web analytics

El Carracillo rechaza compartir servicios con Cuéllar

La propuesta de la Junta para crear en la provincia 14 Unidades básicas de ordenación y servicios del territorio (Ubost) recibió hasta el pasado 31 de diciembre decenas de alegaciones y sugerencias enviadas desde distintos municipios, entre las que destacan dos de ellas firmadas por 11 ayuntamientos, en un caso, y por 13, en el segundo de la zona del Carracillo, ambas coincidentes en una sola idea: el rechazo a unirse con Cuéllar para “poder tomar sus propias decisiones”.

MapaUBOSTSegovia

Las alegaciones a las Ubost han puesto de manifiesto el enorme malestar que los pueblos del entorno de Cuéllar tienen hacia la Villa y ambos textos están salpicados de reproches y quejas por sentirse “exprimidos”, sufrir “ninguneos y enfrentamientos” en el seno de la Comunidad de Villa y Tierra Antigua de Cuéllar, cuyos rendimientos y beneficios “se invierten sólo en Cuéllar” o ser víctimas de “un bloqueo permanente” a la implantación de empresas en las entidades locales menores.

La primera propuesta enviada a la Junta bajo el título “El Carracillo. Primera opción”, otorga título de Carracillanas a las localidades pertenecientes a la Comunidad de Regantes del Carracillo y está firmada por los alcaldes de los municipios de Sanchonuño, Gomezserracín, Pinarejos, San Cristóbal de Cuéllar, Vallelado, Chañe, Fresneda de Cuéllar, Samboal y las entidades locales menores de Chatún, Campo de Cuéllar y Arroyo de Cuéllar “que, aún perteneciendo a Cuéllar, que no forma parte del Carracillo, sí son Carracillanas”, matiza el texto.

Las once localidades, que cree que cumplirían las prescripciones legales para unirse por sumar más de 5.000 habitantes se manifiestan de acuerdo en formar una Ubost “pero con la desconexión de Cuéllar. No estamos dispuestos a que nos englobe y nos exprima más de lo que lo ha hecho hasta ahora”.

En su argumentación aseguran mantener características económicas y culturales similares como la pertenencia a la Comunidad de San Benito de Gallegos, compartir romería en septiembre y también asociación cultural, además de pertenecer a la Comunidad de Villa y Tierra Antigua de Cuéllar, aunque matizan que “si nos hubieran dejado se habría disuelto hace mucho tiempo”, ya que, lamentan “lo único que está mancomunado es la explotación del Monte de Utilidad Pública, cuyos beneficios no repercuten en los municipios y todo se invierte en el término de Cuéllar”.

También Mudrían y San Martín y Navalmanzano.

Más amplia es la segunda propuesta, en la que se incrementa el listado anterior con los municipios de Mudrián y San Martín y Navalmanzano, un grupo que, aseguran, comparte idiosincrasia común; son pueblos hermanados por vecindad, apego, amistad y problemas comunes “que nada tiene que ver con el pueblo de Cuéllar”.

El texto se torna sumamente duro cuando, como en la anterior, se hace referencia a la Comunidad de Villa y Tierra Antigua, donde “son continuos los ninguneos y enfrentamientos” desde Cuéllar hacia el resto de los municipios “como para volver a estar en otra organización del territorio dentro y bajo el paraguas de Cuéllar”, rechazan.

Los firmantes de la alegación proclaman el carácter “autónomo e independiente” de sus pueblos y mantienen su rechazo a Cuéllar “que ha fagocitado y cada día corta la prosperidad de las entidades locales menores” en referencia a Arroyo, Campo y Chatún, a las que la Villa estaría “bloqueando cualquier avance o cambio de las normas urbanísticas para que las empresas se instalen en su término municipal”.

Los responsables de la propuesta no ocultan que la Ubost que proponen también prevé la formación de las próximas Mancomunidades de Interés General, coincidentes con las Unidades básicas, con la previsión de crear una que incluya las ya existentes de Manden y del Cega y al margen de la de las Lomas, controlada por Cuéllar, que presta ahora el servicio de agua potable a la zona.

En ambas propuestas también se sugiere otra Ubost en la que encuadrar a Cuéllar, junto a Frumales y las restantes entidades locales que tiene, cumpliendo así también las prescripciones legales de cifra de población, número de municipios y continuación espacial de su territorio.

El borrador de la Junta.

Las alegaciones presentadas responden al borrador que la Junta presentó en octubre de 2015 para el estudio de la división de la provincia en Ubost, con las que se pretende dotar de mayor eficacia y eficiencia la prestación de los servicios públicos, en términos de optimización y garantía de igualdad en la accesibilidad de los ciudadanos. Las divisiones, según la Junta se definieron a partir de la experiencia en la prestación de servicios básicos así como las singularidades y características de cada zona de la provincia.

En esa propuesta se incluía la Ubost “Mar de Pinares Carracillo” formada por los ocho municipios integrados en la primea alegación, además de Frumales y Cuéllar y sus entidades locales menores con un total de 13.935 habitantes.

En la segunda alegación se suman los pueblos de Navalmanzano y Mudrián, que en el dibujo inicial de la Junta estarían integrados en la Ubost “Los Arenales-Río Pirón”, una amplia superficie en el centro de la provincia con 17 municipios entre ellos, los de Mozoncillo, Aguilafiente, Carbonero el Mayor, Fuentepelayo o Mozoncillo.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *