web analytics

El PSOE logra mantener sus alianzas para aprobar el presupuesto municipal

El presupuesto municipal para 2020 en la ciudad de Segovia ha recibido este 29 de noviembre la aprobación de los concejales del PSOE, IU y Podemos-Equo frente al voto en contra de PP y Cs. Sin embargo y pese a lograr cuadrar los apoyos, en el debate se ha evidenciado la existencia de discrepancias del equipo gobernante con su colaborador necesario, Podemos-Equo, cuyo portavoz cuestiona, por ejemplo, las partidas que se destinan a grandes eventos culturales, precisamente una de las piedras angulares en la visión de la ciudad de la alcaldesa, Clara Luquero. Para el PP se trata del peor paquete económico de los últimos 16 años, mientras que Cs denunció la ausencia de numerosas inversiones y que no se han priorizado los gastos.

Guillermo San Juan durante una de sus intervenciones.

No anduvo con tapujos el portavoz de Podemos-Equo, Guillermo San Juan, en su primer turno de palabra: “No es el presupuesto que nos gustaría, es insuficiente, débil en su estructura y tiene partidas desproporcionadas”, dijo ahondando en la brecha por la que se vaticina que sangrará en la alianza que sostiene con el Gobierno en los próximos años: las inversiones en Cultura de grandes eventos frente a las acciones más atomizadas en este campo que propugna y las inversiones en los barrios y de carácter social.

Hecha la advertencia, San Juan señaló que hay todo un mandato por delante, tiempo suficiente para que se reconduzca la política municipal hacia sus posiciones, así que, esta vez, apoyaría con su voto afirmativo. “El planteamiento es el de bloquearles, como les gustaría a algunos grupos de esta cámara, o reconducirles con un mandato por delante”, reflexionó en voz alta para confirmar su voto a favor y destacar que optaba por la “voluntad de cambio y la valentía de lograrlo en el mandato”.

El portavoz de IU, Ángel Galindo, vestido con el traje de miembro del equipo de Gobierno se mostró mucho más laso en las críticas e hizo suyo el resultado del “trabajo conjunto de PSOE e IU que demuestra que estamos trabajando bien y estamos a lo que tenemos que estar”. De acuerdo con su criterio, las cuentas se han hecho pensando en los vecinos y los barrios, imprimiendo carácter social y con la preocupación por la emergencia climática como referente. Galindo se hizo fuerte en las inversiones previstas para los barrios, el ARU de San José, la plaza de la Morería en San Millán o el gasto, a mayores, de 170.000 euros previsto para mejoras en el transporte urbano pese a que el contrato tiene siete meses de vigencia.

Ángel Galindo se dirige al popular, Pablo Pérez.

Hasta ahí los apoyos. El concejal de Ciudadanos, Daniel García Foj, se quejó de que para 2020 “pese a disponer de más recursos habrá un millón menos para inversiones reales”, algo que achacó a la “nefasta gestión de los últimos 16 años” y denunció la ausencia de partidas, por ejemplo en los polígonos industriales, “una demostración de que [el Gobierno local] se pasa las mociones por el forro”. Coincidió además con Podemos en el ataque a las subvenciones que recibe la Fundación Don Juan de Borbón (385.000 euros este año) y reclamó que “se de una vuelta” a algunos proyectos y programas municipales y que se “prioricen” las inversiones. Como ejemplo, subrayó la partida prevista de 15.000 euros para un espacio de socialización para perros mientras que no hay partidas para parques adaptados.

El popular, Pablo Pérez, fue especialmente crítico con el paquete presupuestario.

El debate se endureció definitivamente con la intervención del popular, Pablo Pérez, que acusó a los socialistas de poner el foco en el capítulo de inversiones “en el que han metido un par de ellas para contentar a sus apoyos” mientras “faltan acciones de accesibilidad, saneamiento, fibrocemento, cableado, ARU propios” y otras, a la vez que presentaba una especie de enmienda a la totalidad del paquete económico “el peor que se ha presentado nunca en la ciudad”.

El presupuesto de 2020, el primero del actual mandato, suma una cifra global de 67.398.152,95 euros y para la alcaldesa reflejan “realismo, equilibrio y participación” y permitirán mejorar los servicios, el espacio urbano, el apoyo al tejido social y basar “proyectos importantes para el nuevo mandato”. Tras su aprobación y salvo problemas no previstos, su entrada en vigor coincidirá con el comienzo del año.

Prórroga del servicio de limpieza

Entre los quince dictámenes que se llevaron a aprobación en este pleno destacaba también el establecimiento de una nueva prórroga para el contrato del servicio de limpieza viaria y recogida de basura, criticado por el portavoz de Podemos-Equo que afirmó que “los contratos de servicios son, evidentemente, uno de los talones de Aquiles del Ayuntamiento” aunque justificó su abstención en la responsabilidad “para evitar los efectos perversos que tendría para los trabajadores bloquear esta prórroga”. También se abstuvieron los concejales de Ciudadanos y de PP, cuyo portavoz, Pablo Pérez, se mostró crítico por los retrasos en la adjudicación del contrato subrayando la “responsabilidad política” en este asunto y enumeró una larga lista de problemas que se están produciendo en el servicio como consecuencia del envejecimiento de la maquinaria, para afear al responsable de la concejalía, Ángel Galindo que afirmara que “el servicio está funcionando con normalidad”. Pérez se quejó de que “ninguna ciudad de España tarda tanto tiempo en renovar este contrato”.

El socialista, Jesús García, negó que se haya producido “improvisación” en el proceso de renovación del contrato y justificó la lentitud en la redacción de las condiciones en “un exceso de celo que impida que las impugnaciones, que las habrá, prosperen”.

La prórroga se aprobó con los votos de PSOE e IU y la abstención del resto de los grupos.

Mociones unánimes

En cuanto a las iniciativas presentadas por los distintos grupos, ya al final de la sesión, Podemos-Equo logró el apoyo unánime para la moción en la que pedía la adopción de medidas urgentes para la realización de mejoras en infraestructuras, limpieza, seguridad vial e incluso en la estación vieja de Renfe para el barrio de la Fuentecilla-Puente Hierro.

La misma suerte corrió la moción defendida por el Grupo de Ciudadanos para la creación de un aparcamiento disuasorio en la ciudad, si bien se rechazaron las ubicaciones que proponían los liberales por encontrarse, uno, junto al Cat, en terrenos pertenecientes a Defensa y el segundo, frente a Urbanismo, en terreno pendiente de urbanizar en los sectores A y B, donde se construirán viviendas, mientras el Gobierno apuntaba al Tejerín como ubicación posible

Finalmente, la iniciativa del PP encontró apoyo del pleno en lo referido a la creación e instalación en distintos puntos de mapas que indiquen la ubicación de desfibriladores, aunque la segunda parte de la moción, en la que se pedía que en el eje Acueducto-Alcázar estas máquinas sean accesibles 24 horas al día, quedó pendiente de revisión por el Consejo de Salud de Segovia ante las dudas suscitadas por las responsabilidades que puedan derivarse de un mal uso de esas máquinas por cualquier ciudadano.

En el pleno de noviembre se han leído sendas declaraciones institucionales, una con motivo del Día Internacional contra la violencia de género y la segunda, contra la pena de muerte.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *