web analytics

La Junta extrema la vigilancia arqueológica en la finca del Segovia IV

Los preparativos de la obra se iniciaron la semana pasada con el cierre del perímetro de la finca.

Los expertos ya buscaron hace tiempo los restos del canal del Acueducto en la finca donde se va a construir el centro de Salud Segovia IV. Se desconoce el trazado exacto de la canalización de la obra romana en su entrada a la ciudad y su paso por la finca es una opción plausible. Sin embargo, durante la fase de redacción del proyecto y en las catas “no se localizó resto alguno ni se encontró nada de la construcción”. A pesar de ello “como medida cautelar necesaria” el movimiento de tierras para crear la cimentación del edificio estará controlado en todo momento por una arqueóloga, según ha acordado este 5 de abril la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.

“Si se localizasen indicios arqueológicos se procederá a su limpieza manual para su valoración y documentación. Se tomará registro fotográfico de todas las actuaciones. Si se localizasen hallazgos de interés se comunicarán al Servicio Territorial de Cultura y Turismo y tras la valoración de los hallazgos, en caso de ser necesario, se tomarían medidas de corrección del impacto arqueológico”, apuntan desde la Junta.

En los estudios realizados en 2019 se documentaron columnas estratigráficas muy simples “con nulos resultados desde el punto de vista arqueológico” y a única alteración antrópica detectada fue la canalización de cemento proyectada por Aguirre y Pagola y ejecutada en 1929. En lo que se refiere al supuesto trazado del acueducto romano, no se detectaron ni siquiera indicios de su presencia o de su posible alteración en fechas posteriores.”, concluye la comunicación.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Si ya conocemos la Historia.
    Aunque la conozcas, se repite.

    Ahora van y encontrarán un hueso de pterodáctilo y una moneda romana.
    O una punta de flecha de tres milímetros de algún antecesor que cazara por ahí.

    O sea, fin de obras para 2122.

    Creo que para entonces no me hará falta ya el dichoso sanatorio, pero oye, nunca se sabe y como además me he aficionado al chocoiate negro, al aguacate y al brócoli…

    Post a Reply
    • Tú no te preocupes que cuando necesites a un sanitario, habrá uno para atenderte porque son personas que se desviven por el resto. Otra cosas es que tu pereza sea superior a tu dolencia y quieras todas las comodidades a la puerta de su casa. A lo mejor es más fácil que te mudes frente al hospital. Ganarías en salud y los demás dejaríamos de leer tus quejas. Todos contentos.

      Post a Reply
      • Se desviven ALGUNOS sanitarios.
        Otros hacen lo justo.
        Como en todos los gremios.

        Post a Reply
  2. ¿Ah sí? Conozco varios casos de personas que han fallecido en esta pandemia a las puertas de los hospitales por no recibir ayuda.
    También conozco a más de un sanitario y médico estúpido que carece completamente de empatía, tal vez tú seas uno de ellos (ganamos todos)
    Por otro lado, es ofensivo que tengan que poner este tipo de noticias anodinas que dan pábulos a los arqueólogos de turno.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *