web analytics

La Diputación busca la excelencia para los Servicios Sociales

Los Servicios Sociales, punta de lanza de la política de la Diputación provincial, se regirán los próximos cuatro años bajo la estrategia del “Compromiso 20.20” un ambicioso documento que “será garantía de calidad”, tanto que aspira a convertirse en referente para la región e incluso para el país. El documento contempla, entre otras coasas, puntos de atención en todos los municipios, sistemas de autoevaluación y de toma de decisiones ágil e instantáneo, colaboración con administraciones e instituciones y la generación de empleo.
Francisco Vázquez, Miguel Ángel de Vicente y Mar Martínez, durante la presentación, acompañados por los responsables de Servicios Sociales.

Francisco Vázquez, Miguel Ángel de Vicente y Mar Martínez, acompañados por los responsables de Servicios Sociales.

El documento, que recibió el visto bueno unánime de los grupos políticos en el último pleno, se estructura bajo diez principios rectores que definen el modelo a seguir “en el que creemos”, según proclamó el presidente, Francisco Vázquez, del que se derivan una treintena de compromisos que se desarrollarán paulatinamete hasta el comienzo de 2020.

El proyecto es ambicioso y comienza con la idea de unos Servicios Sociales que garanticen los derechos y los compromisos de publicitar el catálogo y las cartas de servicios, crear un comité de ética e implicar a los municipios para acondicionar los espacios en los que se prestan servicios básicos para que sean “dignos”. El responsable del Área, Miguel Ángel de Vicente desveló la aspiración de que existan puntos de atención de Servicios Sociales “en todos los municipios, al igual que hay consultorios sanitarios”.

El refuerzo de la calidad, con un seguimiento continuado de los procesos y la medición del grado de satisfacción de los usuarios ocupan el segundo punto del decálogo, del que ya se han desarrollado la mayor parte de sus compromisos, de acuerdo con la jefa de acción social, Mar Martínez, que los definió como “las líneas maestras” del sistema de gestión.

El “empoderamiento” de las personas rige el tercer precepto en el que se prevé hacer público el modelo de gestión y el desarrollo de competencias para permitir incrementar las intervenciones preventivas —individuales, familiares y comunitarias— y un sistema de detección permanente de necesidades sociales.

El decálogo dedica un capítulo completo a las estrategias que permitan que los servicios sociales sean adaptables a cada circunstancia y personalizados lo que obliga a desarrollar sistemas de detección permanente de necesidades sociales y planes de intervención individualizados, además de implantar en toda la provincia la conversión de las residencias en “verdaderos hogares de sus residentes” para los que el viejo (y eficaz) modelo “en Mi casa” será la referencia.

Los dos siguientes capítulos se dedican a los esfuerzos necesarios para la organización del trabajo, con un papel destacado para las figuras de los responsables, coordinadores, gestores y profesionales de referencia y a promover la accesibilidad y cercanía de los servicios, tanto en el ámbito arquitectónico como en la incorporación de sistemas de tramitación electrónica de algunos asuntos que no requieran interacción directa entre los profesionales y los usuarios.

Generación de empleo.

Servicios-Sociales-compromiso-20.203(g)-La generación de empleo desde los Servicios Sociales aparece destacado en el séptimo capítulo del decálogo. En el plan 20.20 se recuerda que actualmente hay unos 500 puestos de trabajo vinculados directamente a ese departamento de la Diputación de los que un centenar son parte de la plantilla de la Diputación y el resto están en las empresas que prestan servicios como el de teleasistencia, ayuda a domicilio, entre otros, mientras que De Vicente calcula otros 200 empleados contratados a través de las llamadas cláusulas sociales en los procedimientos de contratación pública, uno de los compromisos de este apartado, junto a la puesta en marcha de iniciativas de apoyo al emprendimiento y de colaboración estable con agentes de desarrollo económico.

Compromiso 20.20 promulga también el incremento del espíritu colaborativo en la prestación de servicios sociales mediante el establecimiento de protocolos de colaboración con instituciones y entidades del tercer sector, convenios con los ayuntamientos, incorporación de los voluntarios y la creación de redes de apoyo comunitario.

La innovación en la estructura de los cuadros de mando para facilitar la toma rápida de decisiones, junto a la incorporación de sistemas y programas informáticos rigen el noveno capítulo, mientras que el plan se cierra con el compromiso de hacer totalmente transparente y publicitar la actividad de los servicios sociales por diferentes medios.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *