web analytics

El Ayuntamiento gastará 3,5 millones para desarrollar el ‘proyecto estrella’ del pacto

El Gobierno del Ayuntamiento de Segovia ha presentado el anteproyecto para la adecuación y recuperación de la cabecera del valle de Tejadilla, 18 hectáreas al oeste de la carretera de Villacastín que se pretende convertir en un enorme parque que la alcaldesa considera “la continuidad del cinturón verde de la ciudad”, aunque no tiene conexión con los valles del Eresma o el Clamores. La actuación, “la más importante de este mandato”, según la alcaldesa, tiene un presupuesto inicial estimado en 3,5 millones de euros y se pretende ejecutar antes de que finalice el mandato, en 2023.

“Aquí no habrá un solo edificio”, proclamaba este 1 de julio la alcaldesa, Clara Luquero, mientras esbozaba las líneas básicas del anteproyecto para la “adecuación y recuperación de la cabecera del valle de Tejadilla”  una regeneración integral que, según sus promotores, supondrá la total restauración del paisaje y su integración en la estructura urbana. Efectivamente, lo más parecido a construcciones que dejarán las obras serán los tres aparcamientos al aire libre con unas 230 plazas en total que se crearán en distintos puntos. El resto, viales, áreas estanciales y de juego o zonas verdes.

Anteproyecto de la actuación en la cabecera del valle.

Planteada en tres fases, la primera intervención se ejecutará antes de que acabe el año y durará tres meses. Es la más “barata” del paquete, 350.000 euros, pero también la más urgente para los vecinos del barrio de la Estación ya que generará espacios de recreo, en el entorno del colegio Carlos de Lecea con la calle del Greco como eje de conexión, además de una pista polideportiva y un aparcamiento con “60 ó 70 plazas”, según el concejal de Obras, Miguel Merino.

La segunda fase se sitúa justo en el extremo contrario del área de actuación, con entrada por la carretera de Villacastín, cerca del puente de hierro, un espacio para el que se piensa en la creación de una zona de parque destinado a “juego, actividad física, paseo y esparcimiento” pero para el que no se ha aproximado el coste durante la presentación.

Vista de satélite de la zona de actuación con su aspecto actual.

En realidad, la segunda y la tercera fase —esta última afecta al terreno más escarpado y bajo del valle— son actualmente bocetos pendiente de concretarse e incluso de la celebración de concursos de ideas para elegir la mejor solución, según adelantó la alcaldesa. Se sabe, eso si, que en todo el proyecto “se plantean soluciones aterrazadas en bancadas, típico del paisaje en laderas del entorno de Segovia y se emplearán plantas tapizantes muy resistentes, en función del clima, con especies locales y arbolado autóctono”.

Paralelamente, un convenio con la empresa Aquaest permitirá que en la misma zona se proceda a la renovación del colector que transcurre por allí y da servicio a los polígonos industriales y la calle Obispo Quesada y su entorno con una inversión calculada en 4,8 millones de euros más. Según la alcaldesa, ese convenio ya está listo para su firma.

Medio equipo de Gobierno

La regeneración de la cabecera del valle de Tejadilla es un proyecto de carácter estratégico para el Gobierno municipal, “el más importante de este mandato”, en palabras de la alcaldesa, Clara Luquero. Tras formar parte destacada de los programas electorales, también es uno de los acuerdos que dio forma al pacto de Gobierno entre PSOE e IU. Por eso, pese a su alto precio, Luquero fue tajante: “este proyecto lo tenemos que ejecutar” y además en este mandato. Es más, si la situación económica se complicara en exceso en los próximos meses no hay plan alternativo, “el único ‘plan b‘ sería tardar más o menos, pero se hace”, insistió.

Los gobernantes de la ciudad quisieron escenificar precisamente el carácter coral de este proyecto con una “multitudinaria” presentación al aire libre en un espacio que ahora mismo es muy hostil pero que se espera que sea mucho más acogedor tras la ejecución de la segunda fase.

Los cuatro concejales implicados directamente en el proyecto junto a la alcaldesa, durante la presentación.

De esta forma, en el acto comparecieron la alcaldesa y cuatro concejales: de Urbanismo, Clara Martín, encargada de la planificación del proyecto; el de Obras, Miguel Merino, que llevará el peso de la ejecución; el de Medio Ambiente, Ángel Galindo, que verá aumentar sustancialmente los parques y zonas verdes dependientes de su Concejalía y de Deportes, Marian Rueda. Fuera del encuadre de las fotos, también acudió a la presentación la edil de Asuntos Sociales, Ana Peñalosa. Total, la mitad del equipo de Gobierno.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

9 Comments

  1. Aunque parezca ya, superfluo, a nuestros políticos: distancia, mascarilla y precaución… ¡Gracias! Es un consejo del ‘Ministerio de la Sensatez y el Raciocinio’ (¡Ah! que no lo hay, pues mire usted, puede que sea uno de los únicos necesarios). Manda carallo.

    Post a Reply
  2. Estan “acarajotaos”, tanto tiempo sin salir en las “afotos” que no tienen ni un ápice de sentido común y se salen del protocolo sanitario, pero ya les defenderá algun pesebrero diciendo que estan al aire libre, y de distanciados nada, de los que si están distanciados es de sus convecinos y ciudadanos, estos van por libre. Por lo menos hay uno que si lleva mascarilla(es tan complicado siendo un cargo público dar ejemplo, ya llevan el sacrificio en el sueldo)uno si las otras no, así estan en el desgobierno municipal.

    Post a Reply
  3. El proyecto tiene buena pinta, como la tenía el CAT. Esperemos que con esta inversión haya más suerte.
    Sobre las mascarillas y la distancia de seguridad, pues eso, como bien decís, ya se nos ha olvidado todo, luego diremos que la culpa de un rebrote la tienen los adolescentes y los madrileños.

    Post a Reply
    • Lo de las mascarillas y la distancia de seguridad he pensado yo, pero digo que lo mismo están en una terraza de un bar…

      Post a Reply
      • Pues claro Andresg, pero el político tiene que ser el primero en dar ejemplo. Si tú te juntas con tus allegados en una terraza y sin mascarilla, pues está dentro de lo natural y razonable, otra cosa es que no mantengas la distancia de seguridad con alguien fuera de tu entorno, por tanto no creo que sea una escusa.

        Post a Reply
  4. El proyecto, sin conocerlo más que por esos planos poco claros, parece interesante y -sobre todo- necesario.
    Me gustaría un valle lo más natural posible, con muchos árboles y arbustos, sendas de tierra y poco o nada de cemento.

    Post a Reply
  5. El que hace la ley, hace la trampa

    Post a Reply
  6. Madre mía, con la deuda del ayuntamiento, que cada día es mayor, con la bajada de ingresos (cierre de empresas es igual a menos recaudación), de población (los que no se mueren, se van porque las oportunidades de trabajar aqui cada dia son menores) y al ayuntamiento lo único que se le ocurre, es hacer un parque en las afueras para que paseen los fantasmas de los segovianos ¿No hay bastantes zonas verdes en Segovia? ¿de verdad? Eso si obviamente, es un proyecto imprescindible (ante una catástrofe, por favor salven primero la ideología).

    Post a Reply

Responder a In Sens Atos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *