónica mano, junto al gobernador civil señor Marqués de Montesa, el escultor Aniceto Marinas, el doctor Gila y el Alcalde de la ciudad de Segovia, señor Cáceres.

Soto de Revenga, al fondo el pico de Peñalara.

Soto de Revenga, al fondo el pico de Peñalara.

En el soto de Revenga, hasta los años ochenta, los olmos se contaban por miles, pero la temida plaga de la grafiosis acabó con ellos.

Soto de Revenga, vacas sesteando.

Hoy en día, fresnos y encinas decoran el soto, acompañados por los esqueletos de los antiguos moradores y algunos postes especiales, que sirven para las nidadas de varias parejas de cigüeña que año tras año acuden a su cita reproductora.

Entre narcisos y peonías, los nuevos cigoñinos van ganando peso bajo la reposada mirada de las vacas que plácidamente pastan y sestean por la zona.

El paraje, Monte de Utilidad Pública, alberga entre sus límites la ermita de la Virgen del Soto en la que aún se perciben los restos del románico que la vio nacer.

Ermita de Ntra. Sra. en el soto de Revenga.

El edificio, con muros de mampostería, conserva la estructura de dichos templos: nave y cabecera recta con ábside redondo o curvo.

Tiene dos entradas, una pequeña a poniente y otra en el muro sur de cuerpo saliente con arquivoltas decoradas.

Seguimos con la visita de Jacinto Benavente al soto. Según las crónicas de la capital de España en donde apareció la fotografía firmada por Caballero, la visita al espacio natural de tan ilustre personaje, autor ya consagrado. Se realizó por invitación de los periodistas segovianos:

“Para solemnizar la inauguración de la Asociación de la Prensa de Segovia, organizaron los periodistas de aquella antigua ciudad, una hermosa fiesta que tuvo honores de acontecimiento, en el Teatro Miñón”. Corría el mes de mayo de 1915.

La Asociación se había gestado a finales del año anterior en una cena celebrada por algunos periodistas con autoridades segovianas.

Pero fue a primeros del año 1915, en el café La Unión, cuando distintos oficios y propietarios de imprentas dan forma al reglamento de la Asociación de la Prensa Segoviana y Artes Gráficas.

La presidencia de la Junta Directiva quedó bajo el mando del periodista más veterano, Vicente Fernández Berzal.

Las noticias escritas dan cumplido eco de todos los detalles de los actos del día. Aspecto y decoración del local (el comentado teatro Miñón), asentado en una nave del antiguo convento de los Mínimos de la Victoria, hoy espacio dedicado a la hostelería; orquesta, salutaciones, representaciones teatrales…

Interior teatro Miñón de Segovia, decorado para agasajar a Jacinto Benavente.

“El ilustre poeta, D. José Rodao, hizo en unas ingeniosas cuartillas la presentación de Benavente, el cual leyó a continuación un hermosísimo discurso, interrumpido por continuos aplausos que se trocaron en grandiosa ovación al concluir.
El cuadro del conservatorio de Madrid, representó las obras Sin Querer y Sangre Gorda, con gran aplauso, y Pepe Rubio, retirado hace tiempo de la escena, estrenó el monólogo La fuente del ruiseñor, escrito expresamente por el doctor Gila para aquel ilustre acto. Gustó mucho porque es una preciosidad, y su autor y su intérprete fueron llamados al palco escénico, en medio de una ovación.
Puso fin a la fiesta un sentido discurso del propio Sr. Gila, cuya elocuencia obtuvo el mismo éxito que acababa de lograr como autor dramático.
De este sentido y cariñoso homenaje de admiración y simpatía, guardará el ilustre dramaturgo, Jacinto Benavente, un gratísimo e imperecedero recuerdo.”

Rodao y Gila son viejos conocidos nuestros, pues han protagonizado una entrada en este Blog por su ascensión a la Mujer Muerta allá por 1889.

Portada del libro de Carlos Álvaro, ‘José Rodao ¡Ese soy yo!’.

De José Rodao (Cantalejo 1865- Segovia 1927), nos podría hablar largo y tendido el periodista segoviano Carlos Álvaro. Es más, acaba de sacar del horno un libro sobre la vida y obra del olvidado e insigne escritor cantalejano.

Como recuerda Carlos en la introducción: “maestro de escuela, autor teatral, poeta y periodista festivo ingenioso y de talento que enlaza con Larra y Quevedo, fabulista de mérito, filántropo y benefactor social…” .

José Rodao ¡Ese soy yo!, Edit. Círculo Rojo, Almería abr. 2104. Recomendado queda.

Centrándonos en el Soto de Revenga, nada mejor que la crónica, aparecida en un diario local días antes, de la celebración de la gira preparada a tal efecto para despedir a tan ilustre visitante.

La elección del lugar para agasajarlo, a nuestro parecer, fetén:

“Con motivo de la venida de Benavente á Segovia para tomar parte en el festival del sábado, la Asociación de la Prensa ha organizado, para el domingo próximo, en obsequio al insigne comediógrafo y como agasajo al señor Rubio y á sus discípulos del Conservatorio, una jira en el pintoresco soto de Revenga, donde ese día se celebra la tradicional fiesta de la Virgen del Soto.
La acreditada cocina del Hotel Fornos servirá un suculento almuerzo, y la danza de Abades, que concurrió al certamen de turismo de Londres, dará al acto carácter netamente segoviano, ejecutando típicos paloteos, al son del tamboril y la dulzaina.
También los exploradores proyectan realizar ese día una excursión al Soto de Revenga para saludar allí al insigne Benavente”.

Vista exterior, anuncio y dependencias del Hotel Fornos de Segovia.

Al homenaje podía adherirse quien lo desease. Las tarjetas para el ágape en el soto, se podían adquirir al precio de nueve pesetas en la librería de San Martín.

Eso sí, incluían el asiento en coche desde Segovia al soto y “viceversa”.

Para terminar, un cotilleo: les pasamos el suculento almuerzo, hoy sería un ‘catering’, que sirvió la cocina del Hotel Fornos a los asistentes:

 “[…]en aquel poético lugar… una riquísima paella y una sabrosa caldereta, confeccionada al estilo pastoril, á más de varios entremeses y postres también con sabor segoviano […]”.

 

Author: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *