web analytics

Segovia, turisteo a la luz de la luna (medio) llena

Esto de ser turista no está tan mal. Por la mañana, en la radio, unos tipos despotrican de los turistas: que si ya no se puede ir  a Venecia de la montonera que se lía, que hay que ver como se “benidormiza” Nueva York… Me recuerdan a cuando, en plena pandemia, yo me plantaba a las 12:45 el sábado en el Carrefour, lleno hasta arriba, y me quejaba amargamente de la de idiotas que hay en el mundo. ¿Será posible? La gente palmando a espita y todos aquí a pillar virus (me decía a mi mismo mientras empujaba mi carrito en dirección al mogolllón de productos en oferta).

Ser turista, en el fondo, es un dejarse llevar. Deambular sin nada especialmente importante que hacer, acaso tomar una caña, pasear… Estar abierto a lo que hay. Actitud proactiva:  ¿qué es eso de allí? Y te acercas con curiosidad. Ver sitios bonitos, o raros, o risibles y hacerse un selfie.  Entretener el tiempo. Pasar las vacaciones, especialmente cuando declina la calor y hace, como ayer, muy buen pero que muy buen tiempo.

A veces pienso que los segovianos nos olvidamos de que Segovia es una ciudad turística, bonita como pocas. Ocurre que los segovianos vivimos en barrios no muy diferentes a los de Sabadell, Palazuelos o Aluche. Lo que entendemos por “la ciudad”, esa colosal colección de patrimonio, queda lejos, sino físicamente, que a veces también, espiritualmente. Y cuando vamos, vamos a “hacer cosas”, a una boda, a ver una procesión, porque he quedado con tal amigo… Nunca como turistas que simplemente pasan y miran.

Salvo la noche de la luna llena, o medio llena, porque (no hay que dejar que la realidad empañe un buen titular) la que brilla es una creciente bien lejos de la idea original. Pero da igual. Yo creo que este es el éxito de la idea. Por una noche se sale a hacer el madrileño por la Calle Real, a ver qué pasa aquí o allí. A disfrutar Segovia por entretener el tiempo.

Es un agradable paseo nocturno para “ver cosas” y tomar una caña en llegando a la Plaza o en saliendo. Y el menú cultural, pues bueno… En el Azoguejo yo empiezo con La Esteva y el festival internacional, unas gallegas que canta y bailan. Hay un payaso en la plaza de las Sirenas, y debe ser bueno porque la gente se ríe. En el Cervantes venden libros.

Tiro para el paseo del Salón. Allí, entre charangas, unos chicos del conservatorio y los cocineros que preparan pinchos saludables (o sea, de fruta). No es lo mío. Huyendo del pincho de sandia me meto por una carpa de evangelistas. Son tres carpas donde apologetas de la Biblia latinoamericanos predican el Génesis. Hay un tipo que explica una maqueta del Arca de Noe (ojo, a escala, un campo de fútbol de cuatro pisos, asegura), y hay  jirafas y elefantitos de juguete haciendo cola para salvarse del diluvio. Algo no cuadra. ¿Hemos cambiado el paradigma luqueriano del semilaicismo machadiano por un “arrepentíos que el fin se acerca”? ¿Ya? ¿Tan pronto?

En la plaza está Clara Martín repartiendo pastelitos de Molinga. Todo el equipo de Gobierno cargando bandejas e invitando al personal con la charanga Jarra y Pedal (¡qué gran nombre para una charanga!) poniendo el contrapunto musical. Con la boca llena le pregunto al titular de Cultura, Alberto Espinar, si lo del Arca de Noé va a cuenta del consistorio… Me dice que no. El “laicismo machadiano” prevalece, al menos hasta San Roque, incluso hay un dormitorio machadiano en medio de la plaza. Ocurre que los evangelistas tenían programado un show road bíblico en el Salón.  Creo que no se han visto en otra, con la gente entrando a espuertas esperando ver un circo molón y dándose de bruces con la palabra de Dios y los planos de Noé. Ya veo al año que viene a César Franco y a la curia poniéndose las pilas (¡aunque lo cierto es que este año han abierto el enlosado de la Catedral!).

Remato en el Esteban Vicente. Esta es otra. La noche de la luna medio llena es obra del consistorio pero también de las instituciones culturales de la ciudad. El momento perfecto para hacer el madrileño y visitar museos, que dicho sea de paso, están la mar de bien. Creo que a los del Esteban Vicente les pasa igual que a los evangélicos. El museo está tan lleno que una conserje tiene que dirigirse a la turbamulta que por favor no griten tanto, que esto es un museo, no la terraza del bar…  Este es otro aliciente de la velada, ir a sitios que no sueles frecuentar, que si la Academia de Artillería, el Rodera y Robles, el Torreón… Apacible turisteo de julio.

En la plaza unos amigos se hacen una foto bajo una enorme luna de “fotocol”. Les amenazo -y cumplo la amenaza- de sacarles en el diario.


Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

6 Comments

  1. Buena “Road movie” de Clarita II, en la noche de la Luna Medio Llena, como dice el señor Besa. “Votadme y os salvaré como hizo Noé”. “Sólo os va a costar 62.000 euros anuales de mi sueldo pero tomar unos pastelillos mientras tanto” “Si os portais bien lo mismo os doy más”

    Post a Reply
  2. La calidad bien entendida empieza por uno mismo.
    Y la realidad incuestionable .
    La
    Hoja del
    Santo , navidad y Semana Santa y a trabajar .
    Ya queda menos .

    Post a Reply
  3. Muy baja la calidad de todas las actividades..simplemente para rellenar las horas, excepto los cuentacuentos…

    Post a Reply
  4. Puffff… bajo nivel de todas las actividades. Mejor eliminar esta actividad del calendario.

    Post a Reply
  5. Muy buen simil, nos frien a impuestos (que ellos no pagan, por que no viven en Segovia), mandan comprar pasteles con nuestro dinero (siguen sin pagar, no estan empadronados en Segovia) y nos invitan con nuestro dinero, para que veamos que majos son. Campaña electoral pagada con nuestro dinero.

    Post a Reply
  6. Y es necesario derrochar el dinero para que segovianos, pocos turis que era la idea original, recorran lo que conocemos (el que no es porque ni quiere).
    Pues me parece impresentable que con nuestros impuesros, lis que seamn, se den baño de multitudes para ‘gallear’ (o gallinear por eso de ser correcto) unas horas a cojón de pato el minuto (u ovario de pata, por lo de antes).

    Post a Reply

Responder a ContribuLLente Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *