web analytics

La Audiencia Nacional insiste en que hay que devolver las ayudas del Cat

La Audiencia Nacional ha ratificado la obligación del Ayuntamiento de devolver la totalidad de la subvención que el Ministerio de Industria concedió para la construcción del CIDE, primer (y único) edificio del complejo del CAT —con un montante total de casi 11 millones de los que aún faltan por devolver 1.097.431 euros— además de intereses y costas al entender que el Consistorio incurrió en el “incumplimiento total” de las obligaciones para recibir la ayuda al no terminar ni poner en marcha el edificio en los plazos. Aunque la sentencia es recurrible, la alcaldesa, Clara Luquero, pareció desestimar esa vía anunciando que se liquidará la deuda aún pendiente este mes porque “el que paga, descansa”.

El edificio del CIDE sigue inconcluso y sin uso previsto.

Clara Luquero se mostró resignada ante una sentencia, por otro lado esperada, la de la Audiencia Nacional ante los recursos del Ayuntamiento a la orden del Ministerio que reclamaba la devolución del dinero prestado para el edificio del Cat dictada el pasado 6 de abril de la que ha tenido conocimiento la Junta de Gobierno local este 12 de abril y anunció que este mismo mes se realizará el pago del último plazo —pese a que cabe recurso de casación a la sentencia— para liquidar el asunto. “El que paga, descansa”, comentó.

La regidora ha asegurando que el dinero de la devolución está previsto por su equipo y asume así que, definitivamente, todo el desembolso realizado en ese edificio ha salido y saldrá de las arcas municipales.

De este modo, el Ayuntamiento tendrá que terminar de devolver todas las ayudas —en su montante total, casi 11 millones— que le otorgó el Ministerio en 2011 para levantar el todavía inconcluso edificio del Centro de Desarrollo e Innovación Empresarial (CIDE), dentro del macrocomplejo proyecto del Círculo de las Artes y Tecnología (Cat) en el que se embarcó el Gobierno del entonces alcalde, Pedro Arahuetes.

La Audiencia Nacional considera que no se cumplieron las obligaciones que justificaron las ayudas —terminar y poner en marcha el edificio antes de acabar 2011 ni en las sucesivas prórrogas hasta junio de 2013— y rechaza todas las bases de recurso del Ayuntamiento que alegó su intencionalidad de acabar la obra pese a los impedimentos de “fuerza mayor” en base a la quiebra de la adjudicataria de la obra, Volconsa, en mitad de los trabajos. La sala desoye también las peticiones de que se aplicara el principio de proporcionalidad en base al gasto, de más de siete millones y devolviendo sólo lo no invertido.

La sala considera que hay tres circunstancias decisivas para su decisión “de una parte que la corporación local no ha ejecutado las obras para las que se le concedió la ayuda; de otra, que la administración concedente [el Ministerio], a la vista de las dificultades acordó, en dos ocasiones, ampliación de los plazos e ejecución y, en tercer y último término, que pese a las circunstancias que concurrían en la empresa contratista en la ejecución, el Ayuntamiento segoviano continuó con ella”, según se lee en los fundamentos de derecho de la sentencia, a la que ha tenido acceso esta redacción, en los que se considera que “estos datos incontestables abonan la conclusión de que el recurrente [el ayuntamiento] no satisfizo, sin asomo de dudas, las condiciones a las que se subordinaba la ayuda en cuestión”.

En otro punto se señala que “ningún mérito es posible advertir para aplicar el principio de proporcionalidad y, en consecuencia, aminorar el reintegro acordado, cuando lo que se infiere de autos es un incumplimiento total que resulta inevitable atribuir al Ayuntamiento interesado (…)”.

Además de la devolución del dinero que aún está pendiente, el ayuntamiento habrá de asumir los intereses generados y las costas judiciales, de acuerdo con la misma sentencia.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. CORRECCIÓN para no despistar a los lectores: “…dentro del macrocomplejo proyecto del Círculo de las Artes y Tecnología (Cat) en el que se embarcó el Gobierno PSOE del entonces alcalde, Pedro Arahuetes”, CON EL INQUEBRANTABLE APOYO DE CLARA LUQUERO, PSOE, en todos los Plenos. Luquero NO puede ir de ‘inocente’ ni de ‘victima’, sino como parte integral y causante de este desastre.

    Post a Reply
    • ¿cuando has visto un concejal del mismo partido del alcalde que bote en su contra??, pues nunca..clara luquero no tenia nada que ver con urbanismo, ella era de cultura sino recuerdo mal..no me parece justo que se la haga responsable de algo que impulso otra persona

      Post a Reply
      • Era un equipo… y en un equipo donde sus miembros tienen cada uno el voto, TODOS son responsables. Pregunta usted a cualquier juez.

        Post a Reply
      • Cuando te hacen concejal, y de eso se porque he sido, juras cumplir con la Constitución y con la Ley vigente, no con lo que diga tu “jefe” político. Por lo tanto no me sirve de excusas que la Sra Clara Luquero no fue responsable de lo que votó, porque si lo fue, por lo menos ante la Ley y la propia Constitución Española.
        Me hace gracia lo rápido que estos politicuchos se quitan de responsabilidades. Todos los juicios perdidos que ahora acogotan al Ayuntamiento de Segovia se corresponden a la época del Sr. Arahuetes, en la que la Concejala Clara Luquero era parte del Gobierno y, por supuesto, corresponsable de las decisiones que se tomaron. Por lo tanto, si tiene dignidad y honestidad política, debería dimitir ya.

        Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *