web analytics

El oficialismo gana en Podemos CyL, que amplia su ‘cuota segoviana’

López Vela, Fernández y Amada Peñalosa.

Concluido el alambicado proceso de renovación de la directiva de Podemos en Castilla y León, el hombre fuerte del partido, el portavoz en las Cortes Pablo Fernández, ha hecho buenos los pronósticos y validado su candidatura a la secretaría general autonómica con el 71% de los votos (2.211 sobre un total de 3179 participantes en el proceso, que no sobre el total de la militancia). La lista alternativa de Jean Pierre Lohrer obtuvo un 15,5% de votos, por un 12,4% la de la corriente de Anticapitalistas.

En la lista de Fernández figuraban tres segovianos. Daniel López Vela, sexto más votado pero que por la configuración de cremalleras y por la inclusión de los cabezas de lista de las dos candidaturas perdedoras, queda en la novena posición; Natalia del Barrio, décima más votada pero que se va a la 14, y Amada Peñalosa, que terminó en la posición 27. La representación de Segovia se completa con la representante de los Círculos, Silvia Martín, que iba por libre y elegida en votación presencial en Soria.

Tras su elección, López Vela agradeció en Facebook los votos recibidos. “Queda claro que este territorio tiene una vida propia con mucha trayectoria para un Podemos con verdaderas posibilidades de convertirse en el principal partido político, pero sobre todo, en el partido que defienda los intereses de la mayoría social, que expulse la corrupción de las instituciones, y que dignifique esta tierra para que vuelvan nuestros exiliados. Un Podemos rural y feminista encabezado por Pablo Fernández Santos que no sólo revalida como Secretario General, sino que demuestra con su humildad y trabajo, ser el mejor posible”.

Un proceso demencial con baja participación del 16%

La mala noticia para Podemos es que sigue siendo escuálida la participación. Apenas votaron en el proceso entre un 16% y un 24% del censo de militantes según se mire.  Los militantes dados de alta para el proceso (aquellos que han entrado una vez en el portal de Podemos en el último año) ascendían a 12.950. Los inscritos llamados al voto, 19.959.

Se da la circunstancia de que Podemos está cada vez más presente en la vida pública pero con menos participación. Un hecho que la propia formación achaca a la complejidad de los procesos de primarias y a la propia consideración de militantes de Podemos. Para participar en unas elecciones o consultas de Podemos hay que tener reconocida la condición de “votante activo”, darse de alta, y participar en procesos telemáticos no siempre intuitivos y sujetos a una semántica menos intuitiva todavía. De hecho, la votación del Consejo Ciudadano Autonómico duró una semana,  cerrándose el domingo 21 a las 18 horas,  pero no fue hasta el lunes en que Podemos pudo dar resultados definitivos. Además, para terminarlo de complicar, había una votación presencial en el congreso de Soria para un cupo restringido a tres de representantes de los círculos, paralela a la votación para la secretaría general, a su vez paralela a la de los representantes del consejo, a libre elección de 32 candidatos a escoger por procedimiento abierto entre cualquier candidatura o incluso candidaturas sueltas, votos que luego se traducían a puntos ponderados por  porcentajes (incomprensibles del todo punto para este redactor). A ellos se añade que, a la lista de votados telemáticamente hay que depurarla por “cremallera”, es decir, primando el turno de mujer – hombre. Un Cristo.

Pero la complejidad del proceso no es la única causa. Podemos surgió como un movimiento asambleario, con un magma de impulsores muy heterogéneo. El paso a la madurez, a la creación de un aparato, se ha hecho tratando de salvaguardar en las formas ese espíritu fundacional con mucha panoplia TIC pero atendiendo también a un fondo real, la aparición de pseudo-estructuras aparotocráticas. En la práctica, esta dinámica ha apartado de la toma de decisiones, si no a los elementos más discrepantes, sí al menos a los menos constantes o menos implicados a las “direcciones” territoriales, reforzando el carácter vertical de Podemos. En definitiva, que el que manda es Pablo Iglesias. Y el partido no parece especialmente interesado en complicar esta situación con una militancia basada en cuotas, censos reales y papeletas contantes y sonantes.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. En resumen,……. Juego de Tronos de la Comedia.
    El sumo-podemita Pablo-Manue, se tiene que estar descojonando de la risa. Ja, ja, ja,… estará pensando en la cantidad de chorradas que se inventa, para que al final se haga lo que EL quiera. Ja, ja, ja.
    De las palabras del “sexto más votado pero que por la configuración de cremalleras y por la inclusión de los cabezas de lista de las dos candidaturas perdedoras, queda en la novena posición”, no diré nada de momento, que se enfada y se disgusta mucho mucho mucho.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *