web analytics

El obispado pierde el claustro de Santa María la Real

La jueza de Santa María la Real de Nieva ha desestimado la petición del Obispado de Segovia de inmatricular el claustro y dependencias anexas de la iglesia-santuario y aceptado parcialmente la reconvención del Ayuntamiento de Santa María que, a su vez, planteó contrademanda en sentido inverso. Como sea que la iglesia en sí, donde se rinde culto a la Soterraña, no estaba registrada como bien eclesial, obispado y ayuntamiento hubieron de pleitear por la totalidad del conjunto que incluye oficinas, salas de exposiciones y almacenes, desde el siglo XIX ocupados por el municipio, además de uno de los claustros góticos más hermosos, y ahora bien conservado, de España, que era realmente la pieza en discusión. ¿Era el claustro propiedad de la iglesia o del pueblo? LA sentencia fue comunicada el viernes 31 a las partes.

El claustro en 1934, arriba, en la actualidad.

Y en primera instancia la justicia atribuye la totalidad del claustro al municipio, todo un revés para el obispado. También obliga a la iglesia a registrar exclusivamente el templo, anulando anotaciones de hace medio siglo relativas a cuatro pequeñas fincas urbanas de propiedad episcopal que se superponían un tanto misteriosamente en el complejo.

El alcalde en funciones, Jaime Pérez, considera la decisión “una victoria del pueblo” y anunciado que se esperará a que la resolución sea firme para trazar el oportuno plan de gestión que facilite tanto la visita turística al claustro como el uso de anexos como la sala capitular o refectorio, que eran las otras dos piezas realmente en cuestión.

Durante la vista quedó claro que, tras la desamortización, un protocolo fijó la posesión de la iglesia al obispado, en tanto todo lo demás pasaba a propiedad municipal. Así lo acreditó la abogacía municipal, aportando también testimonios vecinales sobre cómo se distribuía en tiempos el uso de dependencias como la antigua sacristía, sala capitular, refectorio y demás dependencias de los monjes dominicos que hasta 1836 ocuparon el complejo.

No estaba claro que pasaba con el claustro, aunque en la práctica, el uso del mismo fue compartido entre municipio e iglesia, al igual que la sala capitular y el refectorio. Esta es la verdadera primicia de la sentencia. Para recuperar el claustro y consolidar su titularidad, el obispado no tenía otra que plantear demanda por la totalidad del conjunto, y a la inversa. El Ayuntamiento, por su parte, no estaba dispuesto a perder espacios que durante un siglo y medio han sido de facto municipales, ni tampoco perder la parte de tutela que le correspondía sobre un claustro -dos veces incendiado a finale-  de cuya reconstrucción ha sido el principal valedor.  Durante una década, el municipio ha ofrecido una solución compartida para el claustro. Ahora, de compartido nada. Los vecinos ganan.

Qué pasa ahora

¿Cuáles son los planes del consistorio? “En principio, esperar a ver qué pasa con los recursos. Si todo sale bien, sí se ha hablado de, en función de nuestros escasos medios, convertir el refectorio en un pequeño museo, centro de interpretación u oficina de turismo”, explica Pérez. Actualmente en refectorio está cerrado a cal y canto, sin función definida. Si la tiene la sala capitular, convertida con el paso del tiempo en almacén de la sacristía. Allí se guardan los cirios, de la tradicional fiesta de veneración a la Soterraña, o la carroza procesional, entre otros bienes eclesiales. Pérez es partidario de permitir este uso.

Vista del juicio oral en Santa María.

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. ¡Claro ¡Si hubiese llevado la denuncia la asociación ultra católica San Miguel y San Frutos …
    No sé en qué país nos vamos a convertir, si ya ni siquiera se permite seguir robando a la iglesia católica.

    Post a Reply
  2. El claustro es del pueblo.

    Buena noticia.

    Post a Reply
  3. Los cristianazis protestan por un estatua de un diablillo, que forma parte de las leyendas de Segovia, pero estos cristianazis de San Miguel y San frutos no protestan cuando la iglesia está robando a los pueblos tierras y edificios de uso público….ven la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el suyo propio…

    Post a Reply
  4. Enhorabuena a los vecinos de Santa María. Patinazo sonoro del obispado de Segovia: mal camino llevan con esa política de apropiación.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *