web analytics

Los comerciantes del mercado de la plaza de Toros piden urinarios para poder trabajar

El mercado de la plaza de toros, este sábado.

Los comerciantes que trabajan en el mercado al aire libre de los sábados, junto a la plaza de toros, han hecho pública la petición de poder disponer de urinarios portátiles en su zona de trabajo de los sábados, donde pasan más de ocho horas sin que haya un sólo baño cerca. La primera vez que se trasladó el mercado a ese punto de la ciudad, en 2020, se hizo como una prueba relacionada con la covid. Entonces, la medida si estuvo acompañada de la instalación de dos casetas de baños públicos portátiles. Tras otra temporada en la ubicación “de siempre”, cerca de la avenida de la Constitución, se decidió el traslado definitivo a la plaza de toros, pero no se incluyeron los urinarios. “Dicen que les cuesta 150 euros cada día”, según explican varios vendedores.

Los trabajadores de los, aproximadamente, 20 puestos que se instalan allí cada semana destacan que en la zona no hay bares abiertos y las instalaciones municipales más próximas, además de estar relativamente lejos para una escapada rápida, tienen horarios limitados o están directamente cerrados. Además, muchos de estos empresarios están solos en su negocio y si optan por el “paseo” al Carmen o a San José se ven obligados a pedir a su vecino que “eche un ojo” a su puesto en su ausencia y confiar en que los clientes esperen su regreso, o se pierda la venta.

Una comerciante muestra la caja que utilizan para orinar.

Así la cosa, la mayoría reconoce que soluciona la necesidad biológica como puede: en un arbusto de la zona ajardinada, los hombres, o en una caja de corcho dentro de una furgoneta, algunas de las mujeres. “Hasta las mascotas tienen zonas creadas para que puedan orinar y a nosotros no nos ponen nada y tenemos que recurrir a hacerlo en una caja dentro de una furgoneta. Es tercermundista”, explicaba Angélica, una tendera que acompaña una subida de cejas al relato de situaciones como “cuando nosotras tenemos la regla y nos tenemos que cambiar”.

El resto aguanta como puede las ocho horas largas que dura la jornada que inician en torno a las 6.30 horas “pero no es fácil y si se trata de algo mayor que orinar la cosa se torna imposible”, dicen los trabajadores con un mensaje casi uniforme que se nota modelado en quejas masculladas de puesto a puesto una y mil veces, como parte del día a día.

Sin respuesta del Ayuntamiento

El Ayuntamiento conoce sobradamente la reclamación de los mercaderes que dicen que se han quejado ante el funcionario municipal que se encarga de estas instalaciones y que también lo han hecho ante la Concejalía de Servicios Sociales con escritos “que nunca nos han contestado”, se queja Hortensia, una frutera con décadas de trabajo en los mercados a sus espaldas antes de perderse en el interior de una furgoneta aparcada entre dos puestos con una caja de corcho en la mano…

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Que la concejalía de servicios sociales comandada por la señora Peñalosa no responda no me lo creo ( ironía), que la concejalía de servicios sociales comandada por la señora Peñalosa no haga ni caso a las rexlamaciones de los señores y señoras que sustentan los mercados para que hagan sus necesidades como cualquier humano, humana, humane no me lo creo (Ironía)

    Post a Reply
  2. La señora Peñalosa, familia demasiado conocida en Segovia y no por lo bueno que han hecho en ella desde hace siglos y el resto del Gobierno de Clara II, no tienen estos problemas mundanos. Ellos orinan en los bares de la Plaza Mayor, donde trabajan a destajo por los segovianos y les importan un pimiento estos comerciantes.

    Post a Reply
  3. Si fueran perros ya tendrían un pipican, un área de sociabilización y un parque de juegos. Pero como no son perros…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *