web analytics

Empieza en Navas de Oro la excavación de un núcleo fortificado de la Edad del Bronce

A lo largo de milenios, la Tierra de Pinares ha sido un territorio intensamente ocupado gracias a sus óptimas condiciones para el desarrollo de culturas y pueblos. Hace 3500 años, grupos humanos pertenecientes al periodo de la Edad del Bronce hicieron de este territorio su hogar. Junto a lagunas, bodones, navas y vegas de río, levantaron poblados de barro y madera. En otras ocasiones, quizás motivado por  luchas por el territorio, optaron por asentarse en lo alto de cerros y castros buscando protección. En algunos casos llegaron a dotarse de parapetos de piedra a modo de cercas o murallas tras las que protegerse. Desde lo alto, sus moradores obtenían una visión privilegiadadel entorno circundante, controlando las idas y venida de súbditos y enemigos.

Uno de estos yacimientos  encastillados es la Peña del Moro, sito en el municipio de Navas de Oro, y objeto de estudio desde 2011. El próximo 1 de agosto el enclave verá acometer las primeras excavaciones arqueológicas con el objetivo de definir la realidad arqueológica del enclave y su papel en el corredor Eresma-Pirón. Raúl Martín Vela, director del proyecto arqueológico, explica en un artículo que “su localización en un meandro el fondo del valle del Eresma le confiere una posición jerárquica respecto a las comunidades broncíneas de su entorno, pero esconde algo más. Su topografía revela acusados flancos de carácter defensivo ante la posibilidad de un asalto, si bien su posición en el fondo del valle le imposibilita visualizar los movimientos de las gentes que lo circunvalan, controlando únicamente lo que sin duda fueron las primeras vías de comunicación conocidas por el ser humano, los ríos. Por lo tanto, ¿Qué papel jugó este yacimiento durante este periodo de la prehistoria reciente?”, explica.

Paralelamente a las excavaciones se desarrollarán actividades divulgativas en Navas de Oro con el ánimo de dar a conocer el patrimonio de la Provincia de Segovia. Por su parte, la dirección del proyecto cuenta con la asesoría científica de Germán Delibes de Castro, Catedrático de Prehistoria de la UVA, así como financiación con cargo a la dirección general de Patrimonio Cultural de la Junta, Ayuntamiento de Navas de Oro, a lo que se añade el patrocinio local de Luis García y Beatriz Alonso, de la Huerta Ecológica de la Retamilla; Olivia Reyes y Francisco Javier Marcos de Flashback Archaeologica;y Mónica Jiménez Galán de Cervezas Estrella Damm.

Fuente: Artículo remitido por Raúl Martín Vela.

Autor: Cultura

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *