web analytics

Muere a los 65 años el periodista Moncho Alpuente

alpuente65Un infarto se ha llevado en la mañana del sábado 21 de marzo al periodista, músico y escritor Moncho Alpuente, de 65 años. Madrileño de nacimiento, Alpuente pasaba largas temporadas en su segoviana casa de El Parral,  a donde había llegado en la adolescencia, como estudiante en un colegio religioso. Vale la pena leer este artículo de Alpuente, publicado en 2014  y el último que publicó en El País, en el que evoca sus paseos a orillas del Eresma.

Ramón Mas Alpuente fue todo un personaje y polifacético. Aunque en los últimos años llevaba una vida más retirada, no era raro verlo en los cafés y terrazas de la capital del acueducto, o participando en saraos culturales. Era un habitual en los eventos (contra)culturales y aunque sus relaciones institucionales nunca fueron fáciles -era un espíritu libre, el último bohemio, refractario al peloteo o al elogio fácil- se le recuerda como pregonero de las fiestas de San Juan y San Pedro de 2006, uno de los pocos homenajes que tuvo en vida.

La muerte ha acontecido en Canarías, de donde era su mujer, cuya familia trabajaba en Segovia.

Personaje bohemio y entrañable, Alpuente era sumamente accesible y generoso a la hora de compartir sus profundos conocimientos, especialmente de la contracultura y de los fenómenos musicales de los 60, 70 y 80. Precisamente empezó su actividad como editor discográfico, a él debemos que se editaran en España algunos de los más granados grupos de los 70, grupos ajenos al mainstream y que el talento de Alpuente permitió difundir. En este sentido era una enciclopedia andante.

alpuenteexperienceUn trabajo musicológico de primera que, desde finales de los 60, alternó con su faceta más gamberra, factotoum de la Madre del Cordero, parodistas surgidos en pleno franquismo y cuyos montajes no dejaban títere con cabeza, pese a la censura.  Procedía directamente de la música gamberra, sonidos rockeros con letras satíricas que pretendían ironizar sobre la realidad del país. Poca gente sabe que fue también el autor de la superfamosa “Adelante hombre del 600“.  En los años de la movida probó suerte con combos como Moncho Alpuente y los del Río Kwai, en la onda de un pop facilón y humorístico. También desarrolló trabajos más serios, como sus discos con La Alpuente Experience, banda maravillosa y de un gusto por la versión tan exquisito como cachondo y en la que convergió con, entre otros, el Gran Wyoming.

En los 80 empezó a colaborar activamente como opinador y conductor en diferentes medios nacionales, la Cadena SER, El País, Público,  y las televisiones, especialmente TVE, protagonizando programas de humor crítico como El Peor Programa de la Semana (TVE 1993). Era un desencantado de izquierda, que se definía asimismo como anarquista, y un precursor en la denuncia de la corrupción. Se le recordará, por ejemplo, llamando chorizo a la cara a Jesús Gil y aguantando los insultos del alcalde de Marbella. Su radicalismo motivó que su trayectoria a partir del año 2000 fuera más intermitente. En esos años se intensifica su relación con Segovia, su refugio, donde escribió meritorias novelas como Bienvenido Farewell (1995), Grandezas de España: la historia más grande jamás contada con menos escrúpulos (2000) o Gatomaquias (2005) e impulsó la revista satírica El Cochinillo Feroz.

Un hombre libre y crítico. DEP.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *