web analytics

Los problemas de España según el barómetro del CIS

Lejos de entrar a valorar lo más mediático de la última encuesta preelectoral del CIS, el reparto de escaños (hay que recordar que fue la encuesta que más se ajustó en las pasadas elecciones del 28 de abril), el barómetro también arroja una supuesta realidad social a través de la percepción de los principales problemas de España por parte de los encuestados.

Según los datos, el top 5 de los problemas de España, serían el paro, los políticos, los partidos y la política, los problemas de índole económica, la corrupción y el fraude y la sanidad, bastante coincidentes por cierto, con aquello que preocupa a la ciudadanía de Castilla y León, excepto en el quinto puesto, donde la falta de acuerdos, la situación política y la inestabilidad política, parecen preocupar más en Castilla y León que la Sanidad.

Y es llegado a este punto donde podríamos matizar, quien determina cuales son los principales problemas de España. Éstos tienen que ver por un lado con todo aquello que los medios de comunicación no dejan de “machacar” durante las fechas previas a la encuesta, en este caso entre el 21 de septiembre y el 13 de octubre y lo que en Teoría de la Comunicación se denomina, Agenda Setting, o establecimiento de agenda, y que de un tiempo a esta parte ha estado desgraciadamente vinculada a los intereses de los poderosos de turno, no solo políticos, sino también grandes empresarios, que dejan en muchas ocasiones, sin amparo y protección a aquellos periodistas que ejercen como tales.

Por otro  los problemas de España, también tienen que ver con lo que el CIS, como colocador de Agenda, entiende que puede ser susceptible de ser un problema. Mientras va incorporando temas como la falta de acuerdos de gobierno o la independencia de Cataluña, no hace desaparecer otros que quizá ya no son percibidos como tales, como por ejemplo las negociaciones con ETA. De esta forma, así se mantiene una alerta, que quizá no es tal. Por el contrario no es capaz de incorporar problemas actuales que sí afectan a nuestra sociedad, como es la despoblación. Y es en esta ausencia donde se refleja que la batalla política, la búsqueda de votos se da desde la confrontación y no desde el diálogo y la búsqueda de soluciones. Si no fuera así, no se entendería ni se podría explicar que mientras los nacionalismos no representan un problema para España, situándose en la últimas posiciones con un 0,5% si lo haga la independencia de Cataluña con un 10,5%.

Tremenda es la paradoja en Castilla y León donde la Independencia de Cataluña, se sitúa como el octavo problema de España, con un porcentaje mayor que la media, y solo superada por la propia Cataluña y La Rioja, la tercera región donde parecen estar más preocupados por la cuestión catalana que por las pensiones, a pesar de tener una población muy envejecida; o los desahucios siendo la octava comunidad donde más ejecuciones hipotecarias se producen según el informe del Consejo General del Poder Judicial; o por los autónomos, a pesar de que cada vez se producen más cierres de pequeño comercio como ha indicado el último informe de la Agrupación de Comerciantes Segovianos con respecto a nuestra ciudad; o la emigración, siendo una de las Comunidades donde más jóvenes emigran; o el propio funcionamiento de los servicios públicos, en decadencia desde el inicio de la crisis por la falta de inversión pública.

No se trata de una posición en contra del Centro de Investigaciones Sociológicas, ni mucho menos, de hecho, fuera de este barómetro de opinión, el más mediático, sus estudios, investigaciones e informes son excelentes a la hora de analizar la realidad social española, cuando se sitúan fuera de la batalla política de la confrontación. Quizá como decía una compañera el otro día, deberíamos empezar a señalar en portada otros asuntos.

En conclusión, el “CIS de Tezanos” y de cualquier otro que lo dirija, tiene que estar al servicio del interés general y no particular. No es “colaboracionista” del gobierno de turno porque asigne mas o menos escaños, sino que lo es en la medida en que establece problemas que posteriormente los partidos utilizan para sus respectivas campañas y discursos de confrontación en la carrera por los votos.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *