web analytics

Punto y final

Si algo ha puesto de manifiesto esta crisis sanitaria ha sido la imperiosa necesidad de cambiar los modelos actuales existentes en relación a la gestión de los servicios públicos. Desgraciadamente en menos de un mes ha quedado claro que los modelos de gestión de “externalización” de servicios o las cooperaciones públici- privadas no son la mejor opción para garantizar los derechos básicos de acceso a los servicios públicos.

Durante años los adoradores de la “eficiencia” y el “ahorro” nos han vendido las bonanzas  que suponía para los territorios desviar fondos a empresas privadas prestadoras de servicios públicos. Y ahora resulta que mientras nuestro personal sanitario y no sanitario de lo público hace lo posible y lo imposible con los recursos disponibles,  desde lo privado lanzan ese SOS de intervención del Estado para que la sanidad privada no quiebre. ¿No eran éstos los gurús de la eficiencia y el ahorro en la Sanidad? Pues claro que no lo eran, porque la prestación de servicios públicos nunca puede basarse en términos puramente mercantiles, tiene que hacerse bajo una lógica de cuidado de las personas, y eso nunca tiene precio.

Pero si ha habido algo dramático y desolador ha sido la vulnerabilidad y la desprotección a la que se han enfrentado las personas mayores, también sus trabajadoras, pero especialmente los residentes en centros de carácter residencial, y muy agravada esta situación en Segovia.

Según datos proporcionados por la propia Junta de Castilla y León, los fallecimientos en estos centros con positivo confirmado han sido 905, lo que supone un 63% de las 1.429 muertes confirmadas en toda nuestra Comunidad. Y estas cifras sin contar aquellos fallecimientos con síntomas compatibles que duplicarían esta cifra y harían aumentar las muertes totales en más de 500.

Y si alguien se lleva la palma en este abandono imperdonable a nuestros mayores, esa es nuestra provincia. Desgraciadamente en los primeros puestos de ratio de muertes por cada mil habitantes en toda España por Covid19 confirmados, de los cuales, e insisto según datos proporcionados por la Junta de Castilla y León, el 50% corresponde a residentes en centros. Y eso sin sumar tampoco los fallecidos con síntomas compatibles.

Bajo la premisa de la suma de casos confirmados y fallecidos con síntomas compatibles, Segovia se ha convertido en la provincia de Castilla y León con más defunciones. Y esto significa que alrededor del 14% de los residentes en centros de nuestra provincia han muerto por Coronavirus o con síntomas compatibles. Un dato sangrante, teniendo en cuenta que Segovia tan solo “aporta” el 5,5% del total de las personas que residen en centros de estas características.

¿Y qué ha podido ocurrir? Eso, espero y deseo que lo dirima un juzgado con la investigación correspondiente, según hemos podido leer en varios medios de comunicación tanto la Fiscalía está investigando a varias residencias en toda España, algunas de Castilla y León, así como el Defensor del Paciente ha denunciado a Castilla y León por el número de muertes en residencias.

De momento podemos ir unos años atrás para entender algunas cosas. En primer lugar no hay que irse muy lejos en el tiempo para conocer las denuncias sobre la precariedad laboral de las trabajadoras en muchos de estos centros residenciales.

En segundo lugar podemos remontarnos a la insistencia de la Junta de Castilla y León en modificar el Decreto de funcionamiento de los centros de carácter social para la atención a la personas mayores. Una modificación que ha sido tumbada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León hasta en dos ocasiones, y que ha recibido las críticas por parte de amplios sectores de la sociedad de Castilla y León por intentar reducir el número de profesionales de atención directa y la dificultad que esto suponía para atender en condiciones a todos los residentes. Algo que además es público a través del portal de transparencia donde esta reducción ha sido de lo más comentado, y con una respuesta a todos ellos, por parte de la Junta de Castilla y León, diciendo que los usuarios de estos centros siempre van a poder utilizar en última instancia la Cartera de Servicios del Sistema Sanitario Público.

En tercer lugar, y por último también, nos podemos remontar al año 2008, año del inicio de la crisis económica de nuestro país. Cómo decíamos al principio muchos fueron los recortes que se fueron realizando a partir de ese año en pro de la eficiencia y del ahorro económico. Y estos centros por supuesto fueron uno de los principales objetivos.

Personal del SAMUR desinfecta la residencia Mixta de Segovia.

Es cierto que el negocio de las residencias empezó mucho antes pero la crisis aumentó las ganas de empresas multiservicios, constructoras, fondos de inversión, multinacionales que ante la debacle de ciertos sectores vieron en éste la oportunidad del dinero. Ya en el 2007, y según un estudio realizado por el CSIC,  el 70% de las plazas residenciales en Castilla y León estaban en manos privadas. Y mientras a lo largo de los años las plazas públicas aumentaban con cuentagotas o incluso disminuían como ha sido el caso de Ávila, Palencia y Soria, donde las plazas privadas aumentaban 7 veces más, hasta llegar a 2019 a casi el 75%. Es decir, en la actualidad 3 de 4 plazas se encuentran en manos privadas.

Y aunque desde 2007 hasta 2019 las plazas públicas han aumentado en poco más de 1.000, la realidad es que sobre el total de plazas disponibles existen un 2% menos que en 2007. Por no hablar de que muchas de esas plazas públicas están gestionadas por empresas privadas a las que las Administraciones Públicas pagan millones de euros.

Pudiera parecer que en el maremoto de cifras diarias, así como las recogidas en este artículo se pierda un poco de humanidad, pero nada más lejos de la realidad. En concreto, para mí cada palabra escrita ha supuesto una inmensa tristeza sin parar de pensar en las personas que están detrás de las cifras, en cómo se sentirán sus familias, en ese dolor provocado por la ausencia de despedida y la persona, y en la vulnerabilidad a la que han estado expuestas.

En definitiva, los hechos, tristemente, han demostrado cómo decíamos al principio, el modelo fallido de cuidados supeditado al beneficio económico y al lucro, y por lo tanto es un modelo al que hay que poner punto y final.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

11 Comments

  1. Ha habido muchos, pero muchos errores de la Junta, pero imagínate gestionando las Residencias vosotros. No queda ni uno. Esa función la asumió en exclusiva en Marzo Pablo Iglesias, prometió dinero y personal. Nada de nada. Menos odio a lo privado y la Junta, trabaja un poco, que tú Gobierno no se ha enterado de 20.000 españoles muertos.Serán culpa de las CC. AA? . Punto final a una incipiente dictadura que inició este desatino yéndose de Manifestaciones y sabiendo que decreta do el Confinamiento una semana antes hubieran muerto 10.000 personas menos.

    Post a Reply
  2. Esto con podemos no hubiera pasado ni de lejos…bueno, hubiera pasado pero no nos hubiéramos enterado por la censura que nos han implantado y que irá a más..al fin y al cabo como dijo un concejal de podemos no le gustaba ver viejos por las calles..nadie de podemos le ha corregido que yo sepa…

    Post a Reply
  3. Me deja perplejo con lo que dice y con los datos que da. Lo único en lo que estoy de acuerdo es en que la Junta lo ha hecho de pena. El gobierno ha decretado el estado de alarma y se ha erigido como mando único (salvo que sea el mando de la tele, no he visto que mande en nada). Los abuelos se han dejado morir en todas las comunidades independientemente del partido que gobierne. Las residencias (siempre habrá alguna que sea negligente) no son hospitales y no pueden atender con la debida calidad, hacen lo que pueden y sin medios. Los hospitales funcionan por la entrega del personal sin medios para protegerse, no por sus políticos ni por la dirección de estos, que están a las órdenes, y con la discreción necesaria, de los anteriores por unos miles de euros mas al mes.
    También el gobierno, al que defiende esta señora, lleva dos años haciendo tonterías y majaderías en lugar de arreglar los desaguisados que alegan que preparó el gobierno anterior y que es la causa de estos lodos. Para que seguir…

    Post a Reply
    • Sí, sí… Mucho predicar los sociatas y los podemitas pero luego hacéis lo contrario de lo que decís.

      Y si no explícanos por qué CARMEN CALVO, vicepresidenta del gobierno se ha ido a tratar la infección por coronavirus a la CLÍNICA RUBER en vez de a un hospital público.

      Por cierto, aún estamos esperando que pidáis perdón por haber antepuesto vuestros intereses feministoides con las aninfectaciones del 8M a la salud de los ciudadanos. No lo olvidaremos nunca Natalia.
      Ni siquiera sois capaces de reconocer vuestros errores y pedir perdón.

      Post a Reply
  4. Como siempre, Doña Natalia. Mucho bla-bla-bla, y mucho porcentaje y numeritos, pero de lo que permitió que esto fuera un desastre no dice nada. Da usted verdadero asco.
    Ya puede hacer usted todos los malabares que quiera con los números, y tocar la flauta con el perro al lado, que ya no cuela, bonita.
    Que yo sepa, y el que no esté de acuerdo que me cuente, el virus en las residencias no lo han metido las personas mayores que residen allí. ¿O si, Doña?……. y entonces, ¿como entró?. De eso no nos cuenta nada la podemita.
    No hay que ir a Oxford para saber, que fueron principalmente sus familiares los que SIN SABERLO propagaron el contagio, haciendo lo que se hace cuando visitas a tu Abuelo, Abuela, Abuele, Padre, Madre, Tio, Tia, Tie, Hermano, Hermana, Hermane, Esposa, Esposo, Marido, Maride, etc, y que ahora no se puede hacer. BESAR, ABRAZAR, SALUDAR.
    Pero eso de saber como y porque se originó el desastre, a los podemitas os la trae floja. Os gustan los numeritos, y sobre todo culpar de todo a lo “privado”, que luego como casi todos los podemitas son funcionarios, eligen con la Muface a los hospitales y consultas privadas.
    Pese a la censura aplicada por la calaña sociata-podemita (que vergüenza os debería dar), cada dia se van a ir sabiendo más y mas cosas sobre lo que este “bobierno” de majaderos sabía sobre la pandemia, y los motivos por los que no actuó antes de vuestro 8-M ese en el que “os iba la vida”, y el por qué de no cerrar antes las residencias, siendo claramente el grupo de mayor riesgo. Sobre ese tema, te recuerdo que en muchas Comunidades Autónomas se cerraron las residencias antes de que lo dictara el “bobierno” como era su obligación.
    De nuevo, el pirómano regañando al bombero. El mundo al revés, pero así es el mundo podemita.

    Post a Reply
  5. Con 20.000 fallecidos reconocidos (quizás 40.000 reales), lo mejor que pueden hacer ustedes es callar y esperar el momento de rendir cuentas ante la ciudadanía y la justicia.

    No sean soberbios.

    Post a Reply
    • Como siempre Natalia poniendo de acuerdo a toda la ciudadanía. No das una Natalia, igual es el momento de que reflexiones

      Post a Reply
      • Natalia estás haciendo lo más miserable y ruin que se puede hacer , que es utilizar 20.000 muertos mínimo para justificar los errores de los que han gestionado esto, el PSOE y el podemos, que son los responsables de la gestión de esta crisis, y no vale decir que la sanidad tenía recortes anteriores, que es verdad, pero quién alentó a manifestarse el 8m? Te recuerdo el día siguiente se cerraron los coles, osea que el 8 sabían la gravedad de la situación..¿Quien dijo que España tenía material necesario para una emergencia sanitaria y era mentira?..quien dijo que no hacían falta mascarillas y ahora sí? Quien desatendió a los sanitarios sin material y medios? Quien dijo que esto no iba a afectr a la economía? Quien dijo que la situación estaba controlada? Quien permitió ir a segundas residencias al principio al no cerrar carreteras?.lo dicho Natalia..miserable y ruin..los muertos no son cifras Natalia, son personas inocentes…

        Post a Reply
  6. Cuando leí el título de este después pasquín ideológico, créeme guapa que me diste una alegría: dejabas el blog, por vergüenza.
    Pero no, lejos de ello, sigues en tus trece tratando de inocularnos su “medicina milagrosa” ultracomunista, vertiendo mil y un improperios al sistema residencial geriátrico que, con aspectos mejorables -como todo-, ha venido dando cobijo a un sector de la sociedad que tiene más necesidades de todo tipo que los demás.
    Culpar al que despectivamente llamas el “negocio de las residencias” de la mayor incidencia de la pandemia en los mayores es, para las personas cabales, además de demagógico y oportunista, RUÍN.

    Post a Reply
  7. !Sánchez vete ya!

    !Iglesias vete ya!

    Natalia te puedes ir con ellos. A Venezuela, quedáos allí mucho tiempo.

    Post a Reply
    • Ah! Te puedes llevar a Calimocho. Que se quede en Venezuela también.

      Post a Reply

Responder a juannnn Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *