Acueducto2

Luquero se resiste a echar a Reguera pero le saca de su núcleo duro

Luquero habla sobre el “caso Reguera”.

Por la calle de en medio. La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, sacará al que hasta ahora ha sido su mano derecha en el Gobierno de la ciudad de su núcleo duro retirándole las funciones de primer teniente de alcalde y portavoz del grupo socialista aunque mantendrá las delegaciones de “superconcejal” al frente de las Áreas de Hacienda y Urbanismo —las de mayor peso— bajo el pretexto de que pueda así concluir los proyectos que ha dirigido en los últimos años, entre ellos el Plan Especial de las Áreas Históricas (Peahis), en el que se lleva trabajando casi una década, aunque no siempre bajo dirección de Reguera.

Aunque la regidora reprochó con dureza el “desagradable y tenso incidente” protagonizado por Reguera cuando, en público, amenazó a un policía uniformado con “darle dos hostias”, una situación “que encontraríamos normal si hubiera ocurrido en un bar”, acto seguido elevó a Alfonso Reguera a la categoría de “pieza fundamental” de su Gobierno para justificar el mantenimiento de sus responsabilidades al frente de las concejalías y concluir en ellas el mandato.

En ese discurso, enmarcó la dimisión a medias en “la responsabilidad hacia la ciudad” al considerar que echar a un concejal que “lo controla todo y cuya marcha sería una pérdida para la ciudad” restaría eficacia a las tareas del Gobierno que preside.

Los concejales, Reguera, Bayón y Maroto, este 25 de junio, ante el Ayuntamiento.

Luquero considera que con sacarle “nada menos que del puesto de primer teniente de alcalde” quedan cubiertas las responsabilidades políticas derivadas del suceso. “Es verdad que hay que ser ejemplares. Se trata de un error humano por el que [Reguera] ha pedido excusas y asume sus responsabilidades” proclamó la alcaldesa al tiempo que se manifestaba “muy triste” por el grave suceso.

Según desveló ante los periodistas, el propio Reguera habría presentado su dimisión de los cargos que ahora se le retiran a la vez que ponía a disposición de la alcaldesa su acta de concejal en un escrito en el que reconocía haber “cometido un error político imperdonable” mientras que sostiene su creencia de que la denuncia formulada por el policía y sindicalista “no tendrá recorrido judicial”.

En la nueva organización del núcleo duro del Gobierno municipal, Andrés Torquemada se convierte en el nuevo hombre fuerte como primer teniente de alcalde; José Bayón será el nuevo portavoz y segundo teniente de alcalde, Marisa Delgado seguirá como tercer teniente de alcalde y se incorpora a la mesa de presidencia de los plenos Marian Rueda como cuarta teniente de alcalde.

La oposición sigue pidiendo el acta.

La posición municipal no está conforme con la salida elegida por Luquero a la crisis desatada por Reguera, al que siguen exigiendo que entregue su acta de concejal. El edil llamó a los portavoces a una reunión urgente —convocada con 40 minutos de antelación— para tratar de lograr un acuerdo que acabara con la presión que están ejerciendo contra él, una situación que los concejales calificaron de “intento de mercadeo“.

Ninguno de los representantes de PP, Centrados, C’s e IU tiene pensado modificar las posiciones que han fijado en los últimos días y siguen exigiendo la salida del Consistorio de Reguera por lo que estudian en este momento cuáles serán los próximos pasos que seguirán en la búsqueda de ese objetivo.

Conocedora de esta situación, la alcaldesa insistió en que con sus decisiones “queda zanjado este asunto” aunque reconoció que la oposición no va a pararse en este punto pero “cada uno hará lo que crea conveniente” asumió a la espera de los acontecimientos que lleguen desde los grupos que, unidos, son mayoría en el hemiciclo segoviano.

Y los sindicatos, también.

Al mismo tiempo, los sindicatos con representación en la Policía Local—SPPM, CSIF (al que pertenece el policía agraviado), CC.OO. y UGT— han emitido una nota en la que muestran su total solidaridad con el policía y vinculan las amenazas vertidas por Reguera con un intento de coartar la actividad sindical de aquel, además de considerar que el ataque afecta a todos los funcionarios municipales, especialmente los de la plantilla de la Policía “nuevamente menospreciados por la intolerable actitud del aún concejal”.

Los sindicatos reclaman en su escrito que Reguera dimita como concejal, un cargo para el que no le consideran “digno” y también reclaman a la alcaldesa que le cese en todos sus cargos Del mismo modo, exigen al resto del Gobierno socialista del Ayuntamiento que se demarque públicamente de Reguera “por el bien de la ciudad” y un pronunciamiento similar al PSOE provincial “y sus agrupaciones”.

Los sindicatos también exigen a la oposición que “tome la iniciativa política promoviendo todas las iniciativas a su alcance para dignificar la representación institucional del Gobierno municipal”.

Tres días para reaccionar.

La evolución de los acontecimientos desde que, la noche del 22 de junio, el concejal Reguera amenazar a un policía uniformado en público ha forzado progresivos cambios en las posiciones del principal implicado, Reguera, y de la alcaldesa Luquero. El edil comenzó negando tajantemente los hechos ante las preguntas de este periódico cuando se elaboraba la información que ha destapado el caso, pese a que para entonces ya estaban reflejados con detalle en un parte de servicio y en una denuncia en comisaría. En las horas posteriores, Reguera reconoció, primero, una “conversación tensa” y finalmente acabó asumiendo totalmente la versión denunciada y haber proferido la famosa amenaza de las “dos hostias”, convertidas finalmente, según su escrito a la alcaldesa, en “un error político imperdonable”.

“Las versiones de ambas partes coinciden plenamente” reconoció este 25 de junio la alcaldesa tratando de aclarar las dudas sobre la posibilidad de que se abra un expediente informativo a partir de la denuncia del policía “que creo que no será necesario por esa coincidencia”, dijo a los periodistas.

Luquero ha tardado tres días en hacer sus primeras declaraciones sobre este asunto pese a que, como también reconoció en su comparecencia, tuvo conocimiento del altercado casi en tiempo real, en el restaurante Cándido en el que su equipo fijó la base de operaciones en los prolegómenos de la inauguración de las fiestas de la ciudad. “Hemos dedicado el fin de semana a actos de representación en las fiestas y hoy, lunes, hemos afrontado el tema”, explicó para justificar su lenta reacción a los hechos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

13 Comments

  1. “Error imperdonable”, pero lo mantiene con responsabilidades de gobierno.

    Sra alcaldesa, un maleducado así no tiene categoría para trabajar por Segovia y representar a los segovianos.

    Manteniéndolo en el equipo de gobierno, está amparando actitudes violentas y de abuso de poder impropias de una institución que debe representar de forma impecable a todos los ciudadanos.

    Un sujeto así, a mi, no me representa.

    Post a Reply
  2. Pero esta tía es tonta!!!!
    Ose que el otro va a dimitir y no le deja por que es mejor para los segovianos??????
    Lo que me fastidia es que nos quiera tratar de tintos a los demás.
    Esta señora lo que tiene es que dedicarse a sus labores y dejar esto que la viene muy grande.

    Post a Reply
  3. Avel, nuestra Alcaldesa no es tonta, es una de las mejores personas que han pasado por alcaldía. Ahora bien, su bondad está cegándola, el Peahis desde su nacimiento es una ruina, llena de intereses y haciendo mucha injusticia social….
    La demolición de urbanismo, si que es obra de este “Sr.”.
    Sueño, con el día en que a la clase política se les exija, cuando menos, una prueba de aptitudes para ver si son o no capaces de opinar en los temas de una ciudad. También sueño con el día en el que se deje trabajar a los grupos de funcionarios que por lo menos han aprobado una oposición para desempeñar su puesto, también sueño, en el día que se premie el esfuerzo de muchos policías, bomberos, carpinteros, asistentes sociales, conserjes, electricistas, técnicos, auxiliares, administrativos, fontaneros, pintores, etc. en lugar de premiar a eventualidades, confianzas y otros asiduos.
    No es una cuestión de inclinación política la chispa que me empuja a escribir estas palabras, es el mal cuerpo con el que muchos días tienes que lidiar al ver las pericias de no pocos intrusos de la política. Muchos son los que han pasado por nuestro ayuntamiento y no han hecho ruido, por suerte, esa gente han dejado curadas las heridas que otros hacen a diario. Sr Reguera, véase Segoviano, véase humilde y disfrute de su jubilación y si es posible con algún otro del equipo y dejen trabajar a Claudia con un equipo que no moleste.

    Post a Reply
  4. A L U C I N A N T E
    ______________________

    LA ALCALDESA sigue manteniendo a un concejal que demuestra su desprecio hacia POLICIA LOCAL de Segovia, que es lo siguiente???

    1.RESPETO A LA POLICIA.

    2.DIMITA Y ASUMA ERRORES.

    Mucho ánimo al policía y qué pena tener que aguantar chulerias y soberbias de un cargo público.

    Post a Reply
  5. “lo controla todo y cuya marcha sería una pérdida para la ciudad”. Amén.
    Ya nos habíamos dado cuenta, me parece que otros u otras controlar, lo que se dice controlar… poco o nada, salvo la ‘su cultura’ y la ‘a’ al final de cualquier palabra o palabro.

    Post a Reply
  6. ¿La oposición ante la PANTOMIMA de hoy, que dice?

    ¿Y el Secretario Provincial que opina? O en Segovia capital ni pincha ni corta?

    Ánimo al policía, Segovia te apoya…que seguro que alguna presión ha recibido.

    Post a Reply
  7. ¿Sale gratis injuriar, calumniar, insultar o faltar al respeto a un policía?

    Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana. Esta norma recoge en su artículo 37.4 que «las faltas de respeto y consideración cuyo destinatario sea un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones de protección de la seguridad, cuando estas conductas no sean constitutivas de infracción penal». Considerándose como una infracción leve con una cuantía de multa que abarca desde los 100 hasta los 600 euros.

    Veremos a ver si somos todos iguales ante la ley.

    A parte de que debería de cesar o dimitir ya que no se puede tener un concejal que se pasa por…a la policía local.

    Post a Reply
    • Dice el Sr. concejal “que no tiene recorrido judicial”, todo puede ser. Hay testigos presenciales de lo ocurrido, si la denuncia sigue adelante por amenazas, trato vejatorio o intimidatorio, contra la libertad sindical o vaya usted a saber cómo se califica lo de este señor ¿Van a mentir los testigos porque son allegados y de su grupo político? Lo dudo. Él ya ha reconocido los hechos y parece que le importa poco, ¿va a seguir en el pedestal de unas siglas políticas?
      A mí no me parece que haya sido un trato coloquial entre bromas con un colegui; más parece que es un representante municipal en un acto oficial multitudinario humillando por venganza premeditada a un policía de servicio,(servicio de armas o protocolario de representación, es igual, la ley dice que es policía en todo momento y en todo lugar. Venganza contra un miembro de su Policía, de la Policía de Segovia, motivada porque representa a los afiliados a un sindicato que ya pidió junto a otros representantes sindicales la dimisión del concejal por despreciar su trabajo.
      Si es capaz de tratar así en público a un agente de la autoridad me gustaría saber cómo trataba a los empleados y clientes de su antiguo trabajo en una entidad bancaria que todos sabemos cómo acabó.
      Mi opinión es que se lo piensen con calma y se vaya antes de perjudicar más a Segovia y a su partido político.

      Post a Reply
  8. No solo debería ser cesado en la corporación municipal, debería ser expulsado del Partido Socialista Obrero Español por humillar en público a un empleado.

    Post a Reply
  9. Nuestra señora alcaldesa, en su línea… A su bola… ¿Que es mejor para la ciudad que siga ese cacique de Reguera en su cargo? ¿Para que la siga liando en Urbanismo, con los expedientes que “caducan” misteriosamente?

    Que caro le va a costar todo esto a la futura exalcaldesa… ¡Qué caro!

    Post a Reply
  10. Donostias no se baja del burro. Un funcionario del mismo Ayuntamiento, de urbanismo, también de baja sicológica por culpa de este matón de taberna. Luquero echa al pendenciero, no seas de la misma ganadería.

    Post a Reply
  11. La señora alcaldesa de Segovia ha vuelto a poner de manifiesto una vez más su falta de liderazgo. En la rueda de prensa del lunes tendría que haber anunciado la renuncia del acta del concejal Reguera a petición suya: por impresentable y no saber estar a la altura de las circunstancias. Es inadmisible q un concejal -también Tte alcalde y portavoz- amenace a un policicia local. Y eso parece ser que a pesar de los años de experiencia de la sra. Luquero. Sin duda, ha dado el primer paso para perder las elecciones. Los segovianos se merecen un alcalde con altura de miras, seguro y con las ideas claras.
    Cabe preguntarse dónde se encuentran los dos responsables del partido: Jose Bayón y José Luis Aceves. Más de lo mismo. El primero escondiéndose. Quienes le conocen bien dicen de él que es un pusilánime que sólo le interesa el poder. Buena prueba de ello dio en aquel reportaje de la Sexta. El segundo, el Sr.Aceves, estará esperando que llegue la cámara de televisión o el fotógrafo para mirarse al espejo y hacer una. Uestra de simpleza con sus declaraciones. Vaya futuro que tiene el PSOE con estos tres personajes. Eso si, tiempo al tiempo, el Sr. Alfonso Reguera más pronto que tarde dejará todo y se irá a su cargo jubilata. Eso si, con mil euros menos al mes, que es lo que le duele.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *