web analytics

El Río Duratón (4). Una excursión al Convento de la Hoz (1919).

El Río Duratón (4). Una excursión al Convento de la Hoz (1919).

Duratón 1. Parque Natural de las Hoces del Río Duratón.
Duratón 2. El venerable anacoreta San Frutos.
Duratón 3. El Convento de la Hoz.

Una excursión al antiguo convento de la Hoz en 1919.

Minuta topográfica del Instituto Geográfico y Estadístico, 1906 y1909; y mapa Iberpix-IGN 2016.

Minuta topográfica del Instituto Geográfico y Estadístico, 1906 y1909; y mapa Iberpix-IGN 2016.

Una vez que conocemos el camino para encontrarnos con el convento de la Hoz, desde Sebulcor -Entrada 3-, reproducimos, íntegramente, un relato escrito en 1919 y lo ilustramos con imágenes de los primeros años del siglo XX (ca. 1908).

Para ello nos apoyaremos en una atractiva serie de tarjetas postales francesas –Ver Nota 1-.

Nota 1: Tarjetas postales segovianas de serie francesa.

Las imágenes que ‘iluminan’ esta crónica de la excursión al convento de la Hoz, pertenecen a una tirada francesa de tarjetas ilustradas con motivos segovianos.

Postales francesas con imágenes de localidades de Segovia.

Postales francesas con imágenes de localidades de Segovia.

Gracias a la colección Sáez-Laguna hemos podido completar e indagar con más detalle en esta curiosa e interesante serie editada en Francia.

Con los datos obtenidos podemos hacer una primera aproximación sobre dichas cartulinas postales.

Las tarjetas postales.

Editadas en Francia en la primera década del siglo XX; son posteriores a 1905, su dorso está dividido para escritura y dirección; la más antigua que conocemos está matasellada en 1908.

Las localidades presentes en la colección y de las que tenemos constancia son: Segovia (capital), Cantalejo (la Hoz del río Duratón y los Porretales), Sepúlveda, Pedraza, Turégano y La Granja.

No sabemos cuántos pueblos de España podrían formar parte de la colección.

El verso de las imágenes aparece exclusivamente en francés y fueron utilizadas como propaganda por distintas casas comerciales galas (algunas usaban un matasellos comercial y otras imprimían en el dorso la publicidad de su producto):

Au Grand Paris’, de Saint Étienne; productos para enfermedades reumáticas ‘Graisse de Castor du professeur J.-A. Reaux’; licores, ‘Vin de Gloria’; cafés, thés, chocolats ‘Mon. Caviezel’; sombreros de la ‘Chapellerie A. Cronstadt’; ‘Galeries des Martyro’ o ‘Th. Ciran’, tienda especializada en aceite de oliva y ‘savon le fer à repasser’…

Dorsos de postales francesas con imágenes de localidades de Segovia.

Dorsos de postales francesas con imágenes de localidades de Segovia.

Aunque en el dorso de la gran mayoría de las postales no aparece editor, ni impresor expreso, hay algunas muestras, como las que contienen propaganda de ‘Au Grand Paris’, de Saint-Étienne, en las que se puede leer: “Boisseau et Reygasse, 12 Rue Cadet, Paris”.

Para acompañar la reseña que nos ocupa, nos centraremos en las tarjetas dedicadas a ‘La Hoz’. De esta serie conocemos siete imágenes distintas (la número 7, ‘L’Église de Saint-Frutos’, está publicada en la entrada nº 2).

Las imágenes.

Foto 04 Postal serie francesa ‘La Hoz nº 7’.

Foto 04 Postal serie francesa ‘La Hoz nº 7’.

Las fotografías, tomadas en las hoces del río Duratón y de las que desconocemos el autor, muestran distintos aspectos de los cortados del cañón excavado por las aguas. Aunque solamente hay siete fotos, el valor etnográfico de las mismas es significativo.

Seis de ellas están animadas por personajes, paisanos y visitantes, algunos a caballo, con los atuendos de la época.

Del mismo modo podemos ver un rústico puente-pasarela realizado con troncos y maderos sobre pilares de mampostería (aunque no hemos localizado, en principio, el lugar donde pudo estar ubicado, su tipología se asemeja al actual paso del ‘Villar’, en Villar de Sobrepeña.

Imagénes actuales, 2016, del Portillo de la Pez y el puente del ‘Villar’, Río Duratón, Segovia.

Quizá estuviera en un lugar actualmente inundado por las aguas del embalse del Burgomillodo).

Las imágenes que acompañan esta nota, realizadas en el mes de octubre de este año, permiten hacer una comparación con las tomadas a principios del siglo XX.

Otra imagen interesante es la ‘Maison de la Foulerie’, en la que se ve una esquina del batán de los benedictinos de San Frutos. Estaba situado por bajo de la ermita rupestre de Santa Engracia, en la orilla derecha del río, en un meandro anterior a la ermita, bajando desde el convento de la Hoz.

Otras reproducciones muestran el descenso por ‘la Brèche’, la entrada natural al cañón, el portillo de la Pez o portillo de las Tres Cruces, y la subida a la iglesia de San Frutos por el cortado

La crónica de la excursión.

Iglesia de San Pedro de Gaillos, Segovia.

Iglesia de San Pedro de Gaillos, Segovia.

La reseña en un periódico local segoviano, firmada en San Pedro de Gaillos con la letra ‘A’, el 30 de julio de 1919, dice textualmente:

“Los que no sentimos deseos de hacer largos viajes o no tenemos dinero para hacerlos, que suele ser lo más frecuente, cuando llegan estos calores estivales que amenazan con fundirnos como si fuéramos un insignificante caramelo, podemos darnos el gustazo de refrescar nuestros cuerpos en las aguas más o menos cristalinas de un modesto río de provincia, pasar un día en el campo, admirar bellos paisajes y ensanchar los pulmones con la atmósfera saludable de las montañas.

Postal serie francesa ‘La Hoz nº 2’.

Esto nos propusimos y esto conseguimos unos cuantos amigos el día 19 del corriente, haciendo una excursión al antiguo convento de la Hoz.

Para ello basta proveerse de un pacífico jumento o de un ‘blas’ sencillo y de paso seguro; y con una merienda lo menos sencilla posible y un poco de paciencia para recorrer el camino, algo accidentado en algunos sitios, tiene el excursionista medios suficientes para llegar a las márgenes del Duratón y pasar un buen día, entreteniendo en la caza o en la pesca, en tomar baños -gratis desde luego- o en ‘tomar’ un aire tan oxigenado como el que le brinde la más cómoda estación veraniega.

En la margen izquierda de dicho río, dentro del término municipal de Sebúlcor y a pie de peñasco de enorme altura, se encuentra el antiguo monasterio de la Hoz, hoy propiedad de don Emilio Zorrilla, sepulvedano ilustre.

Postal serie francesa ‘La Hoz nº 3’.

El sitio es agreste, solitario, escondido, muy a propósito para la vida contemplativa de sus antiguos moradores.

Por ambos lados rocas altísimas, que parecen llegar al cielo y en las alturas se dibujan naturales figuras y combinaciones caprichosas y fantásticas; de vez en cuando se encuentra algún enorme macizo agrietado y como si quisiera desprenderse y aplastar al minúsculo visitante que curiosea aquellos lugares.

En las laderas multitud de plantas aromáticas que saturan el ambiente de un olor agradable: y por el centro del río majestuoso que culebrea entre filas de árboles frondosos y copudos y que con sus leves cascadas produce el único ruido que altera el silencio de muerte de aquellos lugares poéticos y solitarios.

Postal serie francesa ‘La Hoz nº 5’.

Allá, en lo alto, se observa algún ave de rapiña que aparece del tamaño de un gorrión; sale del hueco de una roca dando graznidos se aleja rápidamente, acaso en busca de alimentos para sus polluelos o tal huyendo de nuestra presencia por temor a que la disputemos la posesión de aquellos lugares.

Son las nueve de la mañana de uno de esos días de julio en que el termómetro nos advierte que estamos a dos dedos de morir asfixiados. Después de observar el panorama a vista de pájaro, nos disponemos a tomar el desayuno para continuar con más detenimiento nuestra visita a aquellos apartados rincones castellanos.

Postal serie francesa ‘La Hoz nº 6’.

Una mole de rocas altísimas y valientes, por las que trepa la hiedra y en donde crecen las plantas que despiden grato aroma, nos protege de los rayos del sol abrasador que se hace sentir.

Cuando acabamos de sentarnos vemos un grupo algo numeroso de personas que se dirigen a nosotros. Nuestra sorpresa es tan grande como agradable al reconocer entre ellos a unos cuantos amigos. Son maestros de 1ª enseñanza, que aprovechan las vacaciones para hacer una excursión a estos parajes. Entre ellos están los de Sepúlveda (don Ángel Prieto), Cantalejo, San Pedro de Gaillos, Fuenterrebollo, Valleruela de Pedraza, Turrubuelo, Campo de San Pedro, Villaverde, y a otros a quienes no tenemos el gusto de conocer.

Después de los saludos y presentaciones se acuerda no separarnos en todo el día y queda establecida entre nosotros la más completa fraternidad.

Inmediatamente empezamos a recorrer aquellos contornos. Vemos los restos del antiguo monasterio, del que se conservan las paredes de la iglesia, la torre y parte de los claustros; la hermosa casa de construcción moderna, hecha a expensas del señor Zorrilla, y por último la huerta, con higueras frescas, magníficas moreras y otros muchos árboles frutales y de adorno.

Postal serie francesa ‘La Hoz nº 1’.

Un compañero hace notar la forma que en aquel sitio toma el río, semejante a la de una hoz y de dónde -según él- procede el nombre que lleva el monasterio.

Caminamos unas veces por estrechas sendas, otras por laderas empinadas, cubiertas de hierba, que da lugar a que tengamos que hacer numerosos y variados ejercicios de equilibrio para no dar con nuestros huesos en el suelo, porque el calzado resbala de un modo espantoso.

Pero en muchos casos no bastan las habilidades gimnásticas y se suceden las ‘caídas de peligro’ coreadas con la consiguiente risa general, porque somos españoles y por qué no tienen consecuencias desagradables.

Postal serie francesa ‘La Hoz nº 4’.

Después de una infinidad de idas y venidas y de contemplar los muchos y variados paisajes que se ofrecen al visitante, se hace un alto en la excursión; y tras un breve descanso, se caza, se pesca, se toman baños y se toma luego lo mejor de todo que es una sabrosa comida que nos sabe a gloria bendita.

De sobremesa hay abundancia de buen humor y de frases ingeniosas y mucho más abundancia de fraternidad entre los excursionistas, de tal modo que conservaremos largo recuerdo de este día tan agradable.

Los aficionados a la pesca o la caza lamentan que este sitio no se encuentre más próximo para poder frecuentarle; los maestros desearían que estuviese en lugar más fácilmente accesible para hacer excursiones con sus discípulos, y los que no somos maestros ni tampoco lo otro, opinamos modestamente que está muy bien donde está. Porque de este modo la excursión es más larga y se hace uno la ilusión de haber estado en el Sardinero o en un concurrido y caluroso balneario.

A la caída de la tarde damos un adiós a aquellos poéticos lugares, que es contestado por el eco en cien sitios distintos y emprendemos el regreso a nuestros respectivos domicilios, un poco cansados los viejos, algo menos los jóvenes y todos satisfechos de la excursión y con deseos de repetirla”.

Ruinas del monasterio de Ntra. Sra. de los Ángeles de la Hoz.

Ruinas del monasterio de Ntra. Sra. de los Ángeles de la Hoz.

 

Continuará… y 5 ‘La Marcha del Río Duratón’ (en preparación)

 

 

Author: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Share This Post On

4 Comments

  1. Muy interesantes sus cuatro artículos sobre el río Duratón, en especial los dos últimos en los que nos habla del Convento de la Hoz. Además de llevar la Web de Sebúlcor, pertenezco a la asociación Amigos del Convento de la Hoz y llevo años recopilando datos y fotografías antiguas de este espectacular lugar. La postal de la serie francesa ‘La Hoz nº 3’, ya la conocía, nos la cedió el ayuntamiento de Sebúlcor hace más de diez años y la tengo colgada en la sección de fotos antiguas de la Web de Sebúlcor, pero las demás las he visto por primera vez en su artículo y son magníficas. Estoy muy interesado en esta serie de postales francesas y me gustaría poder disponer de ellas para subirlas a la sección de fotografías antiguas de la web de Sebúlcor, ¿sería tan amable de compartirlas con nosotros?
    Aquí puede ver algunas de nuestras entradas sobre el Convento de la Hoz search/label/CONVENTO%20DE%20LA%20HOZ
    Sus artículos “El Río Duratón 3. El Convento de la Hoz” y “El Río Duratón (4). Una excursión al Convento de la Hoz (1919)”, los he compartido en la web, indicando su procedencia y poniendo enlaces a su web.
    Saludos.

    Post a Reply
    • Muchas gracias por mostrar en estas páginas digitales su interés por esta entrada dedicada a las hoces del río Duratón. Igualmente por compartir el enlace a las entradas indicadas.
      En cuanto a las fotografías, por correo-e me pondré en contacto con usted. JP

      Post a Reply
    • Doña María, en la Red puede encontrar multitud de imágenes, ya que el término municipal de Carracal del Río llega, río arriba, hasta los límites del Convento de la Hoz.
      Hay varias páginas electrónicas sobre el pueblo y, al menos, el Blog que enlazo:

      https://carrascaldelrio.blogspot.com/

      Un saludo, JP

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *