web analytics

“Batalla” por el puente de Bernardos en el pleno de la Diputación

Todo transcurría rápido y como la seda en el pleno de la Diputación de Segovia, y ya solo quedan cuatro hasta la constitución de la nueva corporación. Según lo previsto, incluido el bloqueo a una enésima moción sobre juventud, esta vez presentada por Centrados, y que topa con la conocida divergencia entre la oposición, que quiere más partidas para programas de juventud, y el equipo de Gobierno, que lo entiende como un área transversal que afecta a Cultura, Deportes, Servicios Sociales…

Nada nuevo bajo el sol hasta que el socialista José Luiz Vázquez elevó un ruego relativo a abrir una partida de urgencia para reparar lo antes posible el puente sobre el río Eresma en la SG-V-3321, en Bernardos, conocido en la zona como el Puente Piedra. El pasado 20 de febrero, y ante el mal estado del viaducto, la Diputación de Segovia prohibía el tráfico pesado por el puente. Esta restricción obliga a los camiones de más de 3,5 toneladas a realizar un desvío, con la consecuente pérdida para empresas de la zona en un área con estimable tráfico industrial entre Ortigosa del Pestaño, la propia Bernardos, Mozoncillo y Carbonero.

El tema fue denunciado por el alcalde socialista de Bernardos, al que luego se sumaría el también socialista de Armuña, denunciando de paso la falta de mantenimiento de la Diputación de la red viaria provincial. Un tema goloso electoralmente hablando por su impacto en la zona que el PSOE ha querido explotar en forma de comunicados, mociones y ruido mediático.

Puente Piedra, Bernardos, cerrado al tráfico pesado.

Nada fuera de lo normal o muy diferente a lo que el PP hace cuando está en la oposición. De ahí que ya resultase llamativo que el encargado de responder el ruego fuera, no el diputado de la cosa, Basilio del Olmo, sino el propio presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, que además lo hizo en un tono agresivo poco común en él. Vienen días duros y hay que entrenar para los debates y mítines.

De modo que, recordó Vázquez,  “jamás el alcalde de Bernardos me ha llamado para quejarse o pedir las obras” y también que “la mejora del puente figuraba en el plan de carreteras 2016-2018 que ustedes -los socialistas- votaron en contra”. Así que el comunicado del PSOE que empezaba con un “hemos advertido”… “es falso, ustedes no han advertido nada, como tampoco es verdad que presentaran mociones”, espetó Vázquez, acusando al secretario provincial, José Luis Aceves, de estar detrás de la polémica y practicar “agitación electoral”.

Un puente de un millón de euros

La bronca siguió explicando el presidente ce por ce la situación del controvertido puente. Aunque en 2016 el pavimento no presentaba los actuales deterioros, se incluyó en el plan 2016-2018 porque suponía un estrangulamiento en una carretera de peso en la red provincial. En 2017 se encargó un estudio geológico con las alternativas, ampliación de la plataforma, nuevo puente, entre otras. Finalmente, en abril de 2018 se aprobó un pliego de condiciones que valora en 960.000€ la inversión a acometer. Por los retrasos derivados de la nueva ley de contratación, el concurso para la adjudicación de la redacción del proyecto se retrasó hasta finales de 2018, siendo adjudicado el 9 de enero por 33.700€, con un plazo de dos meses. Los servicios de ingeniería de la casa consideran que en verano podrán iniciarse los trabajos. “Como ven -les recriminó a la bancada socialista Vázquez- más no se puede correr”.

Era un ruego, quiere decirse que sin capacidad de réplica por parte del otro Vázquez, que sí que lamentó el “tono áspero” utilizado por el presidente en la respuesta. Pero el PSOE está lejos de “desapuntarse el tanto”. Y ya por la tarde el partido emitía un comunicado “felicitándose” por “mover al equipo de gobierno de la Diputación para actuar con celeridad”. Convirtiendo lo que a todas luces es una inversión ya en proceso, en un “compromiso arrancado por el PSOE”. En fin.

El club de los 25 y Ricardo, a por la alcaldía a los 90

El alcalde de Castillejo.

Menos borrascoso fue el acuerdo unánime para conceder la medalla de oro de la Diputación a tres alcaldes que suman ya 25 años con la vara en ristre. Quiere decirse que vienen siendo alcaldes por lo menos desde 1991. Es el caso del vicepresidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, de Collado Hermoso. También celebran 25 años de alcade María Luisa Gil Pastor, de Fuente de Santa Cruz, y Mariano Iglesias, de Cobos de Fuentidueña.

Los tres se suman al selecto club de “súper alcaldes”, que no siendo muchos tampoco es que escaseen. En el propio pleno de la Diputación hay dos, el de Barbolla, Basilio del Olmo, y el de Fresno de Cantespino, Rafael Fernández (que no volverá a presentarse). Pero hay más. Javier Fernández, de Ribota, el controvertido alcalde de Maderuelo, Santiago Bayo, Luis Fuentes, de Marugán, José Maroto, de Santa Marta del Cerro… Aunque ninguno llega a la estratosférica cifra del recordman mundial, Ricardo Díez, de Castillejo de Mesleón, 56 años de alcalde, y a punto de cumplir los 90 de vida, candidato a repetir este mes de mayo por cuatro más, como lo leen. Si Dios y el pueblo quieren, Ricardo será el primer alcalde nonagenario de España, probablemente, el primero del mundo mundial.

Miguel Angel de Vicente recibe la felicitació de los diputados por su medalla de oro.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *