web analytics

Los motores de la economía provincial se concentran en un organismo

La promoción económica a través del turismo, la organización de congresos y el apoyo a la producción agropecuaria de la provincia que hasta ahora se desarrollaba a través de tres entes distintos pasará a desarrollarse a través de uno sólo, un organismo autónomo dependiente del Área de Promoción Económica de la Diputación, que se pretende que empiece a funcionar el próximo mes de enero.

Entre los integrantes del nuevo organismo está la Faisanera S.L.U., participada por la Diputación y en una pequeña parte por la Cámara de Comercio, que de este modo, encuentra un medio reforzado y de suficiente tamaño para canalizar toda la actividad del Palacio de Congresos que se está construyendo en este momento con la previsión de estar concluido el próximo verano.

Además, la nueva estructura incorporará las actividades que hasta ahora desarrollaba el Consorcio Agropecuario y el Patronato de Turismo, ambos disueltos en las últimas semanas.

El Consorcio ya sólo depende de la Diputación, pues la Fundación Caja Segovia no pudo asumir la “herencia” de Caja Segovia, que atendía la mitad de sus presupuestos; mientras que en el Patronato de Turismo ocurre lo mismo desde hace años, cuando el ayuntamiento de la capital abandono el organismo creado en 1990, dejando el peso de su mantenimiento a la administración provincial, aunque también mantenía hasta ahora otros socios.

Habiendo perdido sentido mantener los patronatos o consorcios “no tiene sentido mantener esos organismos”, ha explicado el presidente provincial, Francisco Vázquez, que también ha aludido a los consejos de Hacienda para que las administraciones reduzcan al máximo el número de sus fundaciones, consorcio y organismos.

La comisión informativa de Promoción Económica ya ha revisado los estatutos del nuevo organismo que se someterán a aprobación en el pleno ordinario, la próxima semana. A partir de ahí, el texto ha de ser publicado y sujeto al periodo preceptivo de alegaciones y su resolución antes de su aprobación definitiva, probablemente a finales de año. Entre tanto, los presupuestos de 2015 ya contemplarán la partida correspondiente —cuya cuantía no ha trascendido— para el funcionamiento del ente en el mismo momento que comience el nuevo año.

Mantenimiento de plantillas.
El Consorcio Agropecuario, encargado del apoyo al sector agrario, el asesoramiento a las explotaciones y el funcionamiento del laboratorio agroalimentario de referencia, con una plantilla de nueve personas y en el que este año, la Diputación ha gastado 205.000 euros.

Por su parte, el Patronato de Turismo tiene siete empleados cuenta este año en los presupuestos provinciales con una partida de 350.000 euros.

Incorporando las necesidades de La Faisanera al mismo organismo autónomo, los cálculos del Gobierno provincial pasan por “mantener las plantillas del Consorcio y el Patronato” para acabar conformando un equipo humano de “entre 15 y 20 personas”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Hombre, confiar que el “motor” de la economía segoviana vaya a ser unos reconvertidos Consorcio Agropecuario y Patronato de Turismo, remezclado todo ello con un ente gestor de un futuro Palacio de congresos (¿no será mucho decir eso de “Palacio” a un espacio tan limitado como el de la Faisanera? ) me parece cuanto poco una grave exageración. Ni la Diputación tiene la capacidad económica y técnica de reconvertir por si misma el Consorcio en el factotum del desarrollo agroalimentario de Segovia, ni con la puesta en marcha de un, llamémosle siendo generosos “centro o espacio de congresos”, se va a impulsar transcendentemente la tipología turística de esta provincia.
    Creo que todos debemos ser mucho más cuidadosos en sembrar expectativas de esta dimensión. Es más, entiendo que nuestro verdadero objetivo ha de ser el seguir potenciando todas estas posibilidades, pero abriendo también nuestras expectativas a algo más que nuestro propio ego segovianista que, aunque a veces puede ser positivo, ha venido no obstante demostrando a lo largo de los años que más que sumar nos ha servido para lo contrario, es decir, para continuar siendo un territorio cuyo desarrollo no ha sido nunca acorde con su historia, patrimonio y situación geográfica.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *