web analytics

El Gobierno local liquida 6,5 millones de pufos de los aparcamientos

Una de las entradas del aparcamiento subterráneo de Padre Claret. (Archivo)

“Para eso estamos, para pagar”. La frase es del concejal de Hacienda y Urbanismo, Alfonso Reguera en debate plenario defendiendo la aprobación del acuerdo para el reequilibrio de las cuentas de la adjudicataria del aparcamiento de Padre Claret, 3,6 millones que se pagarán en especias: más años de concesión, eliminación del canon de 60.000 euros anuales para la empresa y la asunción por el Ayuntamiento del mantenimiento de la calzada de Claret y de sus rotondas.

La aprobación no resultó sencilla y fue, una vez más, la abstención de Ciudadanos la que permitió que los socialistas, en solitario, sacaran adelante el acuerdo, lo que no impidió el enfado de Reguera que llegó a acusar a PP, UPyD e IU de haber “tratado de llevar de nuevo al Ayuntamiento a los juzgados”

En la misma sesión se aprobó una modificación presupuestaria millonaria para prever la indemnización que el juzgado decida que finalmente habrá que pagar a la adjudicataria del subterráneo de José Zorrilla. Así qué si Reguera le llovían las críticas por el “contrato chollo” —en palabras de la portavoz del PP, Raquel Fernández— que los socialistas diseñaron para el parking de Claret, el portavoz del Gobierno se volvía contra los populares como responsables de la apertura del de Zorrilla.

El debate fue duro. Cuando se hablaba del aparcamiento de Claret, Fernández acusó al Gobierno local de haber aceptado “con ligereza” la reclamación de la empresa con la finalidad de “quitarse el marrón” de encima durante los cinco próximos años en los que la titular no puede pedir un nuevo reequilibrio, mientras que el portavoz de Centrados en Segovia, Cosme Aranguren, hacía también hincapié en las condiciones favorables que tiene el contrato para la adjudicataria —a la que se debe garantizar un beneficio mínimo del 7% o una compensación si no se consigue— en el que “el riesgo y ventura es ciertamente muy limitado”, dijo. El portavoz de IU, Ángel Galindo, llevó el debate al incumplimiento del compromiso existente en el mismo contrato de aplicar medidas de restricción de tráfico en el recinto amurallado que habrían impedido la reclamación para lo que “han tenido tiempo desde 2009”.

También la representante de Ciudadanos, María José García, criticó las ventajosas condiciones de rentabilidad que disfruta la adjudicataria aunque prefirió abstenerse en la votación —salvando los muebles al Gobierno— como “gesto de buena voluntad”, eso sí, reclamando a los socialistas “un compromiso de cumplimiento”.

Interior del aparcamiento de José Zorrilla antes de su cierre.

Pero el susto por la posibilidad de perder esa votación sacó la vena dura de Reguera, que descargó toda su artillería contra el PP, al que recordó que el subterráneo de Zorrilla se aprobó gobernando el centrista, Antonio López Arranz, con el apoyo del PP, habló de una concesión “muy vinculada entonces a las obras de la Junta” e incluso citó al exvicepresidente de la Junta y exdiputado, hoy imputado en la trama Gürtel, Jesús Merino. El ataque fue tan furibundo que Aranguren tuvo que pedirle calma aventurando la posibilidad de que “tengamos que estrenar con usted los desfibriladores” recientemente instalados en el Consistorio.

El popular, Javier Encinas, quiso entrar en el juego achacando los problemas que se debatían en esta sesión a errores directos de gestión y mala redacción de los pliegos por parte de los socialistas y respondió a la mención a Merino afirmando que “un concejal de su grupo ha trabajado para la empresa de Padre Claret” en aparente referencia al que fuera concejal de Urbanismo, Juan José Conde.

En este caso todos los grupos de la oposición optaron por la abstención permitiendo la aprobación de la modificación presupuestaria sólo con los votos de los ediles del PSOE.

A vueltas con los representantes en órganos no colegiados.

Otra “guerra” abierta hace ya meses, la del papel del concejal Andrés Torquemada como representante en la Fundación Caja Segovia en la que personaliza como rivales directos a los grupos de IU y UPyD volvió a saltar al debate plenario ya que en la sesión se daba cuenta del informe sobre el asunto emitido por el Protectorado de Fundaciones de Castilla y León y se debatía una moción de Centrados en Segovia que pedía clarificar el tipo de participación de los concejales en todos los órganos no colegiados.

Galindo y Aranguren se armaron de razones tirando de los acuerdos municipales de designación de Torquemada para la Fundación Caja en cuyos enunciados se habla del nombramiento del “representante del Ayuntamiento” para ese organismo, forzando a la secretaria municipal a admitir que “quizá la redacción del acuerdo no fue la más afortunada”, fruto del uso de “una dicción que usamos para todos los órganos”, aunque sostuvo que el acuerdo no puede considerarse nulo por ese motivo como reclamaba IU.

Pese a todo, hasta el propio Torquemada acabó reconociendo que “pueden existir dudas” precisamente por el planteamiento de los acuerdos aunque ni siquiera reduciendo la moción de Centrados en Segovia a la petición de elaboración de un informe que aclare el papel de los concejales en los órganos colegiados pudo aprobarse la iniciativa que apoyaron PP, Centrados e IU pero en la que Ciudadanos, tras dudas en plena votación, se abstuvo y permitió que el voto en contra del PSOE tumbara la iniciativa.

Mociones.

También se rechazó otra moción de Centrados proponiendo trasladar la parada de taxis de la plaza Oriental hasta el número 2 de Padre Claret y se retiró la que llevaba C’s solicitando la optimización del servicio de la Policía Local.

Las siete iniciativas restantes fueron aprobadas y de ellas, cinco por unanimidad, un paquete que incluye los estudios para mejorar la seguridad vial en zonas del Puente Hierro y el fomento de la presencia de intérpretes en actos públicos y otras medidas inclusivas, defendidas por IU; otra de C’s sobre la instalación de fibra óptica en la ciudad; la que defendía el PP para la protección y mejora de la accesibilidad del suelo empedrado en vías públicas o la que presentó el PSOE enmendada por el PP sobre medidas contra la violencia de género.

Con la abstención de IU salió adelante la propuesta de apoyo a las fuerzas de seguridad del Estado defendida por el PP, que a su vez se posicionó en contra del texto en defensa del Sistema Público de Pensiones que sometió a aprobación el PSOE.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Mientras paguemos los impuestos religiosamente… pues eso, habrá un montón de liberaciones y la vida seguirá pasando y en cien años todos calvos… 😉

    Post a Reply
  2. Simplemente ineptos en gestion. Solo sirven para despilfarrar el dinero en lo que llaman cultura para agradar a sus amigos

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *