web analytics

La falta de democracia frustra las elecciones a la presidencia de la ACS

Javier Castaño, izquierda, y Manuel Muñoz, intercambiando pareceres en el vino navideño de la ACS

Javier Castaño tira la toalla. El vicepresidente de la Agrupación de Comerciantes Segovianos anunció en Navidad su intención de disputar a Juan Manuel Muñoz la presidencia de la organización. El 2 de marzo, fecha de cierre para la presentación de candidatos, el propio Castaño comparecía ante los medios para anunciar que abandonaba.

El motivo es que los estatutos de la ACS, reformados en 2008, imposibilitan en la práctica un proceso abierto y participativo para la elección del presidente al obligar al candidato a disponer de un mínimo de 10 avales para formar candidatura. Es un pez que se muerde la cola.

“El presidente debería elegirse en asamblea. La asamblea está integrada por compromisarios. Y al menos 10 compromisarios deben prestar sus avales al candidato”, explica Castaño. El problema es que en la ACS y actualmente solo hay 16 compromisarios. Según el relato de Castaño, de estos 16 compromisarios 10 son de Muñoz, los otros seis de Castaño, cifra insuficiente.

¿Pero por qué la ACS, con unos 200 socios en la actualidad, solo tiene 16 compromisarios? El motivo es el intrincado y a todas luces antidemocrático mecanismo de elección de compromisarios. Y es que según los estatutos los compromisarios son nombrados por los miembros de la Junta Directiva; cada miembro debe nombrar a 4 compromisarios. Estos compromisarios más los integrantes de la junta son los que pueden acudir a la asamblea y, en consecuencia, votar.

“Téoricamente la junta directiva está formada por 9 socios, pero por jubilaciones y ceses de actividad ya solo quedamos cuatro. Juan Manuel Muñoz nombró a cuatro, Rubén de la Fuente a otros cuatro, un tercer miembro –Jesús Manso, que se jubila este año- declinó nombrar compromisarios, y yo a otros cuatro”.  Total, añadiendo los compromisarios natos, 16. De los que 10 han avalado a Muñoz dejando sin opciones a Castaño, que curiosamente, es el único integrante de la Junta, además de Manso, con establecimiento comercial abierto “conocido”.

Castaño reconoce que desde diciembre en la ACS se han sucedido las reuniones para buscar un mecanismo más democrático. Sin resultados. Juan Manuel Muñoz, que también preside Conferco, la federación de agrupaciones de comercio de Castilla y León,  volverá a ser presidente de Segovia, cargo que ocupa desde hace más de dos décadas.

La crisis de la ACS

Aunque los estatutos no tienen por donde cogerse, Castaño anuncia que no impugnará. Y es que la ACS no está para trotes.  “En Navidades anuncié mi intención de concurrir a estas elecciones y en ello he estado trabajando estos últimos meses. Esta decisión la tomé, después de hablar con varios socios que se iban a embarcar conmigo en este viaje, ante la mala situación por la que pasa la ACS en los últimos años. La ACS ha perdido en los últimos años más de la mitad de sus socios, pasando de casi 500 socios a los menos de 200 que tenemos en la actualidad lo cual ha derivado en una situación económica muy delicada que ha obligado a la ACS, tras tres ejercicios consecutivos con la cuenta de resultados en rojos a pedir ayuda a la FES, que el jueves pasado en una reunión del comité y junta directiva resolvió una reducción muy importante en las cuotas que hay que pagar a esta casa y del peso político que dentro de esta organización tiene la ACS”, concluye Castaño

 

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Bueno lamentablemente es lo que pasa en el asociacionismo y en esta situación y siempre a mi criterio el presidente debería dimitir y dejar aire fresco que encima lo tienen
    En otras asociaciones barco abandonan el barco y nadie quiere el timón ahora a la hora de criticar ni os imagináis

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *