web analytics

El Rey celebra con los artilleros 250 años de historia

La plaza de la Reina Victoria Eugenia, delante del Alcázar en el que se fundo el Real Colegio de Artillería en 1764 por orden de Carlos III, ha albergado hoy, 16 de mayo, los actos centrales de la conmemoración del primer cuarto de siglo de vida de la institución militar bajo la presidencia del Rey, Don Juan Carlos, que entregó la Medalla de Oro a la Academia.

desfile

La parada militar y la presencia del Rey —recibido con las 21 salvas de honor reglamentarias— hizo que desde tiempo antes de la una de la tarde, cuando, con total puntualidad comenzó el acto, se congregara un buen número de ciudadanos, curiosos en su mayoría, pero también turistas a los que la visita les pilló de sorpresa, en las entradas de la plaza, en la que ya formaban los 204 alumnos del Colegio que participaron en el desfile.

Vestido con uniforme del Ejército de Tierra y ayudado por un bastón, Don Juan Carlos fue recibido por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, para saludar después al Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, Jaime Domínguez Buj; el director general de la Academia de Artillería, Alfredo Sanz y Calabria, y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

Precisamente, el presidente regional mantuvo una breve conversación en ese momento con el monarca, una escena que se repitió en distintos momentos, ya en el espacio techado que sirvió de palco de presidencia, donde también se sentaron la presidenta de las Cortes de Castilla y León, María Josefa García Cirac; el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, y la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero.

El acto, de unos cuarenta minutos de duración, comenzó cuando el jefe de estudios de la Academia de Artillería, el coronel Javier Bermejo, leyó el texto “Oración sobre la necesidad de la Teórica para desempeñar en la práctica al servicio de Su Majestad”, que fue la lectura Fundacional que hizo el Padre Eximeno, el 16 de mayo de 1764, cuando se creó el que es el centro militar de formación más antiguo del mundo.

Como estaba anunciado, el Rey no tomó la palabra en ningún momento, aunque sí hizo entrega a la Academia de la Medalla de Oro que otorga el Patronato del Alcázar —y que el Rey fue precisamente el primero que la recibió— y firmó en el Libro de Honor de la misma. El homenaje a los caídos, el canto del himno de la Artillería, tras el que el público rompió en aplausos, y el desfile de los alumnos de la Academia y de miembros de la Guardia Real, a caballo, pusieron el broche a la conmemoración.

Don Juan Carlos, seguido por el resto de los invitados, acudió después a pie hasta el interior de la fortaleza, donde firmó en el Libro de Honor de la Academia y se degustó un vino español en honor al monarca.

Las autoridades locales y regionales permanecieron en una grada junto a la zaona presidencial

Las autoridades locales y regionales permanecieron en una grada junto a la zona presidencial.

Un cuarto de siglo en vanguardia
La Academia de Artillería se fundó como Real Colegio de Artillería el 16 de mayo de 1764 por orden de Carlos III en el Alcázar.

Los alumnos del centro, con un alto nivel formativo desde el momento mismo de su fundación, se convirtió en vehículo transmisor de la ciencia ilustrada a la sociedad española y sus paredes contemplaron los avances científicos de la época, gracias a destacados profesores como Louis Prosut, que formuló aquí su Ley de Proporciones Definidas.

Del mismo modo, los artilleros impulsaron la evolución del desarrollo de la industria española y crearon el antecedente de la actual Formación Profesional y las escuelas de Ingeniería.

El centro se trasladó al antiguo convento de San Francisco tras el incendio del Alcázar en 1862, donde lleva a cabo una actualización constante con la misión de “convertir el futuro en presente al servicio de la defensa española”.

Actualmente es referente en cuanto al uso de las nuevas tecnologías y su adaptación pionera al Plan Bolonia, mientras que cuenta con el primer simulador informatizado de campaña para la formación de sus alumnos.
Rey1P1030194AutoridadelslocalescaidosMorenesPersonalvistageneral
ReyDestacada

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Un republicano convencido entre las autoridades que rindieron pleitesía a Su Majestad.

    Sólo puedo decir: BUENO MAJO.

    Post a Reply
  2. ‘Bueno Majo’:Pleitesía o educación. Según se mire. Majo! Es más se puede ser republicano, acatar las leyes vigentes, mayoritariamente consensuadas, e intentar cambiarlas sin tanto paripé de jovencitos abanderados y bien achuchados por algunos. Incluso se puede ser republicano y haber jurado bandera, sin coacción, en un Estado social y democrático de derecho. Es lo que hay.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *