web analytics

Herrera avisa: “Esto ya no es el granero del PP”

Ser político es lo que tiene, ¿15 días de campaña? Eso es para flojos… Más, el doble, el triple… Faltan 55 días para las urnas y Juan Vicente Herrera lleva desde el 21 de marzo en precampaña, empezó en Burgos, hace tres días en Arenas de San Pedro, el 31 de marzo en Carbonero, el lunes en Fuensaldaña y así hasta completar 13 de los 21 bolos con los que el PP regional quiere plantarse a la campaña oficial, el 6 de mayo.

cupulapp

En Carbonero tocaba dar el aldabonazo de salida para Segovia y de paso apadrinar a Raquel Fernández, la esperanza blanca para “recuperar” una alcaldía, Segovia, que falta en el casillero azul desde hace 16 años. Al respecto, decir que tal vez sea más misericordioso dejar para otro día una valoración del mensaje de Raquel “Te Necesito” Fernández, la chica del autobús, como ella misma se definió. Lo cierto es que tocaba de telonera de los teloneros, cinco minutitos, escaso margen. Aún así me pareció pelín floja su intervención, centrada en confirmar “que su lista es la lista de gente normal“, “Que van a salir a la calle” y que “frente a otros que conjugan el infinitivo y los futuribles, que si Podemos -(¿lo pillan?)-, Pactemos o Hacemos, nosotros venimos a actuar, escuchar y hacer”. Poco más, de donde acaso convenga extenderse en el cambio de look, que en eso sí la mejora es palpable, dónde va a parar. Pasamos de los trajes chaquetas pastel y pelos dorados con tinte Llongueras (puestos de moda por Esperanza Aguirre e Isabel Tocino en tiempos de Fraga, ojo), a un look más “indi”, casual, tejanos ajustado para lucir pierna (que en eso Fernández deja a la pobre Luquero en los restos cuaresmales). Melena libre y al viento, y si acaso, mechas California. Fresco, renovador y juvenil, que falta hacía, la verdad.

raquelfernandezalternativa

Bien la candidata a alcaldesa por Carbonero, María Angeles Amador, que se sacó un compromiso para completar el Centro de Salud y la Casa Consistorial. Y de Silvia Clemente y Francisco Vázquez, pues… en su línea, que parecen opositores a la magistratura cantando temas ante el preparador. El segundo puso el énfasis en una buena y sensata gestión económica, que ha saneado la Diputación, dejándola en “un 35% de endeudamiento, 2% de superavit y con un periodo de pagos de 7 días. Una gestión eficaz que nos ha permitido hacer más con menos”. En líneas generales, el esquema de Vázquez y Clemente es siempre parecido, una larga exposición de logros para terminar con un ataque a la yugular socialista. En el caso de Vázquez, el ataque fue contra el CAT, que contrapuso al palacio de la Faisanera, como ejemplo de correcta gestión. Así, “frente a los 70 millones que pedía Arahuetes y al que nadie hizo caso, el Palacio de Congresos cuesta seis millones, a través de un crédito que contrae la Diputación y que paga la Junta. De este modo, no se detraer ni un euro de los recursos de la Diputación. En el CAT, en cambio, se han gastado 20, de los que 10 se quedan en deuda, y aún no saben qué hacer allí. Eso es un ejemplo de cómo gestionamos nosotros y cómo gestionan ellos”, dijo.

Clemente se autoelogió entrando de lleno en lo que le ha tocado este mandato, renegociar la PAC, que los socialistas -según ella- dejaron echa unos zorros. Y que desde el PP se ha renegociado “para garantizar 1150 millones cada año, más un plus para el ganado de cebo. A mí no me lo han contado. Yo estaba allí, en 2012 empezamos a cambiar eso, y donde el PSOE dijo que sí el PP dijo que no”, señaló la cabeza de lista a las Cortes.

Herrera: Agua al perro que va de caza
Y llegó Herrera, con un discurso muy bueno -a mi entender- en el análisis de la situación y bastante discreto en cambio en cuanto a logros. Vamos a por la parte buena. El manual del candidato señala que en estos mítines de precampaña hay que movilizar al fiel. Recordarles los valores de la disciplina y lealtad (que Herrera sustanció en Jesús Postigo, agradeciéndole su compromiso y su fair play al ser defenestrado). Y enfervorizar a esos 1.200 segovianos enrolados en las listas del PP y familias, primera punta de lanza de la ofensiva de la captación de votos. Para ello, nada mejor que pintarles la trascendencia de los comicios a la vista.

Pero esta vez Herrera lo dijo en serio, porque esta vez pienso que se la juega de verdad. “Más que nunca hay que romper con la odiosa mentira de que Castilla y León es un granero de votos del PP. Yo, desde 1995 que empecé como candidato en Burgos, no recuerdo unos comicios más difíciles e importantes que los que nos esperan”, señaló.

Y continuó haciendo añicos el relato rajoyano de la recuperación. No se puede ir con el rollo de que España es la maravilla de la recuperación, en su lugar, “humildad y respeto a la mucha gente que lo sigue pasando mal y ser muy cuidadosos con lo que se dice, al menos hasta que todos tengan un empleo”, dijo. También reconoció lo que es obvio, que los resultados del PP en las Europeas denotan que “la gente está enfadada con el PP”. “Nos ha salpicado la corrupción, no hemos sido certeros al reaccionar”, dijo, arrancando la ovación de la noche.

Estaba en gracia, el burgalés, que se atraganta, busca el botellín y larga “agua al perro que va de caza”, y vuelta a su línea argumentativa que no es otra que, reconociendo que aún queda mucho por hacer, lo cierto es que “están las políticas que nos pueden retrotraer a la situación de 2007 y 2011” -léase, las del PSOE-;  las de los partidos emergentes “inciertas recetas que no se sabe donde van” -en referencia a Ciudadanos y Podemos-; y luego la del PP. “Una dirección que está dando sus frutos, gracias al sacrificio de mucha gente, pero que lleva a la dirección correcta”, tesis que apoyó señalando la inflexión macroeconómica de 2014 y las buenas perspectivas para 2015.

Hasta ahí, puro sentido común, Herrera, con un discurso propio, no exento de autocrítica, basado en la necesidad de recuperar la centralidad, y también de cierto triunfalismo, al señalar que “En Castilla y León podemos mirar a la cara a los ojos de la gente” (hablando de corrupción, y comparando la cosa con Andalucía).

Más flojo estuvo al definir logros. Ahí el hilo retórico iba y venía en datos centrados en las correlaciones por habitante, ratio que siempre favorecerá a regiones poco pobladas como Castilla y León. Pero para eso, para vender los logros, ya están Vázquez y Clemente. Claro está.

Carbonero-1b

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

2 Comments

  1. Será que llevan muchos años comiendo grano y han agotado el silo, digo.

    Post a Reply
  2. Por las caras que sacan en la noticia, va a ser que tiene razón el castellano viejo. Ya están muy cebados, digo vistos 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *