web analytics

Los estudiantes errantes de bachillerato de Artes

No está siendo sencilla la adaptación de los centros de enseñanza segovianos a un inicio de curso complicado en extremo por la necesidad de aplicar el protocolo de medidas contra la covid19, especialmente los referidos al alejamiento. Entre los centros que han visto multiplicadas las dificultades se encuentra la Escuela de la Casa de los Picos, única en la que se imparte el Bachillerato de Artes… aunque para la mitad de sus alumnos sea fuera de su sede.

Una visita de la consejera de Educación, en diciembre pasado.

Con 75 alumnos por curso, las normas de distanciamiento reducen a la mitad la capacidad de las aulas y así, sólo los alumnos de segundo curso mantienen cierta normalidad incluyendo los horarios matinales, un auténtico tesoro para un alumnado del que más de la mitad viene a clase desde distintos puntos de la provincia y encuentra soluciones al transporte mucho más fácilmente por la mañana, o si se prefiere, por la tarde se ve obligado a hacer encaje de bolillos junto con sus padres. También mantienen la “normalidad”, al menos en los horarios, el resto de enseñanzas que se imparten en la casa de los Picos —Grado Universitario de Diseño de Producto; ciclo de Grado Superior de Ilustración y el ciclo de Grado Medio de Revestimientos Murales, con cinco aulas técnicas, además de los distintos talleres que ocupan todo el espacio disponible, también durante la tarde.

En este punto de la colocación de piezas llegan las quejas de padres y de los propios alumnos de primer curso de Bachillerato, los que no caben en el histórico edificio de la calle Real, acomodados ahora por decisión de Educación en el instituto Mariano Quintanilla, donde comparten el centro con la Escuela de Idiomas y también el temido horario vespertino, con los correspondientes problemas de transporte y la imposibilidad de compaginar la actividad lectiva con otras que también se desarrollan por la tarde, muy habituales en estos alumnos.

Además, la duplicidad de horarios ha colocado también en complicaciones a parte del profesorado —33 docentes en este momento— obligados a hacer desplazamientos de un centro a otro y a repartir en mañanas y tardes las horas de trabajo que antes resolvían durante la mañana y sin moverse del centro.

El director del centro, Alberto Albarrán, cree que la situación no se habría complicado tanto sin la tardía orden, del 3 de septiembre, que fijaba las distancias de seguridad entre alumnos, un mandato que “ha obligado a improvisar las soluciones”, tanto que Albarrán y su equipo directivo llegaron a presentar su dimisión justo antes del inicio del curso, aunque el Director provincial de Educación no aceptó las renuncias: “No podemos admitir el cese de quien trabaja poniendo alma, corazón y vida”, comentó hace unos días Diego del Pozo para zanjar esta posibilidad.

Lo que sí ha hecho Albarrán es reclamar otro tipo de soluciones que permitan, al menos, mantener el Bachillerato de Artes en horario matinal para todos los curso. El docente ha propuesto, hasta ahora sin éxito, el uso de espacios como la Escuela de Magisterio, el Seminario o el edificio del palacio de Quintanar “que fue conservatorio y por lo tanto está dispuesto en aulas, es de la Junta y además está cerca de la Casa de los Picos”, reflexionaba. Sin embargo, Educación ha rechazado contemplar esas propuestas, según afirma, por no ser estrictamente centros educativos de Secundaria.

Albarrán no abandona, no obstante en su empeño: “en todas partes se están produciendo cesiones de locales municipales, de la universidad e incluso privados para ayudar a solventar la situación en medio de la pandemia y lo normal es que aquí pasara lo mismo”, subraya.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Ya, pero no viste lo mismo’regalar’espacios a uni chuli privada que a unos centros de enseñanza públicos. Los socialistas de sueldo tenemos ‘clase’ [ ya saben ‘clase’, la lucha de… 😉 cada uno lo entiende a su manera ]

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *