web analytics

En recuerdo de Pompeyo Martín Pérez

En memoria de Pompeyo Martín Pérez, fallecido en Segovia el 19 de mayo de 2021 a los 75 años de edad. El funeral se celebra con las restricciones derivadas del covid19 el 20 de mayo y a las 12.00 en la iglesia de San Millán (Segovia).

Pompeyo Martín y su café vespertino en ‘La Concha’.

Me supongo que estarás en el cielo, ya que según me enseñaron de pequeño, allí van las personas buenas, honradas y legales…

Con estas palabras, Pompeyo Martín Peréz dedica a su querido amigo Carlos Parrondo la obra Los Trastámara y los Borbones en El Real Sitio de San Ildefonso (2002. Lunwerg Editores, S.A., Barcelona) y con ellas queremos despedirnos de una buena persona.

Con Pompeyo, sus amigos, hemos recorrido la provincia de Segovia, visitado pueblos y monumentos, adentrado en alguna cueva y hemos tertuliado en muchas ocasiones en Segovia y en su querido Molinos de Duero, en Soria.

Pompeyo ha dedicado su vida profesional a la Diputación Provincial de Segovia; institución de la que llegó a ser Archivero Bibliotecario.

Comisionado por la Junta de Castilla y León en la Ponencia Técnica de Patrimonio y patrono de la Fundación Cultural Rodera Robles, son algunos de los compromisos que ha ejercido a lo largo de los años.

Dentro de esta faceta de estudioso del arte, no podemos olvidar los años que fue coordinador del Curso de Paisaje del Palacio de Quintanar. Estoy seguro de que los pintores pensionados que han pasado por el palacio no olvidan la figura de Martín Pérez. Una imagen que ha quedado reflejada en numerosos cuadros de los alumnos.

Retratos de Pompeyo Martín, por pintores del Curso de Paisaje del Palacio de Quintanar.

De su faceta de divulgador del arte y su pasión por los reales sitios de San Ildefonso y Valsaín queda constancia en varias obras.

En su día, hace ya una década (2010), escribí que la “labor de zapa que hemos de agradecer a Martín” era de vital importancia. En este caso me refería al libro-catálogo dedicado a recopilar las obras conocidas de los cursos de ‘Pintores del paisaje en el palacio de Quintanar. Segovia 1950 a 2007’, subtítulo de ‘Segovia, modelada en luz’.

En la “estantería de libros favoritos” lo tengo. Así me lo pedía en la dedicatoria: ‘será un clásico’ decía.

Anteriormente, en 1994, publicó el ‘Patrimonio Artístico de la Diputación Provincial de Segovia. Catálogo de bienes muebles’.

Pero es en el Real Sitio de la Granja de San Ildefonso donde Pompeyo tiene su corazón. Su última publicación (2021), con fotografía de su buen amigo Juan José Bueno Maroto, es una guía del Real Sitio titulada ‘Solo el Rey de España tiene un palacio en las nubes’, maravillosa descripción que roba al geógrafo Alexander von Humboldt y así lo hace constar en la portada del libro.

No es su primera guía sobre San Ildefonso. De 1988 data la editada por la editorial Escudo de Oro sobre el Palacio Real, con textos suyos.

Postrera quedará, si ve la luz algún día, la catalogación de objetos de la Colegiata del Real Sitio en cuya labor trabajaba (muchas de las fotos están en el horno).

Algunas publicaciones de Pompeyo Martín Pérez.

Pero quizá, el trabajo del que estaba más satisfecho ha sido la obra que indicamos al principio y que dedicada a Parrondo continúa: “…pero no por eso te hayas olvidado de que ya hace unos años, nos propusimos, muy seriamente, hacer un estudio del ‘antes y el después’ del Real Sitio de San Ildefonso…”.

Como dejó escrito José María Pérez de Cossío, en esta misma obra, “Pompeyo no hace juicios de valor. No se convierte en crítico de ninguna acción ni intervención. Sólo relata lo que fue para que el hoy sea. Que cada cual saque la conclusión de si tamañas empresas merecieron la pena”.

Descansa en Paz.


Author: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Share This Post On
468 ad

8 Comments

  1. Querido Pompeyo!
    Espero que estés en el Cielo!
    Te voy a echar mucho de menos..
    D.E.P.

    Post a Reply
  2. Querido Pompeyo, en los desayunos de nuestra querida Tropi quedara siempre el recuerdo de tu persona, elegante sabiendo estar, prudente con tu palabra versada sin conceptuar a nadie siempre dispuesto a explicar a demanda nuestras preguntas de
    palacios jardines calles… dejas un espacio insustituible .
    Te echaremos mucho de menos. D.E.P.

    Post a Reply
  3. Ay,Pompeyo…, cómo voy a echar de menos tus asiduas visitas en mi casa de Molinos! Esas charlas interminables, esas risas, esa socarronería que nos gastábamos ambos y que no eran más que una prueba del gran cariño que nos teníamos… que nos tenemos, porque sigues y seguirás en mi corazón. Ahora seré yo misma quien tenga que podar mi rosal, siempre tan bonito gracias a tus cuidados… Sé que ya eres feliz en el Cielo, y que estarás charlando con tu amigo Jose de vuestro tema favorito: las antigüedades. Cuidadme ambos desde arriba. Tarde o temprano, espero poder reunirme con vosotros. Descansa en Paz, Pompeyo, mi gran amigo.

    Post a Reply
  4. Fue en el año 1988 cuando José Luis Silveira nos presentó, tu amistad me ayudó a afrontar muy difíciles momentos.
    Seguro que ya sonríes en el cielo junto a tus seres queridos. Siempre te recordaré con cariño querido Pompello.

    Post a Reply
  5. Tío Pompe, agradecimiento eterno por haberte conocido
    Agradecimiento eterno por haber disfrutados horas charlando de la vida
    Agradecimiento eterno por abrirme la puerta de tu vida con tanta generosidad y sin nada a cambio.
    Querido Pompe me has dejado lo mejor que tiene esta vida: una enorme amistad
    Te quiero mucho
    Tu sobrino de Argentina

    Post a Reply
  6. Pompeyo queridisimo!!Nos encontramos milagrosamente las dos familias de España y Argentina y nos reconocimos FAMILIA Y vivimos a distancia!!nos encontramos!nos comunicamos! Disfrutamos momentos inolvidables!!Nos regalaste tu sensibilidad tu romanticismo tu ser español!y te instalaste en nuestro corazon y alli estaras por siempre!!

    Post a Reply
  7. Me uno al duelo de las personas que conocieron y trataron a Pompeyo Martín. Siempre es así cuando una persona se va. En mi caso no le conocí pero el hecho de ser segoviano es para mí suficiente. Soy admiradora de esa ciudad que conozco y por lo tanto de los segovianos. Mi relación con Segovia es de hace mucho tiempo. Mi padre el pintor Eduardo Vicente (muerto prematuramente en 1968) era un enamorado de esa ciudad y dejó allí su huella artística. Posteriormente su hermano y tío mío, el también pintor Esteban Vicente, tiene su Museo, como todos sabrán, en esa noble ciudad.
    Mi admiración por Segovia, la más querida ciudad castellana.

    Post a Reply
  8. Mi adorado Pompeyo,
    Siempre estarás en mi corazón. Me cambiaste la vida.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *