web analytics

La rural, el picoleto y los periodistas

borregoGil

Con 3 días de antelación, los periodistas segovianos celebraron el 22 de enero san Francisco de Sales. Como siempre en Cándido y con la entrega de los premios San Frutos (el premio bueno) y Domine Cabra 2016 (el malo, el único premio de estas características que se falla en Segovia y por eso, el más cargado de morbo).

El Domine, que distingue al que peor se porta con la prensa, fue para Juana Borrego, de la Federación de Mujeres Rurales, que no muy dichosa con la concesión del galardón se zambulló en un agrio discurso. “Femur -recordó- es una ONG que cumple 25 años y que ayuda a elevar la calidad de vida de las mujeres rurales. Este año hemos ayudado a 90 familias empobrecidas, en nuestros cursos han pasado 2.200 mujeres, más de 10.000 en los eventos que organizamos. 35 desempleados están tramitando certificados”, se justificó. Desde Hontalbilla, Femur aglutina asociaciones de mujeres rurales que a su vez integran a 355.000 mujeres. Dispone de 7 trabajadores.

Borrego, con toda la razón, acusó a los periodistas segovianos de ser unos gandules a la hora de salir de la capital para cubrir noticias en la Segovia rural. También de que le han dado el premio a ella “por no saber a quién dárselo, pues anda que no hay quien se lo merece más que nosotras, aunque ya se sabe, muchos son los que se lo merecen y pocos los elegidos”.

borregoElenaGarcia

No está muy claro porque los periodistas hemos premiado a la exsenadora del PP, que por cierto, recientemente oficializaba la baja en el partido de Rajoy. Borrego no cae especialmente simpática, las cifras que da -cuando las da- suelen ser siempre confusas, mal documentadas y liosas. Pero ante todo hay como una incapacidad de digestión de la crítica, acritud cuando han salido (unas pocas) informaciones negativas. Y un halo de misterio a todo lo que rodea la gestión de una entidad que, además de los logros que acumule, parece ser -a mayores o menores- una red clientelar al servicio de los intereses (en el PP, en Caja Segovia) de Borrego y Elena García Gil.

Mejor no confiar secretos a periodistas

Indudablemente, más simpático cae en el gremio el teniente coronel Fernando Gil. El Guardia Civil tiene una innata inteligencia social para saber ser útil y operativo a la hora de informar a los medios. Eso sí, tiene bien claro que “si quieres guardar un secreto, lo mejor es no decírselo a un periodista”, dijo, arrancando carcajadas. Con este San Frutos ya van dos los que los periodistas entregan a la Guardia Civil segoviana, el primero en 1997, coincidiendo también con una etapa de Gil en Segovia al frente de la sección de tráfico.

gilGuardiaCivil

Muy interesante el discurso del premiado. Habló de la evolución de las relaciones entre periodistas y “picoletos”. Actualmente a los mandos de la Guardia Civil se les enseña dotes comunicativas para informar, tratar con la prensa forma parte del trabajo. Cuando Gil, allá por los 80 ingresó en la Academia y luego en Aranjuez, esto no era así. “La prensa era algo innombrable, complicado, evitable”. Han sido los de la quinta de Gil los que han cambiado esta incómoda relación. Explicó Gil que en uno de sus primero destinos se hizo amigo de un redactor de la Opinión de Murcia, con el que empezó a colaborar. “Luego en San Sebastián y trabajando en los servicios centrales la relación con los medios era nula, incluso un factor de distorsión en nuestro trabajo”. Sin embargo, la buena colaboración con el murciano debió abrirle los ojos a Gil, que ya al frente de la sección de tráfico segoviana se caracterizó por su amigable relación con los medios. Algo que quedó patente cuando el cuerpo le encargó, y durante varios años, ser el enlace con la organización de la Vuelta a España. Una experiencia inolvidable, para Gil, y en la que conoció a lo más granado de la prensa deportiva, al gran José María García, a Juan Ramón de la Morena, Pepe Domingo Castaño. Claro que también trabajó con los “curritos”, los que al final llevamos el “día a día” de la actualidad. Lo suficiente como para entender que, sabiendo guardar los secretos (ciertamente, no es bueno confíarselos a un periodista, y al revés), una correcta relación informador-informante es esencialmente buena para todos.

prensamadrid

Nuevo presidente

La cena de San Francisco fue también el primer acto del nuevo presidente de la Asociación de la Prensa de Segovia, el redactor de El Norte, y maestro de periodistas, Miguel Ángel López Mosco. Eso sí, dio una demoledora versión de la actualidad del gremio apelando al informe sobre la situación de la profesión en 2015, que elaborado por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) se presentó por la mañana en el campus María Zambrano.

La crisis se ha llevado por delante 17.000 puestos de trabajo en el periodismo, los salarios en convenio han descendido un 17%. Como explicó Mosco, además de la crisis, los medios vivimos en una transición, donde lo digital come mercado a lo analógico pero sin que lo digital sustituya económicamente el giro que pierde lo analógico.

Sin embargo hay datos para la esperanza. Según el informe, en Castilla y León el pasado año la contratación creció un 1%, al tiempo que en 2014 hubo también un incremento de plantillas del 12%. La explicación está en los periódicos on line, como este en el que escribimos. La APM tiene censados 450 medios on line, muchos de ellos dedicados a la información local. Son hijos de la crisis, de periodistas que un día, viendo como estaba el patio, nos decidimos a cambiar de plataforma. Actualmente el on line ya llega a un 14% del consumidor de información local, al tiempo que la radio crece y el papel, aunque pierde, parece tener mercado suficiente como para sobrevivir en los próximos años.

Más que al manido lema de “sin periodistas no hay democracia” (históricamente, en las dictaduras tampoco es que vaya mal la cosa del periodismo) profesionalizar la información es hoy una necesidad evidente. Pensemos en la avalancha de noticias falsas, sin contrastar, o sesgadas que cada día pululan por las redes. El ruido informativo que satura la sociedad. La demagogia barata y polarizadora resultante de cuando la comunicación se pone al servicio del poder, de la mera indignación o del charlatanismo. Somos necesarios. Mejores o peores, pero necesarios.

comidaprensa2016 concejalasSegovia2016 AsociacionPrensSegovia

De arriba abajo. Borrego, Miguel Ángel López y Gil. Elena García Gil, vicepresidenta de Femur, ayuda a Borrego a dar lectura a su “agrio” discurso. Fernando Gil recibe el premio San Frutos. Presentación del informe sobre la situación del sector en el campus Zambrano. Comedor de Cándido, tradicional marco de celebración desde los años 50 de las cenas de San Francisco. Raquel Fernández, Esther Bermejo y María José García Orejana (ediles de PP, UPYD y C’S, respectivamente, en el Ayuntamiento de Segovia), con las que compartimos mesa (gracias por aguantarnos). Foto de familia de buena parte de los periodistas con, Francisco Vázquez, de gañote.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

5 Comments

  1. Echo en falta a la Alcaldesa, no acompañó a la prensa o, como suele ser habitual con los políticos de psoe, sois tan plurales que los obviáis?

    Post a Reply
    • Saludos ciudadanos. Sí que estaba Clara Luquero. También Juan Luis Gordo, Alfonso Reguera, la subdelegada del Gobierno (el subdelegado no), y alguno más habría. Otra vez, empezaremos la crónica con el clásico “con la presencia de las dignísimas autoridades…” Nuestras disculpas.

      Post a Reply
  2. Creo que es Palos de Moguer, y no tiene nada que ver con Murcia. Decaida debe estar la sociedad segoviana, si se dan estos premios a estos personajes. Por favor no me digan una vez más”que-es-lo-que- hay.”

    Post a Reply
    • Tienes razón. Sacamos la alusión, suponemos que quiso decir el Cabo de Palos. Disculpas.

      Post a Reply
  3. ¡¡¡¿Alguien dudaba que estuvieran los políticos?!!! ¡¡¡En Segovia!!! Miren la foto no se la pierden ni de coña, la comida, puede, a algunos nos les hace falta. Saludos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *