web analytics

La Confederación del Duero rechaza legalizar la concesión de agua para la Atalaya

Toma de agua de la cacera en el Cambrones.

El tema del agua en Segovia no se seca. “Llevamos 26 años lidiando con lo mismo y todo son pegas, nunca soluciones. Estamos hartos”, explica Vicente Calle, presidente de la Mancomunidad de la Atalaya. La entidad, que agrupa a los ayuntamientos de Palazuelos, La Lastrilla, Trescasas y San Cristóbal, aprobó en su pleno de marzo una declaración institucional en la que pide a la Junta, Diputación, así como a los senadores y diputados por Segovia, que contribuyan a desbloquear las negociaciones de la mancomunidad con la Confederación Hidrográfica del Duero para ampliar la concesión de agua para el alfoz segoviano.

El principal suministro de agua potable de la mancomunidad es la toma de agua del Cambrones. Una concesión que la CHD se niega a avalar de iure desde hace 26 años, aunque de facto es la que sirve para, a 30 litros por segundo (en realidad, rozando los cincuenta), abastecer a los cuatro municipios.

El problema es que desde tiempos inmemoriales (y documentado desde 1491), la Noble Junta de Cabezuelas, dispone una concesión sobre el Cambrones de 363 litros por segundo con la que antaño se garantizaba el riego de huertos, el mantenimiento del ganado y otras actividades en esta parte del alfoz de Segovia. La Noble Junta aprobó en su día conceder 3o litros de esos 363 al suministro de agua potable de la Mancomunidad. Como sea que hoy las actividades de riego son testimoniales y la cacera carece del sentido económico que tuvo, tras no pocas dificultades y desencuentros, regantes y ayuntamientos convinieron en elevar a 90 litros esa concesión. Eso arreglaba definitivamente las cosas. Pero tal como se informó en el pleno la CHD se ha negado a reconocer ese trato. “Incluso llegan a cuestionar los 30 litros que ya teníamos”, denuncia Calle.

Incertidumbre jurídica para el desarrollo urbanístico

Hay que discernir entre el reconocimiento administrativo de la concesión y el abastecimiento de agua. Como agua hay, la Confederación no pone pegas a la que se viene tomando, aunque supere los límites establecidos. “Se supone que los responsables de encontrar recursos con que abastecer a la población son ellos”, explica Calle. Pero este servicio se presta hoy de un modo “alegal”. En precario.

Hacendera del quinto de Tabanera de la Comunidad de Aguas del Cambrones (2015)

Para los ayuntamientos es un problema. Al ser el Cambrones su principal punto de abastecimiento y al carecer este de reconocimiento legal (al menos para la CHD) los municipios no pueden, en rigor, usar ese activo para los desarrollos urbanos (algunos ya terminados). En definitiva, cualquier licencia de habitabilidad que conceden es en precario porque no está legalizado el abastecimiento de agua. “Y así llevamos 26 años. Cuando no te dicen una cosa te cuentan la otra”, denuncia Calle.

El problema de fondo es que en la CHD no hay la menor voluntad política de reconocer la concesión histórica de la Noble Junta. De este modo, los tratos entre junteros y munícipes carecen de valor. Como contrapartida, la CHD pide que la Noble Junta se disuelva y se constituya en Comunidad de Regantes, incluyendo a los ayuntamientos. “Lo intentaremos, pero eso no va a ningún lado”, replica Calle. No va a ningún lado porque localizar a los propietarios de terrenos históricamente beneficiados por la concesión es un laberinto, una gesta jurídica que costaría dinero y muchos años de pleitos.

Así las cosas, en el alfoz están convencidos de que se trata de simple y pura voluntad política. Entre dientes, algunos concejales mascullan que lo que son todo facilidades para algunos municipios, para otros es un sinvivir de palos entre las ruedas. Eso va directamente por El Real Sitio de San Ildefonso, donde la misma confederación que racanea en el agua del alfoz, ha invertido seis millones, incluidos 2,6M€ para un paseo ribereño en el Arroyo de las Flores y toda clase de facilidades para que Patrimonio Nacional prolongue el calendario de funcionamiento de fuentes en el palacio de La Granja. “Cuando quieren pueden”, comenta elocuentemente el representante de de DNP de Palazuelos en la mancomunidad.

De ahí que, hartos de pegas, de planes y contraplanes, y considerando el seguir con las negociaciones “una pérdida de tiempo”, desde la Atalaya se piense ahora en una ofensiva a nivel político. Tocar por arriba las instancias políticas para que la CHD resuelva lo que, después de todo, no es sino su obligación, garantizar el acceso al agua de los 15.000 habitantes del alfoz.

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

11 Comments

  1. Si tienen un ratito libre y quieren darse un paseo,les propongo este, desde La Granja suben a la urbanización Caserio de Urgel, por Paseo del Molinillo,y desde allí suben hasta el nacimiento Arroyo las Flores, y oh sorpresa, verán una obra faraónica para encauzar el arroyo, puentes que aguantan un carro de combate, con orillas de escollera reforzadas con piedras, para sujetar no sabemos bien que aguas tienen que bajar por alli,vamos descendiendo y registro de hormigón bajo el cual desaparece el arroyo, hay un tramo subterraneo que han tenido que usar una microtuneldora ¿? para pasar por debajo de naves industriales, sigue el arroyo al aire atravesando el acceso a la Mata de la Sauca, continua con un cauce impresionante para desembocar en el Arroyo del Chorro y este a su vez al Cambrones, esto lo han titulado como un “bypass”, total desvio del arroyo, y como dicen ahora, puesta en valor de las riberas del mismo para un paseito que nos ha costado un riñon. Como bien dicen o “mascullan algunos concejales”, para unos tanto y para otros ni un punto de cordura

    Post a Reply
  2. Si es que el problema del agua en estos pueblos va a tenerlo la Noble Junta de Cabezuelas, está claro. No la tiene la especulación urbanística que han tenido y siguen teniendo pueblos como la Lastrilla, San Cristóbal o Palazuelos.
    Lógicamente la CHD no puede saltarse una concesión concedida, aunque sea histórica y se remonte a la época de los Reyes Católicos. Lo cierto también es que la CHD tolera, de manera totalmente prevaricadora, que la Mancomunidad disponga del agua que quiera, sabiendo, como sabe, que los contadores instalados no funcionan porque están desconectados.

    Mucha gente no lo sabe, pero actualmente la concesión administrativa de la Mancomunidad concedida por la CHD es de 33 litros/sg, y estos pueblos se están “llevando” sin control y sin abonar nada a la Noble Junta de Cabezuelas la totalidad de la concesión, los 363 litros/sg. Eso tiene un nombre, y mientras tanto especulación y más especulación urbanística. No me extraña que luego los tribunales de justicia “tumben” los faraónicos planeamientos urbanísticos (ej. La Lastrilla)

    Lo que tiene que hacer la Mancomunidad es hacer las cosas de manera legal, lo primero poniendo en funcionamiento los contadores para determinar lo que cada pueblo gasta y después pagando el exceso de agua que toman a la Noble Junta, que aunque les pese es la concesionaria.

    Post a Reply
  3. Lo que no cuentan nuestros queridos munícipes, pasados y presentes, algunos presentes y pasados, es la cantidad de aberraciones urbanísticas que han realizado durante años. Desde hace lustros se quieren cargar la Noble Junta de Cabezuelas, entidad histórica que ha vigilado y cuidado el agua desde al menos el siglo XV y gracias a la cual estos pueblos han llegado hasta nuestros días. El caso es que durante los años de la borrachera inmobiliaria permitieron construir en lugares que estaban encharcados durante gran parte del año, han construido encima de los propios ramales de las caceras metiendo tubos de diámetro irrisorio. Cuando llueve, como es natural, el agua sigue su curso inmemorial y los chalés se inundan. ¿Eso es problema de la CHD y de la Noble Junta de Cabezuelas?. Para ellos la cacera es un problema, no una bendición como hasta hace pocos años. La cacera tiene que discurrir si no queremos que todo el piedemonte sea un desierto.
    Por otro lado, La Lastrilla es la que menos derechos históricos de agua tiene y la que más ha crecido gracias al entubamiento.
    Lo de la CHD es caso aparte, puesto que debería estar desde hace muchos años disuelta tal y como la conocemos hoy. En vez de un gestor ambiental, es un nido de hijos de tal ingeniero, de tal político, además del retiro dorado (al igual que TRAGSA) de políticos… no tienen ni idea de lo que hay en el territorio. Mientras que otras Confederaciones intentan compatibilizar los usos tradicionales del agua con acequias (e incluso potenciándolos), aquí se lo quieren cargar todo.

    Post a Reply
  4. Buen rio han hecho en la puerta del campo, creo que lo van a bautizar como el “Vázquez River of the flowers”.

    Post a Reply
  5. Lo primero debería ser garantizar el acceso de agua a los ciudadanos. El mantener un privilegio histórico por el simple hecho de ser histórico me parece absurdo; y más si lo que entiendo del artículo es que esos terrenos privilegiados ya no mantienen la actividad agrícola y ganadera por la que se les concede.
    Por otro lado,Jaime, gracias a esos planteamientos urbanísticos de estas zonas próximas a la capital, muchas familias han podido adquirir una vivienda más adecuada a lo que buscaban y sobretodo si tenemos encuenta los precios y la dificultad para construir en la capital.
    …… En la Granja como siempre, la realidad supera la ficción. Lo primero la imagen y la foto está claro. Que mas da el gasto en el Real Sitio

    Post a Reply
  6. Pero Tuerto , Jaime y siguientes, hombre…El bienestar humano implica la provisión de agua suficiente en cantidad pero también con unas determinadas condiciones de calidad, así como el deber estatal de incluir medidas sistemáticas para su vigilancia y mejoramiento continuo. Parece que el Podetimismo lo puede todo. Una cosa es recomendar que las tarifas cubran los costes del servicio cuando sea posible, y otra muy distinta es que aseguren la cobertura de los costes. Ja, Ja, Ja…que ignorancia supina. No sé qué espera el presidente de la Diputación.

    Post a Reply
    • Vale,….. pero busca otro nombre para no liar los comentarios, que Calimocho lo utilizo desde hace tiempo.

      Post a Reply
  7. Saludos, nos hemos visto obligados a intervenir y moderar un comentario por la sencilla razón de que usaba un seudónimo ya empleado por otro comentarista con anterioridad (“calimocho”). Por la misma razón hemos procedido a rebautizar con un (2) a otro o el mismo comentarista. Usar seudónimos que se vienen empleando en la conversación puede ser entendido como un troleo y, efectivamente, no redunda precisamente en clarificar un contraste opinativo. Gracias.

    Post a Reply
  8. La culpa del rechazo ZP y si falta agua tb 😉

    Post a Reply
  9. Recuerdo que no hace mucho, 10 o 15 años, se construyó una fabrica embotelladora de agua en el municipio de Trescasas por la sociedad Pascual Hermanos,BEZOYA, que consiguió todos los permisos en la Junta de Castilla y León, y haciéndolo en un tiempo récord pese a ser tal permiso bastante mas que irregular. Vaya el curioso lector a la hemeroteca.
    Su abastecimiento se hace desde el paraje llamado 7 Fuentes, manantial que no puede demostrarse que no tenga el mismo origen que el del nacimiento del Cambrones, estando las tuberías enterradas desde la cima de la sierra hasta la fabrica, cortando todo el agua de escorrentía y dejando la superficie serrana marcada en 2 colores, mas húmedo y por tanto oscuro el superior.
    Pues bien. BEZOYA que según la prensa factura 100 millones de euros anuales, y es al parecer la joya de la corona, se vende ahora mismo (daría igual que no lo hiciera aunque me parece un agravante) entre 110 y 140 millones.
    De que escasez, de que Noble Junta, de que Junta de Castilla y León, de que Diputación, de que Confederación, y de que Ecologistas en Acción, estamos hablando?
    Por ultimo, de que partido político que es mayoritario en esas instituciones estamos hablando?

    Post a Reply
  10. La administración competente del suministro de agua potable en los Ayuntamientos de menos de 20000 habitantes es la Diputación.
    Pero ya sabemos que la Diputación de Segovia es de las más inútiles para los ciudadanos de toda España.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *