web analytics

Otra vez te has Colau

Colau-militares1(g)

Bueno, ya está bien. Comienzan a cargarme hasta no sé que lugar de mi anatomía —sí lo sé, pero la educación me lleva a no decir lo primero que se me pasa por la cabeza en público— las ocurrencias y patochadas de los representantes de “la nueva política” que resulta que consiste en tirar de recursos fáciles, rancios y olvidados con ese tono de “ahora que tengo el poder, te vas a enterar” sin darse cuenta que llegan tarde, muy tarde.

Puede ser que hayan tardado demasiado en llegar a los sillones, tanto que no se han enterado de que en este país un tricornio, hace mucho, no es el tocado de un represor, sino de un colaborador imprescindible, eficaz y querido por la ciudadanía, que los policías nacionales cambiaron su vestuario y no van de gris aporreando y amedrentando a la gente, sino ayudándola en mil cuestiones o que el ejército no es el brazo ejecutor de ningún régimen, sino, además del garante de la defensa de este país que al parecer les gustaría atomizar, un elemento perfectamente incardinado en la sociedad (y en su sistema educativo) y garantía de pacificación y ayuda humanitaria dentro y fuera de España.

Estas tres instituciones figuran hace mucho tiempo —después del 75, cuando la alcaldesa de Barcelona tenía un año de edad, han pasado muchas cosas en este país— entre las más valoradas por los españoles, precisamente por su actividad a favor de la ciudadanía.

Pero no. La moderna y progresista alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no tiene otra idea —una más, ahora le hago un somero listado— que dirigirse a dos militares para decirles que mejor se marchen de una feria de empleo —el salón de la Enseñanza, en Barcelona—, que a ella no le gustan los uniformes, ignorante al parecer de los miles de jóvenes que cada año encuentran en el ejército una salida laboral que no tendrían de otro modo y un canal para lograr una alta formación y cualificación que les valdrá para toda la vida, la militar y la civil. Eso por no hablar de sus enseñanzas superiores, reconocidas en el mundo entero por su alta calidad. Cerca de nosotros, la Academia de Artillería es un claro ejemplo.

Los militares —claro, esta si es gente educada, que está en el mundo y que ha leído algo más que pasquines— aguantaron el tirón y mostraron su respeto a quien les faltaba gratuitamente al respeto en su misma cara. Quizá Colau no lo hará cuando quiera recurrir a la UME (Unidad Militar de Emergencias), cuando los militares se vea obligados a solucionar una emergencia en el momento en la que esta desborde a los servicios civiles, por ejemplo.

La alcaldesa de Barcelona, antes de serlo, reventando un acto electoral.

La alcaldesa de Barcelona, antes de serlo.

La ignorancia es atrevida y Colau y buena parte de los representantes de la “nueva política” dan muestra de su osadía a cada paso, aplicando a su vida pública conceptos rancios, viejos y trasnochados que encima tratan de vender como modernidades progresistas pero que la hacen viejos, muy viejos.

Como viejo es retirar porque sí el busto de un rey de un ayuntamiento o menospreciar los símbolos del Estado; como faltón para el que paga es que con dinero público se pague la luz a los ocupas; como incongruente es criticar con dureza una huelga de trabajadores del metro quien sólo unos meses antes clamaba en las calles por los derechos de los trabajadores y la radicalización de las protestas laborales; como insultante para una gran parte de la población es permitir la blasfemia (o parecido) en un auditorio público mediante una estúpida poesía que habla de ovarios, coños, vaginas e hijos de puta bajo la estructura del Padre Nuestro. “Ji,ji,ji, que se jodan los cristianos”, debió pensar la superprogresista que también tiene puesto en ese colectivo su viejuno objetivo.

Alcalde-Ferrol-Mandos-Otan1(p)Si. Me cansa tanta tontería. Me irrita ver al alcalde de Ferrol recibiendo en vaqueros y con el pelo grasiento a mandos militares de la Otan perfectamente uniformados y en visita de cortesía a la Alcaldía que le han prestado los ciudadanos; me cabrea que en Madrid se piquen monumentos que nada tienen que ver con el franquismo porque el nombre que pone en la piedra le suena a alguien que es el de un franquista; me cabrea sobre manera que el líder de todos ellos cahafardee en el congreso con bobadas de líos entre hombres y mujeres u hombres y hombres en pleno debate de investidura… Y más cosas.

Mire, el pueblo es soberano y pone y quita el poder, pero a veces me parece que nos hemos ido a buscar algunos representantes a la salida excitada de un concierto de Def Con Dos o a una manifa radical del instituto, eligiendo a los que más gritan entre ellos, aunque lo que digan no tenga sentido. Un poco de seriedad, hombre.

Pablo-Iglesias-beso1(g)

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

6 Comments

  1. Han tardado, Fernando, han tardado. Y claro se han quedado en los bombos de las batucadas (la música ‘clásica’ de los nuevos conservatorios, p’aqué la de esos creídos de la casta). Una pena de revolución y una decepción para las viejas guardias que pensábamos, y creímos, en las nuevas hornadas. Algo no hemos hecho bien en la izquierda más marginada por nuestros propios compañeros y camaradas ‘de casta’… y mira que lo siento. Desde luego no es el camino del cambio. Es lo que tiene haber criado jovencitos que no han se han dado ni una carrera con riesgo, ya no de porra, sino de bala. Y que no lo duden, que no era el riesgo del juego de tronos o de los videosjueguecitos. Habrá que volver a las barricadas y comernos el voto amigo.

    Post a Reply
  2. Solo por el titulo se podía adivinar lo que se escribía en este articulo. Efectivamente no te has desviado ni un milímetro del guión de los tertulianos del “gato al agua” 24H, y esa panda, dentro de unos días veremos un articulo parecido o incluso ya está en las páginas 2-3 de del periódico más rápido de segovia.

    A las gentes de “orden” como les ofende estas cosas, y como las desenmascara, se rasca un poco y sale su prepotencia, su elitismo, su clasicismo ignorante, en fin para que seguir

    Me pregunto, porqué ese arrobamiento,esa babosidad que se tiene en este país con los militares, sus desfiles, sus uniforme. Dentro de poco asistiremos al espectáculo de verlos custodiar imágenes religiosas. La Fuencisla o la pochi como la llaman irreverentemente alguno, yo no, tiene empleo en el ejercito….Que te voy a contar.
    Yo sé que los militares, como los maestros, los bomberos son ejemplo de muchas cosas y se los debe de valorar como tal, pero hay algunos que todavía están impresionados cuando de niño vieron, la pelicula de “boton de ancla”.

    Post a Reply
    • Entonces segun usted, todo el que critique a esta panda de maleducados, es “un prepotente al que se desenmascara” ,pues no señor, cuando esta gente mea fuera de tiesto se les podra decir y criticar, parece que todo el que escribe o dice algo en contra de esta”casta casposa” es un facha, y no, hay muchisima gente que sin ser facha o siendolo esta hasta los mismisimos de ver un dia si y otro tambien las estupideces de estos salva patrias y las contestaciones de sus palmeros.

      Post a Reply
  3. Me parece totalmente increible la inquina y el odio hacia el estamento militar de algunas personas, señor ‘Arcomariscal’. Estoy totalmente de acuerdo con el señor Sanjosé (espero que me permitan estarlo, aunque supongo que igual que si se me ocurre, por ejemplo, ciscarme el la bandera estelada o pitar el himno catalán, directamente me colgarían en plaza pública. No tengo la menor duda). Una cosa es estar en desacuerdo con algo y otra, muy distinta, la mala educación. Evidentemente hay quien no sólo no tiene, sino que no conocen dicho concepto. Dicho esto, la educación militar, aquí, hoy en día, y en muchos países de nuestro entorno, es apreciada por muchas personas, es más se enseña más ‘Educación para la Ciudadanía’, con respeto a personas, deberes y derechos que la que algunos, llamados de izquierda, quisieran. Estoy plenamente convencido de que hay muchas más personas a favor del estamento militar, que detractores, con respeto a las ideas pacifistas (de las que yo soy defensor a ultranza). Propongan un referendum, que tanto gusta, sobre ello. Eso sí, por favor con garantías legales. Me parece una entrada perfecta. Enhorabuena.
    Item más, no dude usted, ‘Arcomariscal’, el que esto escribe es antibelicistas, y una persona de izquierdas, al que, quizá, me queden muchos de la izquierda anticapitalista en la ultraderecha más cerril.

    Post a Reply
    • Que pregunten a los que vivieron el terremoto de Lorca,o los fuegos de galicia,o los pescadores de somalia que piensan del ejercito, que se desvivio y desvive por ayudar y proteger a la poblacion civil…todo el mundo merece respeto, el ejercito se lo ya ganado mas que de sobra, los ada colau y seguidores aún tienen que demostrarlo….y como yo piensan muchos otros camaradas de izquierdas

      Post a Reply
      • Además Adrian, los ‘izquierdistas de la regeneración’ han empezado a hacer lo que siempre hemos denunciado desde la izquierda: colocar a ‘su gente’ como la derechona, pero no de partido, allegados familiares y colaterales ex, eso sí pagando con dinero público, claro. Ya lo dice el refrán la mujer del César…
        No vale estar preparado y tal y tal y tal… hay muchos y nadie es imprescindible, que nos asoma el plumero en cuanto tocamos pelo.
        https://www.publico.es/politica/ada-colau-asegura-marido-trabajara.html

        Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *