web analytics

Los bloques municipales se reafirman y Podemos reclama que se cumplan los acuerdos

¿Para qué sirvió el debate del estado de la ciudad? Pues en realidad para poco, al menos nada novedoso. Quizá por el mismo diseño del debate —“80 minutos para la alcaldesa y el portavoz socialista y ocho para el resto de los grupos”, se quejaba la portavoz de Ciudadanos, Noemí Otero— o tal vez porque, independientemente de su título, cualquier debate municipal en Segovia tiene bastante de repetición del argumentario respecto al anterior. También influye que la discusión se plantea en todos los casos en términos frentistas: el bloque de izquierdas “contra” la oposición de derechas sin posibilidad alguna de acercamiento, mientras Podemos amagaba por enésima vez con enfadarse con el Gobierno por no cumplir los acuerdos.

Un momento del debate del estado de la ciudad en el Ayuntamiento de Segovia.

Del larguísimo discurso introductorio de la alcaldesa, Clara Luquero —el líder del PP, Pablo Pérez, lamentó que aquello era un resumen de actividad ordinaria y la enumeración de “las notas de prensa emitidas por la Alcaldía durante un año”— destacó la referencia al protocolo firmado entre el Ayuntamiento y la Junta para la preparación de terrenos en la ampliación del hospital y la instalación de la Escuela de enfermería que no pudo hacerse público durante el proceso electoral autonómico. La Junta redactará el Plan de Interés Regional, expropiará el suelo, hará las obras de urbanización y el Ayuntamiento facilitará su parte de la tramitación urbanística y acercará los servicios.

Fue la única referencia positiva para la Junta, otra vez en el papel de culpable de la mayoría de los problemas que afligen a la ciudad junto a la pandemia y hasta la guerra, pese a que esta era la revisión de la actividad de 2021 y el ruso invadió Ucrania hace ahora un mes. Luquero no reconoció una sola equivocación en el último año y volvió a fiar al futuro la superación de este “momento crucial”.

Completando las intervenciones desde el Gobierno, el portavoz de IU, Ángel Galindo, fue el encargado esta vez de cargar las tintas contra la Junta “que no hace nada”, defendió la existencia de un “modelo de ciudad” y recitó una lista de actuaciones y planteamientos políticos referidos mayoritariamente a las áreas en las que tienen competencia los ediles de IU. Naturalmente, azotó con dureza al Grupo popular sumándose al manido “cuanto peor va la ciudad, mejor para ustedes” pero evitó referencias al de Ciudadanos pese a que Otero se esmeró en sacar los colores al Gobierno con toda crudeza.

El PSOE no discute con Podemos

Sonó reiterativo que el portavoz de Podemos volviera a advertir a PSOE e IU que no se recrearan en la “autocomplacencia” y a lamentar que no se están cumpliendo los acuerdos programáticos establecidos con Podemos-Equo. “Tiene un año para cumplir lo que han firmado”, advirtió Guillermo San Juan. Fue respondido con guante de seda por el socialista Jesús García que reconoció el derecho a la queja de su socio programático, agradeció su “oposición estricta pero constructiva” y acabó sentenciando a modo de disculpa que “hemos cumplido parte de los compromisos que teníamos”.

García fue mucho más duro en sus respuestas a los portavoces de la oposición. Más bien al PP, porque eludió casi totalmente el cuerpo a cuerpo con la liberal, Otero, pese a que esta usó palabras como “hipocresía”, “incapacidad en la gestión” o “incumplimientos” para definir la labor del Gobierno, además de soltar las correspondientes cargas de profundidad para la reflexión de los grupos de izquierda espetando a los socialistas que “no cumplen los acuerdos programáticos con sus socios”, con varios ejemplos. Puestos a reflejar incumplimientos, acusó a los socialistas de no cumplir siquiera su propio programa, también con ejemplos.

La alcaldesa quiso poner a prueba los nervios del líder de la oposición recibiendo con sonrisas irónicas las críticas del popular, Pablo Pérez, que sin embargo templó los nervios para ordenar un discurso en forma de enmienda a la totalidad.

El popular negó que se hubieran adoptado acciones audaces de la Alcaldía en el tratamiento de la crisis de la covid, uno de los argumentos de supuesto éxito más repetidos por los socialistas, en la que “sólo han seguido lo que hacían otros ayuntamientos”. Sacó también a relucir la baja inversión del año pasado —“6 millones de 16 que tenían”, sumó— restó protagonismo del Ayuntamiento en el desarrollo de Prado del Hoyo subrayando que se trata de una iniciativa privada “a pesar” de la ausencia de política de desarrollo de suelo. También volvió a poner sobre la mesa el edificio Cide, “el gran fracaso del PSOE en 20 años” mientras que negó brillo al prometido Centro de Innovación de FP, precisamente en ese edificio, asegurando que el de Segovia “no será el único en España”.

El debate fue perdiendo interés, tanto que, agotados los turnos de palabra, Luquero, aparentemente despistada, quiso dar otro segundo turno de intervenciones hasta que le hicieron notar que lo que tocaba era cerrar el debate. “Ah, no. Hemos acabado. Se han asustado”, dijo para salvar la situación. Riñó con un par de frases a Pablo Pérez por su forma de hacer oposición y pasó al siguiente asunto.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. Es lo que se hace cuando uno piensa que está en su cocina.

    Qué poquito nivel.

    Qué poda clase.

    Post a Reply
  2. Podemos Segovia no está a la altura de sus votantes. En las próximas elecciones municipales, quedarán fuera.

    Post a Reply
  3. Todos a vivir en San Cristóbal, Palazuelos, Tizneros, Torrecaballeros, Trescasas, Carrascalejo.. etc. No queda ni un alma en Segovia. Gracias Psoe. Haz que pase. Segovia decorado para turistas y comedero de cochinillos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *