web analytics

Segoviemos y el debate pendiente de la Base Mixta

Basemixtasegoviemos

No se le puede negar valor, sentido común y audacia a Segoviemos al sacar a colación en esta precampaña el que es el gran problema urbanístico de Segovia ciudad: las cerca de 7 hectáreas que ocupan las instalaciones de la Base Mixta, en el centro geográfico de la ciudad.

Lo explicó el candidato a alcalde de la formación asamblearia, Fernando Araguren: “Encajonada entre dos ríos y una colina, el centro neurálgico de Segovia se ubicó en el entorno amurallado, pero la ciudad ha crecido hacia la sierra, por el único sitio que puede crecer, dejando en su centro geográfico a la Base y condenando a los segovianos a un centro institucional y de servicios muy poco funcional, al tiempo que la articulación urbana de la ciudad con barrios mal interconectados es altamente deficiente”. Para Segoviemos, y a 8 años vista, la solución a eso pasa por desarrollar un nuevo centro urbano en la Base Mixta, para lo que se pide el concurso de la ciudadanía. “Que proponga ideas, que debatan, que se tomen las decisiones entre todos”.

Aranguren y sus compañeros sí esbozaron algunas primeras ideas como trasladar en un plazo de 8 años a esta zona la subdelegación de Gobierno, Hacienda, la delegación de la Junta, el palacio de congresos y recinto ferial, o servicios municipales tales como urbanismo y servicios sociales. Asimismo, abogan por ubicar allí una estación real de autobuses, viviendas sociales en régimen de cooperativa, oficinas, y conectar este centro con la estación del AVE a través de un tranvía. Por supuesto, y condición sinequanon, es mantener la industria, para lo cual se trasladaría el complejo militar a las nuevas zonas industriales propuestas por el PGOU.

La verdad es que es una propuesta tan peliaguda como necesaria. Tan peliaguda, que ningún alcalde de Segovia hasta la fecha ha tenido el coraje de plantearla. Es más, el último plan general pasaba olímpicamente del tema, cuando un simple vistazo al mapa evidencia que cualquier urbanismo mínimamente sensato no puede seguir ignorando la realidad. El centro geográfico de Segovia, el punto por donde pasa cualquier tipo de articulación urbana eficaz, es hoy un polígono cerrado a cal canto.

Propuesta de línea de tranvía de Base Mixta al AVE.

Propuesta de línea de tranvía de Base Mixta al AVE.

Pero claro, no es casual o no es un olvido que nadie quiera hablar de esto, y solo un partido underground se atreve a abanderarlo en el debate. Cuestionar un cambio de implantación de la factoría militar es casi tanto como condenarla al cierre (la viabilidad de un nuevo polígono en Segovia no se lo creen ni los de Segoviemos)  y, con su cierre, adiós a 200 puestos de trabajo en una ciudad anémica como pocas en lo que a industrias se refiere. Eso es tabú. Y no digamos ya el quitarle al agonizante centro histórico su centralidad administrativa y de servicios. Eso es más tabú. Y no quiero ni pensar en la movilización de recursos públicos para el desarrollo de ese “gran centro”, cientos de millones, en una ciudad raquítica empresarial y demográficamente hablando. De ahí que los grandes partidos no solo ignoran  la Base Mixta sino que sus planteamientos urbanísticos hacen virguerías para soslayarla. Es así.

Sin embargo, será tabú, pero si los ciudadanos quieren una Segovia funcional, tarde o temprano deberán enfrentarse a un hecho incontestable: su centro real es hoy una periferia industrial.

En ese sentido pienso que es un debate valiente y valioso: tarde o temprano las ciudades se han visto obligadas a  redifinir sus periferias industriales convertidas en centros geográficos. Así ha pasado en Barcelona, en Bilbao, en Sevilla. Es cierto que en lo tocante a ciudades de pequeñas dimensiones hay muchos menos precedentes (servidor, solo conoce el Proyecto Innovación de Avilés, como cosa comparable). Y otro problema de fondo, una ciudad que pierde población a ojos vista, que parece condenada a vivir de los funcionarios, los jubilados y el parque temático acueducto-cochinillo, ¿hasta qué punto puede rentabilizar el esfuerzo sobrehumano de redefinir su centro? O un problema heurístico mayo: ¿se puede planificar a tantos años vista?.

Supongamos que sí, ‘entre tanto, qué hacemos con el recinto amurallado? Para Segoviemos la solución es a atraer población, reciclar en viviendas centros oficiales y palacios y conventos destartalados.

Por supuesto, las soluciones “de urgencia” aportadas por los de Segoviemos (tales como tirar de cooperativas y de la “inversión pendiente” suenan a milongas, a falta de una mayor definición), pero no cabe duda que la Base Mixta  es por donde sangra la bestia, y alguna década deberán los segovianos afrontarlo. “Una ciudad cuyos antepasados construyeron el acueducto debería desterrar para siempre la palabra imposible”, dice Aranguren.

 

 

 

 

 

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

4 Comments

  1. Veamos, una cosa es una cosas y dos, son dos. Ese tranvía y ese eje está diseñado hace años… seguro se lo recuerda alguna formación, al tiempo. Si no de qué los proyectos de Baterías, el Prado Bonal y demás planes de expansión.

    Post a Reply
  2. debatir sobre centralidades, la superficie que ocupan ciertos equipamientos es sano y necesario… pero anticipar las soluciones como hace este grupo político es dañino, ya que hurta la posibilidad del debate, consenso, etc que ellos mismos defienden.

    como siempre, todo está en el punto medio… pero los extremos no llaman la atención, menos en campaña electoral…

    Post a Reply
  3. Que pena que para darse a conocer, se tenga que jugar con el puesto de trabajo de más de 250 personas.
    Estos van ha ser los que dirijan nuestra ciudad?
    No tienen otra cosa que decir?
    Realmente dan pena.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *