web analytics

La Guardia Civil cierra el bar del campo de fútbol de La Granja

A punto de finalizar en el campo del Hospital del Real Sitio de San Ildefonso el partido entre el CD La Granja y La Cebrereña la Guardia Civil hacía acto de presencia y procedía a cerrar el bar, que ha estado abierto desde minutos antes del inicio del partido.

Según la actual normativa anti-covid, la apertura de bares en campos deportivos esta doblemente prohibido. En primer lugar por la normativa específica de actividades deportivas, que prohíben expresamente el consumo de comida o bebida durante los eventos deportivos. A lo que se añade la prohibición general de apertura de establecimientos de hostelería salvo que sea para consumir fuera del establecimiento.

A eso se aferran en el club que explican “que simplemente se despachaba la consumición para que los espectadores la consumieran en su plaza. Es algo que creemos que es legal y que hemos visto en todos los campos a los que hemos ido”, explicaba el presidente del CD La Granja, Javier Montero, que resta importancia al “cierre”.

Como el de los restantes campos de fútbol de la provincia, el bar del Hospital ha estado cerrado desde marzo. Este fin de semana ha sido excepcional, según explican en el club, porque había que distribuir entre los socios los carnets de la temporada, circunstancia que animó a la directiva a abrir el bar. Ya puestos se vendieron consumiciones para su consumo en la grada. . Según el club, el suceso se ha concluido con el cierre del bar por mandato de los agentes, identificación del presidente como principal responsable, sin que se esperen consecuencias.

El encuentro concluyó con 2 a 0 a favor de los granjeños.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Igea , Mañueco: Libertad!

    Lucharemos hasta el
    Final .

    Post a Reply
  2. ¿Pides libertad, o pides libertinaje? Creo que ya llevamos demasiados muertos y ni siquiera algunos saben ponerse la mascarilla. Es preferible pasar un mes, dos, o quizás tres, respetando las normas sanitarias, por muy absurdas que nos parezcan -y lo son- si con eso evitamos, al menos, un muerto. A nadie nos gusta el toque de queda, tener que llevar mascarilla, no poder salir de la comunidad cuando tienes a toda tu familia en Madrid, no poder disfrutar de un café calentito, poder hablar con nuestros amigos y abrazarnos y besarnos, va en en nuestros genes… pero ahora toca aguantar y confiar en que a primeros de año las cosas cambien; porque espero que no sea otra mentira del Gobierno, ya serían demasiadas! Vamos a hacer este gran sacrificio, porque ya es un gran sacrificio lo que nos piden. Ah, y una cosa más, cuando llegue el momento de las vacunaciones, yo propongo que sean los señores del Gobierno quienes primero se pongan las vacunas, son personas “esenciales”, y cuando hayan pasado tres meses, que nos cuenten los resultados; no vamos a ser los de siempre los cobayas. Ellos fueron los primeros que tuvieron mascarillas gratuitas, se hicieron test cuando les subía la temperatura medio grado y disponían de geles desinfectantes en sus trabajos, cuando nos decían a los demás que las mascarillas no eran necesarias, que los test no eran fiables, y que era mejor lavarse con agua y jabón. Pues ahora que den ejemplo y sean ellos los que prueben esa fantástica vacuna que se ha construido en seis meses, cuando lo normal es que se tarde cuatro años o más. Mientras, habrá que seguir con las mascarillas, los geles, las distancias de seguridad, hostelería cerrada, viajes en la tablet, trabajadores en paro sin paro, familias que no van a tener ningún motivo para ser felices esta Navidad y el año siguiente… a nadie le iba a importar si el Gobierno prohibiera el brindar por el Año Nuevo, estoy seguro. No sabéis cuánto deseo estar equivocado y que en el primer trimestre de 2021 podamos estar ya todos vacunados, retomar nuestra antigua normalidad y que todos los trabajadores puedan volver a sus puestos, sean de hostelería, de hoteles, de barnices, de madera, administrativos, mecánicos, automóviles, todos, para que 2021 sea un resurgir como el ave Fénix, con toda la fuerza y toda la ilusión. Confiemos en ello, porque si nos engañan otra vez, solamente les quedará la dimisión y hasta el destierro.
    Perdón por mi extensión.

    Post a Reply
  3. Doble prohibición… en una años triple o cuádruple..

    Post a Reply
  4. Resignación y aguante, y todas las cosas que se puedan argumentar, pero acabo de ver como estaba este fin de semana la calle de “Preciados” de Madrid; supongo que de igual modo estarían todas las demás arterias comerciales, con lo que ello conlleva. Bueno, lo que tengo que deducir es que esos consejos valen para el desierto poblacional de la comarca en que vivo, pero no para las conurbaciones urbanitas.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *