web analytics

Nuestra pequeña España

Esta semana hemos visto como el PSOE de Valladolid removía una vez más los cimientos de nuestra pequeña/ gran Comunidad ( pequeña en población y grande en extensión), al intentar presentar una moción pidiendo que el AVE de las 6:23, que sale de la “capi” , no parara en Segovia. Y todo bajo la excusa de que la gente que trabaja en Madrid pudiera llegar desde Valladolid, ¿cuánto? ¿15 minutos antes? ¿Merecía la pena entonces, montar tal circo por 15 minutos? Al final, como es normal, esta propuesta tuvo que ser retirada ante el revuelo que originó.

La excusa de la presentación, era aún mejor, “ oportunidad para que la cercanía a Madrid se convierta en un ventaja competitiva en favor de Castilla y León”, como si Castilla y León fuera única y exclusivamente, Valladolid.

Como ya hemos dicho no era la primera vez. En concreto a Oscar Puente le gusta mucho sentirse el centro de Castilla y León, o del universo, y también pidió hace tiempo una recentralización de políticas autonómicas a través de la centralización de recursos en la capital. Poco tiempo después, el PP, para no perder la estela de una batalla que cree suya como son los conflictos territoriales, pidió que Valladolid se convirtiera en capital oficial de nuestra Comunidad.

Estas declaraciones no hacen más que sustentar, lo que planea sobre muchas de las cabezas de la política actual, un desarrollo social darwiniano, donde solo sobrevive el mas fuerte y que está basado en una centralización de los focos económicos e industriales en las capitales de provincia, creando una economía centrista que acaba en Madrid, como ya escribí hace tiempo en otro post. Y en el que el AVE por cierto tiene mucho que ver creciendo cada vez más la inversión en el mismo mientras disminuye el presupuesto en infraestructuras ferroviarias de interconexión provincial entre municipios.

Luego viene la sorpresa,  cuando elección tras elección se va construyendo un Congreso cada vez más fragmentado territorialmente, que lucha en contra de este tipo de desarrollo centrista  y que no es mas que la muestra del fracaso de la política territorial practicada por los partidos mayoritarios durante los últimos años.

Que no se entienda, que considero la fragmentación política mala, ni mucho menos. De hecho considero que es todo lo contrario, ya que  obliga a llegar a consensos, al diálogo, y a tener en cuenta todas las sensibilidades. Diálogo, por cierto, del que ha carecido la clase política durante todos estos años de mayorías absolutas.

Pero este “centrismo” no es solo característico de los viejos partidos, también ha sido un mal hábito adquirido por los nuevos. No hay nada más que ver dónde se centran los principales mítines de campaña, donde se hacen las visitas fugaces para “contentar” al personal, que provincias no se visitan y donde se abren y cierran campañas. Eso sí la palabra “despoblación” aparece en todos los discursos, así como también las soluciones a diestra y siniestra, aunque en realidad suenen como una especie de mantra caritativo que se cede desde el centro a la periferia.

Aunque el síntoma más grave de este tipo de mociones en ayuntamientos, parlamentos autonómicos, etc… unidas a las que habitualmente proponen VOX, Ciudadanos y PP en defensa de la Unidad de España, es la falta absoluta de ideas en relación al desarrollo territorial, así como la creación  de conflictos territoriales como la forma más habitual y fácil de “acumular” votos en detrimento de nuevas ideas y propuestas.

En cierta manera Castilla y León es un reflejo de la situación territorial en España: incapaz de reconocer las peculiaridades de este inmenso territorio, de buscar todo aquello que lo une, y empeñada en enfrentar unas provincias contra otras, con el único propósito y fin de recolectar votos y donde, como siempre, la ciudadanía es quien paga los platos rotos de la incapacidad política y la sobreactuación territorial.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

7 Comments

  1. Acertado y oportuno artículo.Gracias

    Post a Reply
  2. ¡¡Que sorpresa, Doña Natalia!!……… ¡¡Una podemita que puede decir “España”!!
    Ha dicho Usted, ¡¡España!! Doña Natalia. ¿No estará Usted febril con eso de la gripe?…… ¿pero como se la ocurre?…… decir ESPAÑA.
    Como se entere el Marqués de Galapagar, lo va a pagar Usted caro, Doña.
    Por cierto,…… una epístola malísima la de hoy, bonita. Haga un esfuerzo para la próxima.
    De lo bobo que es el alcalde de Valladolid no hacía falta que nos contara nada, Doña Natalia. No hay mas que verle para darse uno cuenta. Pero no lo critique Usted, que sus alcaldes podemitas son aún peores, y andan sobrados de estupideces.
    Jajajajajaja,…… que no considera mala la fragmentación politica,…… jajajajajajaja,…… que “obliga a llegar a consensos, al diálogo, y a tener en cuenta todas las sensibilidades”…….. jajajajajaja,…… que “obliga”…… jajajajajajaja,…….. y a tener en cuenta todas las “sensibilidades”,……. jajajajajajaja…….. YA LO ESTAMOS VIENDO, DOÑA,……. YA LO ESTAMOS VIENDO. Cuatro elecciones en cuatro años, gracias a las “sensibilidades”.
    Desde que están Ustedes, los podemitas, en política, todo va a peor. Son ustedes un autentico desastre, Doña.
    Que alguien piense, que la solución a sus problemas viene de la mano del Marques y sus secuaces es, de juzgado de guardia.
    Y por último. Que una podemita quiera dar “clases” de desarrollo territorial y de solucionar “conflictos territoriales”, estando a favor y promoviendo una serie de “derechos de autodeterminación” y de “derechos a decidir” que no existen en ninguna de las Constituciones del Mundo Civilizado, es sencillamente asqueroso.
    De verdad, que no entiendo lo que les pasa por la cabeza a los podemitas, y los miles de bobos que les apoyan.
    Bueno, en realidad si que lo sé. que esos miles de bobos no tienen nada que perder (o eso creen), porque son todos funcionarios y se creen que la fiesta no va con ellos.

    Post a Reply
  3. Veo que está en fase terminal ya, Dª Natalia… atacando hasta a sus socios de gobierno!!! le auguro poco recorrido político.
    Por cierto, me encantó el mítin que dió el koleta durante la campaña electoral en Segovia, fue antológica su defensa contra la despoblación, esa que intenta paliar con su extraordinario ejemplo, trasladando su domicilio desde un pisito alquilado en barrio obrero madrileño, al chalet aislado en la dehesa de Galapagar…más cerca de Segovia!!!!
    A ver cuándo deja de teorizar chorradas y aporta algo mollar a la política, señora.

    Post a Reply
    • ¿Como?……… ¿Que el Marqués ha estado en Segovia dando un mitin en la campaña electoral?…… ¿Cuando?…… ¿Donde?
      Desde luego, estos medios no informan de las cosas interesantes de la vida.
      ¿Y también estuvo la Marquesa?……. ¿Y la escolta de la Marquesa?…… ¿o les estaba haciendo la compra y dando de comer a los perros?

      Post a Reply
  4. Haga un dúo cómico con Eva Hache y recorran los pueblos de Segovia con un show de variedades y monólogos. Tendrían éxito:’Las Rojelias’, podrían llamarse. Lo mismo pillaban subvención.

    Post a Reply
  5. Para cuando dejéis de decir sandeces, Segovia ya será un desierto demográfico.
    Brava Natalia.

    Post a Reply
    • Diremos las mismas sandeces hasta fin de año, Abuelita.
      A partir de entonces, los podemitas llegarán al “gobierno” Frankenstein abrazados a la pesoe, proetarras, sediciosos-golpistas, peseteros y pedigüeños, y en menos de dos meses, el actual “desierto demográfico” que es Segovia, se convertirá en un completo “oasis” demografico, donde habrá que sacar número para entrar.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *