web analytics

La Guardia Civil desmantela una organización de tráfico de drogas

161207-sucesos-aprehension-operacion-parcero1g

Parte de las drogas y material incautado en la operación “Parcero”.

La guardia Civil de Segovia ha desarticulado una presunta organización criminal dedicada al tráfico de drogas en el territorio nacional y a la que se investiga también sus relaciones internacionales. En la operación “Parcero”, desarrollada en Segovia, Granada y Madrid, se ha detenido a ocho personas y se han incautado drogas por valor de 1,2 millones de euros además de efectos y vehículos. Además se han desarticulado dos laboratorios clandestinos. La operación sigue abierta con la investigación de las ramificaciones internacionales de esta red con el objetivo centrado en Holanda, Venezuela y Colombia.

El teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia, José Luis Ramírez y la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, han dado cuenta este 7 de diciembre del resultado de la operación “Parcero” en la que han intervenido unos 300 agentes de la Guardia Civil y se ha trabajado en coordinación con la Policía Nacional que también investigaba hace tiempo a uno de los detenidos.

El teniente coronel Ramírez muestra a la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, las drogas aprehendidas.

El teniente coronel Ramírez muestra a la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, las drogas aprehendidas.

De acuerdo con el relato, el operativo se inició hace casi un año, tras detectar la Guardia Civil a varias personas afincadas en la comarca de Tierra de Pinares que operaban en el menudeo de drogas —venta directa al consumidor— como hachís, marihuana y cocaína a los que se sometió a una vigilancia que permitió descubrir sus puntos de adquisición de las sustancias “una estructura perfectamente jerarquizada en la que cada componente ostentaba una determinada labor, desde la preparación, traslado y veta al menudeo”, descubriendo además la existencia de varios puntos de distribución de droga a multitud de clientes en la provincia de Madrid.

El trabajo policial permitió llegar a la dirección de la organización en un laboratorio en el que se trataban y empaquetaban los estupefacientes en Salobreña (Granada), desde donde se daba salida a la droga a través de puntos de distribución ubicados en la capital madrileña y en varios pueblos de esa provincia como Boadilla del Monte, Pozuelo de Alarcón u Hoyo de Manzanares, así como en la localidad de Sanchonuño, en Segovia.

Avanzada la investigación, la operación llevada a cabo hace unos días llevó a siete registros en viviendas situadas en barrios residenciales de las localidades citadas en las que se aprehendieron 29,287 kilos de cocaína —20 de ellos en forma de pasta de cocaína, en proceso de elaboración— 3,9 kilos de hachís, 16,5 de marihuana lista para su venta, 112 gramos de speed, 25 kilos de tabaco y 40.990 euros en metálico. La Guardia Civil también incautó varios vehículos de alta gama, diversos efectos, entre ellos dos pistolas y diversas armas blancas, y documentación.

También se ha localizado un segundo laboratorio en Boadilla del Monte que se encontraba en fase de construcción y contaba con todo el material necesario para el cultivo intensivo de cocaína en el interior (indoor) con varias cosechas al año.

Pilar Sanz observa uno de los paquetes de marihuana incautados a los presuntos traficantes.

Pilar Sanz observa uno de los paquetes de marihuana incautados a los presuntos traficantes.

En el desarrollo de “Parcero” se han practicado ocho detenciones, dos de ellas en Sanchonuño, contra O.C. y R.C., además de R.A., A.D. e I.R. en Granada, C.B., en Boadilla del Monte, A.A. en Hoyo de Manzanares y D.A., en Madrid, a los que se imputan delitos como Trafico de drogas, Blanqueo de dinero y organización criminal. Todos los detenidos son españoles y tenían antecedentes por actividades relacionadas con el tráfico de drogas, según desveló el teniente coronel Ramírez, que explicó que “estas personas suelen ser reincidentes metidos en un círculo cerrado del que, una vez que se cae, es difícil salir”.

De hecho, el detenido en Salobreña por agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (Usecic) de la Guardia Cilvil de Granada es un fugado de la justicia sobre el que pesaba una orden europea de detención por otro delito relacionado con drogas cuya identificación fue muy complicada al disponer de varias identidades, gibraltareña y mexicana.

Coordinación policial.

La operación “Parcero” ha requerido un alto nivel de coordinación entre las distintas comandancias de la Guardia Civil y también con la Comisaría General de la Policía Judicial (Udyco) Central de la Policía Nacional a través del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco), ya que durante las investigaciones ambos cuerpos policiales se “encontraron” en la investigación de uno de los implicados en la red.

El jefe de la comandancia de Segovia explicó que en la operación han participado en torno a 300 agentes policiales en las distintas fases además de la inversión de miles de horas de trabajo que “han dado sus frutos demostrando que España es un país serio y riguroso en este tipo de operaciones”, concluyó.

El operativo no está aún cerrado, ya que ahora se trabaja en el ámbito internacional tratando de averiguar la procedencia de la droga antes de su llegada a España. Las investigaciones se centran en países como Holanda, Venezuela y Colombia.

 

161207-sucesos-aprehension-operacion-parcero2g

En la operación se han incautado varios vehículos de alta gama.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *